Cartas de lectores

Chile, muro impermeable

Los políticos necesitan construir muros, se diría que quieren contener a sus esclavos.

Lunes 14 de Enero de 2019

Los políticos necesitan construir muros, se diría que quieren contener a sus esclavos. Unos, para evitar que entren "extraños" a usufructuar el "estado de bienestar" coactivamente impuesto a sus súbditos. Y, entre estos políticos, Trump ha dicho que "si no les gusta el cemento, lo haremos de acero. Será más fuerte". El presidente está enfrentado con los demócratas, hoy mayoría en la Cámara Baja, porque quiere incluir U$s 5.600 millones en el proyecto de presupuesto para financiar el muro. Y, a falta de presupuesto aprobado, se ha producido el cierre del gobierno más largo de la historia, unos 20 días, con 800.000 funcionarios sin recibir su paga. Los demócratas califican de "inmoral" el muro, pero, políticos al fin, solo permiten destinar U$s 1.300 millones para la frontera, y podrían aceptar una "valla de acero". Trump ha esgrimido la posibilidad de declarar una emergencia nacional "y construirlo muy rápido", sin necesidad de pasar por el Congreso. Ahora, también están los que construyen para que la gente no salga -al estilo del de Berlín- como en la ciudad egipcia de Roseta, donde el mar del que partían las barcazas con emigrantes "ilegales" ha sido salvajemente amurallado. El primer ministro austriaco felicitó por un trabajo "ejemplar" a un militar egipcio que accedió al poder tras un golpe de Estado. "Desde 2016 ha impedido que los barcos partan hacia Europa y, cuando han zarpado, los ha devuelto", alabanza que secundó el presidente del Consejo Europeo. Y los hay quienes quieren construir "muros legales". Ciertamente la Unión Europea (UE) tiene mucho de burocracia inservible, pero el Brexit, del modo en que se plantea, significa nuevas restricciones, como al movimiento de ciudadanos europeos en Gran Bretaña y la inversa. En fin, sin dudas el único "muro" eficaz ha sido el de Chile. Cuando era niño, el comentario en la Argentina era que los ciudadanos chilenos, muy pobres en aquel entonces, cruzaban ilegalmente la frontera. No había modo de detenerlos, llenaban las "villas miseria" y eran los principales delincuentes, decía el vulgo. Hoy este flujo no sólo que se ha detenido, sino que más bien son los argentinos los que quieren cruzar a Chile. Construyeron el mejor muro, el de la bondad: la paz, la libertad. Al contrario de los muros de acero y hormigón, Chile disminuyó sensiblemente la injerencia del Estado en el mercado, liberando la creatividad de sus ciudadanos y fijando la paz y la cooperación voluntarias en lugar de la coacción estatal. Así, se ha enriquecido al punto que es el segundo inversor extranjero en la Argentina.

Un sellado complicado

Fui al Distrito Centro para hacer un trámite para exención de patentes por discapacidad. Me pidieron un sellado del Banco Provincia de Santa Fe que allí no lo cobran. Recorrí cuatro sucursales desde las cuales me mandaron a Rapipagos que, o no lo cobraban, o tenían rota la máquina, o pedían otro formulario. Estuve tres horas recorriendo bancos de Santa Fe y Rapipagos y aún no pude pagar. ¿No sería más fácil que el distrito lo cobrara?

Buscando al padre de mi esposo

Mi nombre es Gisela y soy de Buenos Aires. Hace dos años estoy buscando el paradero de Rodolfo Gonzalo Vilas que vive en Santa Fe, trabaja con abono y fertilizantes para los campos. El es nacido en Goya, Corrientes. Tiene alrededor de 58-60 años. Por recolectar datos sabemos que él es el padre de mi esposo Luis Alberto Sandoval, hijo de Liliana Sosa. Cuando ellos conciben, eran menores de edad. Hoy mi esposo tiene 42 años. Esto comenzó cuando hablamos de tener un hijo y con lágrimas en los ojos me dijo que le va a dar a su hijo un apellido que no es el de él. Que algún día le encantaría encontrar a su padre y conocer a sus hermanas. Ya que sabemos con certeza que existen. Yo desde ese momento no hice otra cosa que averiguar, llamar, y acá me encuentro dando este paso. Ojalá puedan ayudarme ya que es algo personal. Siempre digo lo mismo; nuestra raíz son nuestros padres.

Me negaron la factura

Me fui a atender a la clínica Cruz Azul de Villa Gobernador Gálvez y pedí una factura para que mi obra social me haga el reintegro. Las mal educadas de las empleadas se negaron a darme el comprobante del pago extra que realicé. Llamé luego para quejarme, y nuevamente fui muy maltratada y me volvieron a negar el papel por mi pago.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});