Cartas de lectores

Cuanto peor, mejor

Bueno señores, se acabó la paciencia del peronismo. Ahora en tándem con los sectores de la izquierda.

Viernes 07 de Septiembre de 2018

Bueno señores, se acabó la paciencia del peronismo. Ahora en tándem con los sectores de la izquierda. Que ya no son "los jóvenes idealistas y maravillosos" de los años 60 y 70, y por entonces en su gran mayoría apodados "idiotas útiles". Otra vez flaquea la democracia que tanto nos costó conseguir. Comenzaron los dirigentes sindicales en modo especial de tres poderosos gremios como lo son la Asociación de trabajadores del Estado (ATE); Educación, en modo especial Ctera, que brega por el saber y el comer de los más humildes, y el gremio bancario. Todos junto a sus amigotes de las cámaras legislativas, que ganan un sueldo de Suecia, y sus respectivos punteros y allegados, comenzaron a agitar el árbol de los incautos dueños del poder. Y mientras estos hacen lo imposible mendigando dólares en los centros de poder transnacionales, casualmente para que los que desean tumbarlos arreglen sus cuitas junto al hambre de las clases más bajas de los que dicen representar. Mientras tanto, y de continuar las cosas así, el dinero del exterior tardará en llegar. Ocurre, y la cuestión es muy simple, que para solucionar tantos años de fiesta viviendo de renta prestada, no queda otro remedio que trabajar, producir y exportar para arreglar los números. Y los que integran aquellos gremios que les mencioné, evidentemente todos los días en la calle luchando, no estarían dispuestos ni a trabajar, y mucho menos a que la Argentina alguna vez resuelva sus reiteradas crisis.

Felipe Demauro


Venezolanos en la Argentina
En La Capital de 4 de septiembre, página 22, hay un artículo sobre la emigración venezolana. En un párrafo dice: "Además, de los países limítrofes, los venezolanos llegan más lejos, como a la Argentina, donde se han adaptado rápidamente" y "son muy solicitados por los empleadores". Me pregunto, ¿no hay trabajo para los argentinos o ellos son mejores? ¿O los argentinos no quieren trabajar? Más aún, en un reportaje hecho por este mismo diario, hace unos meses, a un venezolano de los más de mil que hay en Rosario, respondió que todos consiguieron trabajo. Creo que todos sabemos el porqué.
DNI 6.347.664
Crímenes pasionales
Una mujer encolerizada le tiró el auto encima a su novio y lo mató. Ahora los jueces le dan una condena de tres años y nueve meses, y en dos años quedará libre, o antes si recibe alguna rebaja de pena por presión de las feministas. Y nadie dice nada. Pero, ¿cuántas manifestaciones violentas, escraches y destrozos hubieran hecho en todo el país si fuese al revés, vale decir, que el novio la hubiese pisado y matado a la mujer, y le dieran una pena tan leve? Hay una actitud totalmente desproporcionada con respecto a estos crímenes pasionales, fomentada por ideologías fanáticas.
DNI 6.065.831
Ahora los corruptos hablan
En estos días de crisis, los corruptos, personajes siniestros que gobernaron durante 12 años y que no sólo saquearon el país sino que nos destruyen la Patria, con un cinismo siniestro, hablan dando "consejos". Estos personajes no tienen autoridad moral ni humana para decir algo; más aún, si tuvieran un mínimo de dignidad se tendrían no sólo que callar sino ni aparecer. Lamentablemente la Justicia ha hecho muy poco, porque esta banda, con Cristina a la cabeza, y todos sus sicarios tendrían que estar en un calabozo. Todos los argentinos de bien nos preguntamos todos los días cuándo los integrantes de esta banda corrupta devolverán lo que robaron al pueblo argentino, que según cálculos oscila alrededor de 200 mil millones de dólares. Con ese dinero hoy seríamos uno de los mejores países del mundo.
Juan Carlos Bressan
Ya no es culpa del kirchnerismo
Frente a la difícil situación social del país, agravada por el desempleo y la falta de oportunidades para mucha gente, es hora de que el gobierno nacional deje de hablar de la herencia y se enfoque en los errores propios, cuando se cumplen mil días de gestión. Ya no son las políticas erróneas del kirchnerismo y los supuestos actos de corrupción las causas de la crisis argentina. La ineptitud sumada a la falta de comunicación para explicarle al pueblo claramente cuáles son los problemas y una mayor transferencia de recursos a los sectores concentrados de la economía constituyen algunos ejemplos concretos de los problemas que hoy afrontan millones de ciudadanos, que no saben qué hacer con sus vidas porque carecen de empleo digno, de salarios acordes a sus necesidades y otros factores importantes como la falta de una adecuada alimentación, escolarización y atención sanitaria. La actual administración de Cambiemos ha dado muestras de absoluta ineficiencia e ineficacia para resolver las dificultades de la gente. Incluso, ha incumplido con las propuestas de campaña. Eso es imperdonable para muchos que confiaron y esperaron decisiones políticas tendientes a cambiar todo aquello que se hizo mal en el gobierno anterior. El aumento de la pobreza, y la desocupación más la devaluación, la baja de la producción industrial, los despidos, el cierre de empresas, todo está en sintonía con la desesperanza y desazón. No es tormenta, sino una grave crisis socioeconómica. Deberían llamar a las cosas por su nombre. Basta de maquillajes. ¿Acaso el incremento del dólar no es un indicador de desconfianza, luego de haber trepado más del 100%? Entonces, ¿por qué no lo admiten? Estamos en un momento difícil, complicado. Y ya no es por culpa del kirchnerismo, es culpa de un gobierno que no encuentra el rumbo.
Marcelo Malvestitti
Un aporte a la crisis
Desde hace varios meses venimos evaluando el comportamiento de nuestros representantes, léase diputados, senadores, ministros, secretarios, y demás políticos de carrera que se muestran muy preocupados por el devenir de nuestro país. Como aporte patriótico les propongo que se reduzcan a la mitad los gastos que ustedes originan al país. Es decir, por si no lo entienden, reducirse el sueldo, los extras (como viáticos y otros), asesores y demás gastos. Creo que no solucionaremos todo pero será una señal de que ustedes colaboran con el gobierno del cual forman parte. Además, en vista del trabajo que hacen y de los resultados obtenidos de vuestra gestión (ni siquiera pudieron sacar una ley para regular embarazos no deseados, muestra de que fue analizada por incompetentes, y el Senado se niega a una ley que les haga devolver lo robado a los ladrones que nos gobernaron), y de cómo se muestran a la sociedad. Vuestra ropa y autos no revelan situación de pobreza. Los desafío públicamente a que con entereza aprueben una ley de estas características. Aclaro que si no tienen entereza la pueden aprobar igual. Ahora veremos quiénes son realmente.
Guillermo Recagno


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario