Cartas de lectores

Crueldad con visos legales

La caza del jabalí con perros es una de las prácticas más obscenamente crueles que se puedan imaginar.

Lunes 29 de Octubre de 2018

La caza del jabalí con perros es una de las prácticas más obscenamente crueles que se puedan imaginar. Tanto el chancho como los perros se torturan entre sí, quedando heridos, moribundos o desangrándose lentamente. De esta contienda aberrante y violenta el único que termina sin huellas del combate es el promotor de esta siniestra cacería, que no es otro que el cazador, cuya acción está legalizada por algunos gobiernos cómplices pero jamás legitimada por los pueblos, que están hartos de estos hechos bochornosos, dignos de la Edad Media pero que ocurren aquí y ahora en una localidad de la provincia más importante de nuestro país. La reflexión surge a raíz de una ley municipal, votada salvo dos honrosas excepciones, por el Concejo Deliberante del partido de Patagones (provincia de Buenos Aires). El Deliberativo acaba de sancionar una ordenanza que es una acabada muestra de lo que no deben hacer los legisladores, quienes dieron rienda suelta al sadismo abalanzándose codiciosos sobre jabalíes y perros, destrozándose mutuamente en un duelo legalizado por los concejales con la anuencia y los vítores de los cazadores. Dicen que a los legisladores se los conoce por las leyes que elaboran y sancionan. De ser así, esta ordenanza los deja mal parados ante los ojos de sus conciudadanos y del país. Pero aún falta una observación prioritaria .Estos señores omiten que en el Código Penal argentino está incluida la ley nacional 14.346 que prohíbe y castiga los actos de maltrato y crueldad ejercidos sobre los animales. ¿En manos de quiénes estamos? ¿Qué podemos hacer cuando los que deberían ser nuestros representantes no nos representan como actores sociales y solo actúan en nombre de determinados sectores interesados? En nuestro país se da una contraposición irracional: mientras en las nuevas generaciones cobra vida el respeto hacia todas las formas de vida y sucumbe el antropocentrismo, la clase gobernante actúa con saña contra los animales y sus derechos volviendo la historia dos siglos atrás. Pero otro país es posible y necesario. Y en ese país la violencia legalizada contra los animales debería ser desterrada al olvido. "La grandeza de una nación y sus logros morales se mide por el trato que dan a sus animales". Mahatma Gandhi.

Felisa Aurascoff
Asociacion Animalista Mahatma Gandhi


Menor sin cobertura médica

A través de este espacio, quiero manifestar mi reclamo a la Superintendencia de Salud, ya que mi hija de 19 meses se encuentra sin obra social. El 14 de mayo pasado, mi esposo, quien se desempeña como personal no docente, se afilió a Osdop. Intentamos adherir también a Julieta, nuestra hija, quien en ese momento se encontraba a mi cargo, afiliadas ambas a Medifé; prestación que utilizábamos derivando aportes a Ospesa. En esa oportunidad se nos sugirió no efectuar el traspaso a los efectos de que la nena no se quede sin cobertura por tres meses. Ya en el mes de julio tomamos la decisión de hacer efectivo el cambio; por tal motivo, el 26 me dirigí a Medifé, con toda la documentación, a dar la baja de Julieta como afiliada. Dado que este trámite no fue suficiente para que la desvinculación de mi hija se hiciese extensiva a Ospesa, envié una carta a esta última, a su sede central en Buenos Aires. Recién el 11 de septiembre, y luego de idas y vueltas, la mencionada obra social asentó la baja solicitada. Aún luego de esa gestión, Osdop no nos toma a Julieta como afiliada ya que sigue figurando como adherida a Ospesa, según los registros de la Superintendencia de Salud. Osdop nos solicita, como alternativa, que Ospesa nos emita una constancia de baja, documentación que no se nos quiere brindar. La Superintendencia de Salud no efectúa la baja de mi hija como afiliada a Ospesa, por motivos que desconozco, ya que he presentado todo lo requerido para tal gestión en tiempo y forma. Ya no sé a qué instancia recurrir. Como todo en este país, la asquerosa e implacable burocracia siempre utiliza a los mismos rehenes. Lo cierto es que al día de hoy, Julieta se encuentra sin cobertura médica.

María de los Angeles Murgia
DNI 28.578.858


Familia de sextillizos

En el mundo hay muy pocas familias de sextillizos. En la Argentina hay sólo dos, y Rosario tiene el privilegio de tener una. Se trata de la familia Asencio, oriunda de la localidad de Cañada del Ucle (Santa Fe), con domicilio en Rosario. Los seis hermanos, dos varones y cuatro mujeres, nacieron en 1994, y actualmente tienen 24 años. Sería muy importante que el Concejo, que otorga distinciones, designe a esta familia como "Familia Distinguida" habitante de la ciudad. Es un particular deseo que, entiendo, puede acompañar al de muchos rosarinos.

DNI 6.005.840


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});