educación

Curiosidades etimológicas

Miércoles 14 de Abril de 2021

Muchas palabras las usamos correctamente, desde que las aprendimos en nuestra infancia, pero que satisfacción sentimos cuando sabemos de su verdadero significado (etimología) y más aún, los de aquellos que son de “fácil deducción” y de los cuales no nos habíamos dado cuenta de ello. Algunos ejemplos de estos casos: bombilla, es el diminutivo de “bomba”, dado que por aspiración permite “bombear”, la infusión de yerba mate hasta la boca del “matero”. Es una bomba aspirante. Ochava, viene de 8, todos los que habitamos en alguna manzana, que son superficies de 4 lados, al “cortar” en las 4 esquinas con el “chaflán” que es la ochava, se convierte en una superficie de 8 lados. Pelear viene de “pelo” porque antiguamente cuando la gente se peleaba, se tomaba de los pelos de su contrincante. Suela, la del calzado, viene de “ suelo”, pues es la parte del mismo que contacta con el suelo. Verdura, viene de verde, es el color que predomina en las hojas comestibles que el verdulero vende en su verdulería. Delantal, procede del hecho de que está “delante” de las ropas que trata de proteger. Lechón, viene de leche, es el cochinillo que todavía se amamanta, cuando comienza a comer otros alimentos sólidos deja de ser un “lechón”. Lechuga, viene también de “leche”, en las primitivas variedades de esta planta, las que eran de color verde oscuro, al corte de la hoja surgía un líquido blanco lechoso. En italiano “latte” es leche y “lattuga” es lechuga. Rutina viene de “ruta”, hacer siempre la misma ruta. Y para finalizar: compañero viene del latin “com-panis”, o sea que es con el que se come el mismo pan, y camarada es aquel que comparte la misma cámara de dormir, como acontece en los regimientos y en los colegios de internados. Tal vez algunos lectores se aficionen al “mundo de las palabras” que tantas satisfacciones nos pueden dar.

Omar Alfredo Re

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario