Cartas de lectores

Día Mundial de los Humedales

No es habitual oír hablar de Ramsar; una ciudad de Irán (ex Persia) sobre la costa del mar Caspio.

Lunes 05 de Febrero de 2018

No es habitual oír hablar de Ramsar; una ciudad de Irán (ex Persia) sobre la costa del mar Caspio. En Ramsar, el 2 de febrero 1971 se firmó el denominado Convenio de Ramsar sobre los humedales mundiales. El convenio entró en vigencia en 1975, con la adhesión de casi la totalidad de los países integrantes de las Naciones Unidas, inspirados en el propósito de proteger el valioso ecosistema de los humedales; su flora, su fauna y sus recursos. Además de regular las crecientes, acumular agua potable y fijar el dióxido de carbono (CO2), los humedales son el hábitat de innumerables aves, mamíferos, reptiles, peces, plantas y árboles; un verdadero santuario para la biodiversidad. Estos sistemas de agua de poca profundidad, son denominados también pantanos, un nombre que no me parece muy feliz, porque a muchas personas les sugiere lagunas barrosas y misteriosas cubiertas de malezas. Los humedales cuya principal característica es tener su suelo saturado de agua, se encuentran en las zonas tropicales y frías, en las llanuras a nivel del mar y hasta en las altas cumbres. Ocupan una importante porción de la superficie terrestre, casi el 10 por ciento. Para quienes no estamos en el tema, apenas si conocemos la existencia del Parque Nacional de Los Everglades, ubicado al sur del Estado de Florida en Estados Unidos. Es una reserva subtropical de humedales declarado en 1979 Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Y también hemos oído hablar de El Pantanal (Brasil, Paraguay y Bolivia), y de Candaba (Filipinas) que ubicado en el sudeste asiático es uno de los más bellos del planeta. En la Argentina y en nuestra región, el que más conocemos es el de los Esteros del Iberá que, sin embargo, no es el más extenso ya que en Catamarca está el de las Lagunas Altoandinas y Puneñas, constituyendo el humedal más grande del país; cincuenta veces más amplio que el del Iberá. Ahora bien, la contaminación está poniendo en peligro la vida de los humedales, y el bienestar que significan para sus comunidades que se benefician con la actividad pesquera, forestal y agropecuaria que promueven. Por este motivo las organizaciones ambientalistas hace años que vienen reclamando una ley de protección de humedales. En homenaje al Convenio de Ramsar es que el 2 de febrero ha sido declarado el Día Mundial de los Humedales; una conmemoración no muy conocida y que debiera difundirse mucho más, para que la preservación de estos importantes espacios naturales se concrete.

Edgardo Urraco


Los zonzos de ayer y siempre

Releyendo a don Arturo Jauretche, en su "Manual de Zonceras Argentinas", bien considerado, "La Biblia patria", se nos achican notablemente los espacios de años recorridos por los argentinos. A pesar del tiempo, el pueblo continúa siendo un círculo de digestores de zonceras que consumen y difunden la mercadería distribuida por los vivos de alto grado. Explica: "El más alto título para un presidente de la república es ser para el pueblo, un buen padre de familia, considerando que el padre de familia es a quien nuestro Código Civil atribuye el beneficio de competencia. Este consiste en el alto privilegio que permite al padre de familia sustraer a los intereses y exigencias de los acreedores, lo imprescindible para remediar el hambre y la sed de los suyos". Rubricando la antigüedad de nuestras zonceras y la razón de Jauretche, recordemos una expresión relacionada por el presidente Nicolás Avellaneda: "La república puede estar dividida hondamente en partidos internos, pero no tiene sino un honor y un crédito, como sólo tiene un solo nombre y una bandera, ante los pueblos extraños. Hay dos millones de argentinos (población de entonces) que debería economizar sobre su propia hambre y su sed para responder en una situación suprema de los compromisos de nuestra fe en los mercados extranjeros". Deduce don Arturo: "Para semejante candil... más vale estar a oscuras". Podríamos considerar indulgente la expresión de Avellaneda, suponiendo un recurso para lograr endeudamiento, pero la frase y el modo sin lugar a duda alguna se han sacralizado. Es aquí entonces donde aquella vieja zoncera al ser nuevamente escuchada cumple la función de eterna zoncera, contribuyendo hoy aun, a la debilidad del conjunto de nuestro país.
norbertoivaldi@gmail.com


Atropello contra los jubilados

Es evidente que hay que ser de acero, para no reaccionar ante tal atropello de lesa humanidad . Este avasallamiento que han hecho con los jubilados nuestros queridos legisladores, donde nos pagan un sueldo de hambre de 7.300 pesos, que me inclino a considerarlo como una propina que nos dan, a nosotros los jubilados, estos señores políticos, que ellos sí cobran elevadísimas sumas de dinero, con relación a nosotros. Digo estos señores, no tienen padres, tíos, abuelos. Si los tienen, creo que los mismos les deben estar diciendo, si les queda un poco de dignidad, que con nosotros han cometido un atropello a la democracia, con la propina, que bien digo nos dan como sueldo. Es evidente también sin duda y si no se mueren antes, todos ellos llegarán a tener 65 años y que lógicamente si siguen aferrados a sus puestos políticos, cobrarán suculentas jubilaciones. De otra manera, si fueran patriotas verdaderos, trabajarían gratis, para ayudar a engrandecer a la Nación, y no como ahora, que muchos corren como ratones buscando alcanzar el queso, llenando sus bolsillos de dinero mal habido. En fin, que Dios y el país se lo demanden. Como corolario, les diré que trabajé 50 años, aporté a la Ansés durante 40 años y fui jubilado teniendo en cuenta, los últimos 10 años de aporte, que como pasa siempre, son los peores años, a quién de estos patriotas ya mencionados les reclamamos el aumento del 150 por ciento que últimamente ellos sí se hicieron, sin consultar con nadie y directamente se aumentan. Estoy seguro, que si los jubilados fuésemos una fuerza importante y decisiva con nuestros votos, otro hubiera sido nuestro destino y no este de pobreza. La manera obsoleta en que distribuyen la riqueza que sale de Ansés nunca equiparará a los ricos con los pobres, sino que los pobres seremos más pobres, en fin quisiera agradecer una vez más por la propina que nos dan.
Armando Torres Arrabal
DNI: 6.047.844


De las agresiones y algo más

La diputada Graciela Ocaña, luchadora incansable contra la corrupción, tuvo un ataque inadmisible y repudiable de Hugo Moyano. Sus denuncias hacia el sindicalista condujoeron a Moyano a una actitud indigna y miserable. Decir que esta dirigente política, de silencioso trabajo, es una cucaracha, es una humillación que habla a las claras de quien la profiere. Pretender desmerecer a Ocaña con calificativos de quien debe responder ante la Justicia, evitando agravios, insultos y victimizaciones, va más allá de esta condenable actitud del sindicalista. Moyano sólo debería limitarse a responder en el ámbito correspondiente, las acusaciones que pesan en su contra como ya algunos lo han hecho, sin pretender desviar la atención como lo intenta. Desmerecer a quienes investigan y a cuantos apuntan por transparencia y honradez en políticos y dirigentes que desempeñan funciones específicas, nada le suma a Moyano al tomar el camino del menosprecio y de la prepotencia. Más bien que dedique su tiempo a preparar y presentar lo que considere, cumpliendo como debe ser y en el lugar que corresponde. Debería sugerírsele omitir conductas que sólo le restan, y lo muestran preocupado en su desempeño.
Nora E. Cardarelli
DNI: 14.510.012


Democracias y democracias

Tras la muerte de Ingvar Kamprad, nacido en una comarca rural sueca en 1926, me llamó la atención cómo lo llamó María Fluxá en El Mundo de Madrid: "El hombre que al crear Ikea democratizó el diseño". Kamprad creó en 1943 una compañía que "democratizó" el diseño y que hoy consume el uno por ciento de la madera que se comercializa en el mundo. Llegó a ser uno de los hombres más ricos del globo (una fortuna de 46.300 millones de dólares) vendiendo muebles originales y económicos. Para Ikea, los clientes desempeñan un papel vital: la empresa empaqueta los productos, pero el comprador debe armarlos y recibe las herramientas para montarlos. Siempre se nos dijo que democracia era elegir por voto popular al gobierno, aunque luego éste imponga por la fuerza impuestos y leyes que no nos gustan, y ni que hablar de aquellos que no los votan y tienen que soportar leyes que no quieren. Parece que "democracia", según Ikea, es poner al alcance de una mayoría popular algo que antes era para pocos. Me gusta eso de que los clientes son los que mandan, esa "democracia" del mercado donde los usuarios imponen productos y servicios que prefieren, como cuando con el comando del televisor "votan" por un programa u otro, variando el rating, y alejando o encumbrando artistas. Me gusta que el público mande sin que se le impongan coactivamente leyes ni impuestos. Para eludir esos impuestos y que la empresa fuera viable, Kamprad vivió en Luasana, Suiza, 40 años. Además, Ikea hoy tiene sus bases fiscales en Holanda, Liechtenstein, Suiza y Luxemburgo, cuyo propietario es una fundación. Empezó como una empresa que sólo vendía por correo. Recién en 1958 abrió una tienda en Almhult, la primera de las 412 que hay hoy en el mundo. Esto de vender sin locales físicos, en plan de ahorrar costos, me recuerda a Amazon cuyo éxito no descansa sólo en ser una puntocom sino en ahorrar al no estar apresada por regulaciones e impuestos estatales. Amazon anunció otra "democratización", el lanzamiento de una compañía de salud que apunta a bajar costos. El proyecto, dirigido inicialmente a empleados y familiares, alcanzaría a millones de beneficiarios, a los que se les proveería cobertura médica a costo razonable, ya causó conmoción en la industria sanitaria. La posibilidad de que el gigante del comercio electrónico, y sus socios, tome el control de la distribución de medicamentos recetados generó que empresas del sector registren caídas.
Alejandro A. Tagliavini

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario