Cartas de lectores

Del Monumento a la Bandera

El Diario La Capital en 1872 difundió la primera noticia de la propuesta de construir un monumento conmemorativo a la Bandera nacional.

Jueves 25 de Junio de 2020

El Diario La Capital en 1872 difundió la primera noticia de la propuesta de construir un monumento conmemorativo a la Bandera nacional. La investigación de Wladimir Mikielievich para la Sociedad de Historia, en la actualidad, Junta de Historia de Rosario, nos ubica en los comienzos del trazado urbano de la incipiente ciudad. El ingeniero geógrafo, Nicolás Grondona, genovés de nacimiento pero radicado en Rosario en 1855, es autor del primer plano litografiado de la ciudad en 1858. Su experiencia en Europa durante cinco años, le valió para que lo designasen ingeniero municipal entre 1871 y 1877. Dejó un importante legado cartográfico, planos y urbanísticamente trazó muchos de los bulevares y avenidas hoy existentes. Cuando se habla del lugar donde se enarboló por primera vez la Bandera lo relacionamos con la obra monumental de Angel Guido y Bustillo, pero históricamente debemos recordar el proyecto de Grondona que desarrolló en un folleto publicado en la Imprenta Monzón, de erigir un "Monumento Conmemorativo a la Bandera Nacional Argentina". El 1° de septiembre de 1872 hizo un llamado a vecinos distinguidos "con el fin de poder levantar en el punto donde se enarboló por la primera vez a la Bandera", propuso construir dos pirámides recordatorias, una en la isla, en el lugar mismo donde se estableció en 1812 la batería "Independencia", y la otra sobre la barranca del Paraná, donde estaba situada la batería "Libertad". Para concretarlo pidió a la ciudadanía un aporte voluntario que significaba un aporte por seis meses de dos pesos fuertes. Otros donaron materiales, aportaron su trabajo artesanal gratuitamente, redujeron los montos o fletes. El Diario La Capital, el 4 de julio de 1872, publicó este texto: "Monumento Conmemorativo. El ingeniero Nicolás Grondona ha obtenido en la bajada que se acaba de construir en la calle de Santa Fe, un pequeño terreno que forma un ángulo agudo sobre la línea de la barranca, y se propone, ayudado por algunas personas de su amistad, construir un pequeño monumento conmemorativo, por haber sido en aquellas inmediaciones donde existió una batería al mando del General Belgrano en la guerra de nuestra emancipación, y también ser el lugar donde por primera vez se enarboló la bandera". Se pudo concretar sólo una, la pirámide situada en la isla del Espinillo, que fue arrastrada por una fuerte creciente en 1878 y puede ser vista en la litografía que se conserva en el Museo Julio Marc.

Liliana Olivieri

Haga cola, espere su turno Boudou

Porque hace tiempo cientos de miles de jubilados hacen colas largas, interminables. Para que algún funcionario de turno respete sus libertades. Haga cola, espere su turno Boudou. Son ejércitos de abuelos enfermos que quieren un aumento para comprar remedios. No se puede hacer diferencia entre abuelos peronistas y radicales. Lo injusto es injusto para todos, lo mismo que los actos inmorales. Usted es joven, puede esperar. Primero deben cobrar los que siempre esperan. Los ancianos enfermos, los que están a punto de morir. Los que esperan un billete más y que gracias a su trozo de pan dibujen su rostro feliz. Miles de jubilados tienen papeles en las manos. Papeles de jueces con sentencias y sin embargo son pocos los políticos de la patria que actúan con clemencia. Haga cola Boudou, se lo exijo y seguramente se lo exigirá otro argentino. Deje que cobren los abuelos olvidados y que mejoren sus destinos. Ya veo sus números, Boudou. Su total equivale a mil jubilaciones de patriotas mayores. Respete su turno. Haga posible que con su acto nos se mueran tristes en la planta millones de abuelos maduros.

MIguel Faes

El Papa se olvidó de nosotros

Mi pregunta es si el Papa Francisco es argentino. Él, que jamás se acordó de sus conciudadanos desde que llegó a ser Papa. No fue capaz de pedir ayuda ante el mundo para cooperar con el país que lo anidó durante tantísimos años. ¿Puede ser que no haya hecho nada para que empresas grandes vengan al país? Hay que decirlo a los cuatro vientos, nos dio la espalda a todos los argentinos. Ya no se acuerda, creo, de sus orígenes o quiere tratar de no acordarse.

Jorge de Haro

DNI 6.061.113

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario