Cartas de lectores

Caos en Echesortu

La Municipalidad celebra el estacionamiento de ambas manos en calles de barrio Echesortu, ya implementado en otros barrios.

Viernes 21 de Diciembre de 2018

La Municipalidad celebra el estacionamiento de ambas manos en calles de barrio Echesortu, ya implementado en otros barrios. Solamente algunos medios afines muestran las opiniones que llenan de elogios y nadie escucha a los vecinos. Esa no es la solución porque con el crecimiento del parque automotor esto lo van a querer reglamentar en toda la ciudad. Creo que también lo quieren implementar en calles cercanas a la avenida San Martín desde 27 de Febrero hacia al Sur. Les quiero decir a los que piensan y planifican esto que genera más caos. Un ejemplo claro son los que estacionan de la mano izquierda, generalmente obstaculizan los garajes de los domicilios particulares, porque los vecinos no señalan la entrada con el "Prohibido estacionar", ya que es algo inusual que se estacione sobre esa mano, por ende se suceden conflictos entre el frentista y el ocasional ciudadano que estaciona. Además, quién se va a encargar de brindarle seguridad a los vecinos cuando en cada cuadra con doble estacionamiento aparezcan los "cuidacoches" o "trapitos" apretadores con sus tarifas y se encuentren todo el día apostado en el frente de una vivienda tomando alcohol o otras sustancias causando malestar en la vida cotidiana a los vecino. ¿O no saben lo que pasa en cada cuadra donde están estos personajes y los hechos que se suceden? También, aclaro que hay personas que es su única fuente de ingreso y que se la rebuscan para la vida diaria pero son los menos, lamentablemente. A todos los benditos políticos de esta ciudad y a los que trabajan en esto les pido que piensen un poco en lo mal que vivimos los rosarinos para también soportar esto. Hagan un favor a los ciudadanos. Cuando yo era chico Rosario era más linda, eso ya quedo muy lejos.

Hugo Bertorini


Las marcas del escarnio

Durante la Edad Media europea las instituciones más perversas y tenebrosas utilizaron la marca como elemento señalador de un estigma, elemento que alertaba como ser a despreciar a leprosos, judíos o persona de condición menesterosa. Durante el Holocausto perpetrado por el nazismo germánico la practica de marcar a los prisioneros de los campos de concentración y exterminio era parte de los rituales aberrantes de esa maquinaria de muerte. Las estrellas de colores según las categorías eran asignadas por los verdugos. Por ejemplo, a los combatientes anarquistas de la Guerra Civil Española hechos prisioneros por los nazis no se les colocaban estos distintivos por considerarlos subhumanos. En el presente, en la frontera entre México y EE UU donde se halla la caravana de inmigrantes están siendo marcados niños y hasta bebés. Una infamia más contra este contingente de personas desesperadas que a pesar de todo se rebelan contra los maltratos de las tropas. Siglo XXI y aún con marcas de escarnio. Barreras a los seres humanos. Vía libre al capital. Indignante.

Carlos Solero


Malvinas en diciembre

Algunas personas en los balances de fin de año pierden cosas; algunos países parece que pierden islas. Por segunda temporada festiva durante la actual gestión de gobierno, Argentina olvida, casi por descuido, su soberanía sobre las Islas Malvinas. En una postal o en un Twitt un curioso e imperdonable olvido prueba la suerte de no ser visto. O alguna desmemoria tienta a algunos a canjear derechos por favores o acaso la demasiada agreste belleza del paisaje isleño contribuye a una aparente desidia, esa que disimula bien beneficios y trueques. Y aunque pocos argentinos osen hacer frente al gélido viento, a las minas plásticas argentinas enterradas y sin detonar que inutilizan enormes extensiones alambradas y al odio comprensible de sus habitantes hacia nuestra insignia, las Islas Malvinas son argentinas, o al menos eso es lo que creemos.

Karina Zerillo Cazzaro
DNI 21.653.863


Afuera los viejos

Me acaban de negar la renovación de mi licencia de conducir tras una peregrinación de casi un año por distintas oficinas municipales. La razón principal es que no pude estacionar mi Trafic modelo 90 en dos movimientos en un espacio reducido, ya que no tiene dirección hidráulica. Hace 61 años que manejo y no tuve accidentes de tránsito ni multas, quizás la principal razón por la que no me lo dan ya que no les proporciono multas recaudatorias para el municipio. Todos los días veo accidentes graves protagonizados por gente que pasa bien el examen psicofísico. ¿Será que los médicos o psicólogos se equivocaron? ¿O será que los jóvenes tienen una inmunidad que los viejos no tenemos, a pesar de ser más precavidos?

Aldo José Rita
DNI 6.031.253


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});