Cartas de lectores

Compromiso ciudadano

"No tenemos carne, pan, ni yerba, ni tabaco, y hasta las pilchas se nos van mojando y destruyendo, pero somos argentinos y tenemos deberes que cumplir", estoy transcribiendo el párrafo de una carta del general Lavalle al gobierno central, en ocasión de la Campaña del Desierto.

Viernes 12 de Julio de 2019

"No tenemos carne, pan, ni yerba, ni tabaco, y hasta las pilchas se nos van mojando y destruyendo, pero somos argentinos y tenemos deberes que cumplir", estoy transcribiendo el párrafo de una carta del general Lavalle al gobierno central, en ocasión de la Campaña del Desierto. Resultan oportunas estas palabras para los argentinos en general y para los dirigentes políticos en particular, en estos momentos en que pareciera que nuestro país atraviesa un desierto político, social, económico; donde es indudable que la referencia del momento es la incertidumbre. Todos los ciudadanos, sin excepción, como argentinos, tenemos deberes que cumplir según las posibilidades, las responsabilidades y las capacidades de cada uno. Debemos hacerlo con sacrificio y con solidaridad frente a las carencias de muchos de nuestros hermanos, uniéndonos con grandeza a pesar de las diferencias y marchar y mirar hacia adelante, teniendo como objetivo común lo que debemos ser como Nación, tal como lo hicieron con su sacrificio, con su sangre, con su desinterés personal, los que escribieron nuestra historia.

"Las columnas de La Capital pertenecen al pueblo"Fundado por Ovidio Lagos el 15 de noviembre de 1867

Francisco, mejor lejos

No creo que sea beneficioso para nadie satisfacer "sus gustos por visitarnos". En el 2020 serán siete los años que habrán transcurrido desde el inicio de su Pontificado sin el menor atisbo de deseo de reencontrarse con la tierra que lo vio nacer y crecer, ni de convertirse en prenda de paz entre sus hermanos. Sus mensajes encubiertos siempre tuvieron como destinatarios a personajes que se han llevado muy mal con la Justicia, que lejos de perseguirlos sólo tuvo la pretensión de que "declarasen que todas las denuncias que los involucraban eran falsas o carecían de sustento". Sin embargo usted se apiadó de ellos (no así de los verdaderos perjudicados por los saqueos denunciados) enviándoles rosarios al por mayor, algunos con dedicatorias personales. Su visita en nada contribuirá a la unión de los argentinos. Mal que le pese, la imagen que de usted tiene la mayoría de los argentinos no es la de un Papa en el medio de la grieta que divide sino en uno de los márgenes, donde habitan los "perseguidos". Siga programando sus giras en las adyacencias de su "amada Patria" para que la respuesta a esa imaginaria batalla naval sea como hasta hoy lo ha sido, "agua".

Juan Manuel Irala

Una mala obra social

Obra social, como la palabra lo indica, es una entidad destinada a cubrir las necesidades sociales (en este caso de salud) de las personas. Sin embargo, no todas cumplen con esta premisa. Este es el caso de la obra social Osdop (obra social de los docentes particulares) que no autoriza en tiempo y forma las prestaciones que tienen cierta complejidad. Tuve que autorizar una orden para la extracción de una muela del juicio, en la cual tuve una infección recientemente, pero me encontré con muchos inconvenientes. En primer lugar, llevé la orden el 7 de junio y me dijeron que a los diez días llamara para retirarla. Llamé luego de ese plazo para preguntar si estaba autorizada pero, ante la respuesta negativa, seguí llamando en días sucesivos, sin respuesta alguna. En la última comunicación, después de un mes de haber llevado mi autorización, me dijeron que la orden "no estaba", que básicamente había "desaparecido" y que debería ir al odontólogo para pedir una nueva. Todo esto en un tono imperativo por parte de la persona que me atendió, que lejos estaba de intentar solucionar mi problema. Esta no es la primera vez que en Osdop recurren al "se perdió tu orden" para evitar autorizar prácticas que tienen cierta complejidad y no es justo que sus afiliados, en su mayoría docentes, debamos peregrinar para obtener una prestación de salud.

Verónica Viola

DNI 34.541.805

¿Periodismo de guerra?

"Hay un periodismo de guerra", expresó días atrás ante algunos medios el joven Camilo Vaca Narvaja, mientras explicaba el estado de salud de su ex pareja, Florencia Kirchner, y la imposibilidad de retornar al país y enfrentar a la Justicia que la investiga junto a su madre y a su hermano por supuestos hechos de corrupción. Es imposible no indignarse al escuchar la palabra "guerra" de la boca de un hijo de Fernando Vaca Narvaja, uno de los dirigentes más encumbrados de la banda terrorista Montoneros, y promotor de la guerra fraticida más sangrienta de la historia de nuestra patria, y haber atentado contra un gobierno democrático elegido por el 62 por ciento de los votos.

Alejo Uribe

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario