Cartas de lectores

Controles en obras particulares

Parece mentira la cantidad de propiedades de antigua data que se demuelen por día para levantar edificios que habitarán veinte familias donde antes había una o dos en ese mismo espacio.

Lunes 13 de Enero de 2020

Parece mentira la cantidad de propiedades de antigua data que se demuelen por día para levantar edificios que habitarán veinte familias donde antes había una o dos en ese mismo espacio. Sin lugar a dudas es un buen negocio comprar viejas propiedades para construir modernos departamentos sobre otrora espacios históricos. Pero todo estaría bien hasta que las empresas constructoras comienzan a demoler históricos conventillos de gruesas paredes y hermosos herrajes como en calle San Juan al 500, donde poco a poco, va mutando la vista edilicia dando paso al futuro alojamiento. El problema es que nadie controla las habilitaciones de las obras particulares ni cómo disponen los lugares, o cómo deben proteger a los ocasionales transeúntes, quienes tienen que sortear estas obras con precaución de equilibristas ya que ocupan gran parte de la acera que, como si fuera poco, es angosta, y la cierran con mamparas entre árboles impidiendo el normal desarrollo del paso dejando al peatón contra los vehículos estacionados. Puede ser que alguien del ente municipal vislumbre la posibilidad de solucionar el angosto paso que dejan para que se adapten a todo tipo de personas teniendo en cuenta a discapacitados motrices, ciegos y adultos mayores sin que éstos deban dejar parte de su estructura ósea cuando intentan atravesar el mismo.

Carlos E. Sánchez

Llegó Nisman a Netflix

Llegó Netflix para enrarecer un poco más las dudas que teníamos respecto a la muerte del fiscal Nisman. Es un compilado de declaraciones y testimonios que hacen a los vaivenes de la investigación que aún no logra determinar si es un suicidio o un homicidio. Evidente que la Justicia es acomodaticia según los intereses de ciertos sectores de la sociedad. Decían que se sabía que habían mentido, nada hay que probar, dicen en un nuevo giro copernicano. No soy nadie, pero me permito dudar de la veracidad de esos dichos; quienes mienten recurrentemente pierden credibilidad. Ya pasaron cinco años y todo sigue en aguas de borrajas. No creo necesario aclarar que en el país la justicia no existe. Por el destrato entre jueces y fiscales conventilleros, esto en lo inmediato no tiene arreglo.

Roberto Rubén Sánchez

Derechos vulnerados

Es de no creer. No soy de contar los casos que llegan a la oficina pero esto sí. El señor Antonio Consiglio, de 65 años, vino a hacer la jubilación. Es extranjero, llegó a la Argentina con cinco años. Trabajó , formó su familia y vive acá desde 1959. Jamás volvió a salir del país, salvo un fin de semana largo que fue al Uruguay con unos amigos. Por deficiencia de Migraciones, no le registraron el regreso a Argentina. Para obtener su jubilación tiene que solicitar la constancia que determina que es residente permanente en este país. Después de más de dos años reclamando a la Dirección General de Migraciones, nos enteramos que no solo no le dieron la resolución de permanencia, sino que se la cancelaron y le retuvieron el DNI basados en que estuvo más de dos años fuera del país. Hoy se siguen los reclamos correspondientes pero los derechos que se le han vulnerado son objeto de difusión.

Doctora Mirta Jesica Milicic

DNI 27.970.937

Crónica de una gestión anunciada

Iniciamos el año 2020 y ya estamos sufriendo la gestión Perotti. ¿Cómo vamos a hacer para pagar impuestos, tarjetas y sobrevivir? En educación hay muchos docentes que son cabeza de familia y con el sueldo que cobran mantienen su hogar. El cronograma de pagos se extiende hasta mediados de mes y no hay respuestas del gobierno. Durante 12 años cobramos normalmente y las escuelas recibieron un incremento de gastos de funcionamiento, hoy algunas están debiendo a proveedores la copa de leche, ¿cómo puede ser que de noviembre a diciembre la provincia no tenga dinero? Los diputados y senadores deben intervenir y defendernos y el sindicato también debe estar movilizado por nuestros salarios.

Laura R. Varela

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario