Cartas de lectores

Carla, otra vez una más

Es necesario observar la inutilidad manifiesta de las medidas que se adoptan para prevenir este tipo de crímenes de casos en que una mujer toma la decisión de separarse de su cónyugue cuando surge la violencia verbal o efectiva de parte del esposo.

Viernes 25 de Enero de 2019

Es necesario observar la inutilidad manifiesta de las medidas que se adoptan para prevenir este tipo de crímenes de casos en que una mujer toma la decisión de separarse de su cónyugue cuando surge la violencia verbal o efectiva de parte del esposo. Ante esa situación hay dos medidas que son absolutamente inútiles: la prohibición de acercarse y/o el botón antipánico. Desde ya las dos fracasaron rotundamente. Quizás el marido sorprendido, y cuando hay hijos de por medio, sufre un doloroso impacto emocional. Creo que los legisladores deberían tomar en cuenta la necesidad de implementar una ley que en la primera ocasión que surja una amenaza o un acto de violencia física, la Justicia debiera dictar la reclusión en forma obligatoria para el tratamiento psíquico o psiquiátrico a quien origine esta situación hasta tanto se considere que esa persona esté probadamente en condiciones de salir en libertad. Además el Ministerio de Educación debiera incorporar en la enseñanza primaria y secundaria los requisitos indispensables para educar en base a la libertad y respetando la opinión y el derecho de los demás, incluido el derecho a poner fin al matrimonio.

Como también el respeto al "no" en cuestiones de índole sexual. Debieran también los docentes explicar que aunque en el pasado, y aun en el caso de muchos de nuestros próceres que se unían en matrimonio con menores de edad (San Martín con Remedios de Escalada, ella 14 años, él 37), hoy eso se entiende como una manifiesta ilegalidad ya que aun el consentimiento no habilita su concreción.

Miguel Amado Tomé


Una venta suspendida

El domingo vi un clasificado en el diario y llame a Prost Peugeot. Concretamos la compra y viajamos a señar el vehículo el lunes por la mañana. Lo señamos y firmamos los papeles. Entregamos diez mil pesos en efectivo y el saldo lo pagaríamos el 24 de enero. Nos quedamos esperando para que nos llevaran a verlo y, pasados 20 minutos, nos llaman adentro nuevamente. Nos hacen sentar y nos comunican que el dueño de la empresa no quería vender el vehículo y querían deshacer la operación que ya habíamos firmado. Perdimos tiempo y dinero por el viaje desde Villa Constitución hasta Rosario y nos tomaron de estúpidos.

Rolando Caraball
DNI 14.587.279


Quejas en el barrio Las Acequias

El estado del barrio abierto Las Acequias, en Roldán, es deplorable; calles intransitables, sin forestación, no hay desmalezamiento, accesos desde las rutas peligrosos, animales sueltos, especialmente en los ingresos a las escuelas, sin mantenimiento de luminarias, desagües abandonados que provocan inundaciones cuando llueve, cruces ferroviarios sin barreras y sin iluminación. En plena A-012 hace de barrera humana la Guardia Urbana (GUR) poniendo en riesgo la vida (ya hubo varios accidentes graves). Los cruces de vías son deplorables y generan un caos en el tránsito de camiones y autos en plena ruta. Un impuesto municipal carísimo lleno de ítems que no se cumplen y con actualizaciones trimestrales mientras que el servicio no se presta diariamente. Muestra clara de incapacidad para gestionar y de desidia ya que pone en riesgo la seguridad de sus habitantes. El barrio prácticamente es mantenido por estos últimos. Vecinos y vecinas autoconvocados, presentaciones formales desde la vecinal, reclamos de todo tipo y sin respuestas o en el mejor de los casos la Municipalidad envía gente sin experiencia para "atenderlos" agravando más la situación. Esto se extiende a todo Roldán. Gestión Roldán, vergüenza del departamento San Lorenzo.

Adrián Márquez
DNI 14.392.306


¿Rosario ciudad turística?

Hacía mucho tiempo que no iba a la estación de trenes Rosario Norte donde de pibe me extasiaba con la maqueta de la locomotora que funcionaba a monedas y el ir y venir de los convoyes. Días atrás andaba cerca y decidí visitarla. Mi primer inconveniente fue encontrar el ingreso, finalmente opté por entrar por la puerta más grande. Adentro me atendió muy amablemente un personal de seguridad que me explicó que sólo se podía ingresar a los andenes cerca de los horarios de partida de los trenes y con el pasaje en la mano. Quisiera que alguien más viajado me diga en cuántas ciudades del mundo es tan dificultoso visitar las estaciones de ferrocarriles.

Conrado Corte


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});