Carta de lectores

Cuando el día aclara

Miércoles 18 de Noviembre de 2020

El sol se vislumbra e ilumina la tierra para que tengamos luz. Nosotros abrimos los ojos cada

El sol se vislumbra e ilumina la tierra para que tengamos luz. Nosotros abrimos los ojos cada mañana y miramos al infinito preguntándonos cómo será la presente jornada y, de pronto, recordamos que estamos viviendo una pandemia. Sin embargo, por estos días pareciera que el tema ha desaparecido, en gran medida, de nuestra conciencia y de nuestros hábitos matutinos, de pronto recuperados. Creemos que es todo regular y comenzamos a planificar, a generar compromisos y entretenimientos como hace ocho meses atrás. Es noviembre, mes cálido, y abre la puerta a diciembre, inicio del verano y proximidad de las fiestas de Fin de Año, lo que contribuye al olvido. Comienzan las despedidas y la ciudad se llena de decoraciones propias de Navidad. La gente corre y se llena de regalos. Reserva sus mesas o prepara las comidas acostumbradas para estas fechas. Este paisaje característico de una normalidad anterior es imposible reiterarlo. El cielo aclaró pero no se despejó totalmente. Las nubes acechan y el sol todavía no se observa a pleno. Una realidad, que llamamos nueva normalidad y que aún no la incorporamos, ya funciona y administra el desarrollo cotidiano. El sol salió para nosotros que salvamos hasta ahora nuestras vidas. Ignoramos qué sucederá en poco tiempo. ¿Podemos festejar un año infausto, lamentable y perdido como 2020? Valorar nuestra existencia en este marco es crucial así como excluir todo aquello que está reñido con la pandemia. Intentemos ser cautos y prudentes. Busquemos caminos alternativos, moderados. Apreciemos, estimados lectores, los privilegios de convivir con pocas limitaciones e inconvenientes. Los días se están aclarando lentamente y el sol está de a poco asomando, queriendo brillar y manifestando la esperanza de un mañana distinto tan deseable por todos.

Mabel Martínez

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS