política

Delitos institucionales

Lunes 30 de Agosto de 2021

Es algo increíble que nadie tome en cuenta (tal vez por ignorancia) que el partido gobernante, penetrado por el castrocomunismo, está tratando de defender a una persona, aún, a costa de destruir el sistema republicano y la democracia. La situación creada dentro de la Quinta de Olivos (propiedad del Estado nacional) por el administrador del Ejecutivo, tiene una cadena de acontecimientos que el Poder Legislativo no puede obviar. Se han cometido delitos institucionales graves, no sólo el acto de la reunión prohibida por decreto, hay que sumarle facilitar el traslado de los participantes (la única forma de cruzar los controles era viajar en vehículos oficiales que son costeado con dineros públicos). La autorización para entrar al predio que es propiedad del Estado, la participación del administrador electo, y la falta de la denuncia (en su carácter de comandante en jefe de todas las fuerzas de seguridad nacionales) de la realización del evento (que se conoció un año después), lo cual configura ocultamiento de pruebas a la Justicia y mentirle al ciudadano. Acción por la cual, además, incumple con los términos del juramento que todo funcionario electo efectúa cuando asume y que indica “que cumplirá y hará cumplir la Constitución y las leyes”. La falta de cumplimiento por parte de los representantes del pueblo (legisladores) de su función de controlar al Ejecutivo y preservar las instituciones de la República, es peligroso, sino fatal, para ésta y la democracia. La verdad y la justicia deben prevalecer, aunque se caigael firmamento. Es la única defensa que tiene el sistema Republicano, la democracia y el ciudadano de a pie.

Julio Ricardo Sánchez

DNI 6.043.532

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario