Cartas de lectores

Cannabis medicinal

Creo que se ha escrito mucho y variado sobre "cannabis medicinal" gotas, sólidos, con efectos beneficiosos para la salud.

Lunes 10 de Septiembre de 2018

Creo que se ha escrito mucho y variado sobre "cannabis medicinal" gotas, sólidos, con efectos beneficiosos para la salud. A través de una larga vida, vi cómo los intereses comerciales de una minoría poderosa siempre se han impuesto contra medicamentos baratos y naturales. Recuerdo cuando el doctor Juan Carlos Vidal descubrió el poder del veneno de las víboras de cascabel, la crotoxina. Existía desde 1938, se aplicaba gratis. En octubre de 1986, el ministro Conrado Storani la prohibió. Le hicieron la vida imposible a Vidal. En USA, lo ampararon, lo promocionaron, lo respetaron. A la madre de mi mujer, que vivía en USA, le detectaron cáncer avanzado y la mandaron a la Argentina. Su médico le aconsejó que tomara crotoxina, no le curaría el cáncer pero le quitaría los dolores. Estaba prohibido por lo que hubo que comprarla en Alemania de contrabando. Comenzó a tomarla, no se curó, pero vivió más de un año sin sufrir. Están comprobando que personas que padecen cierto tipos de virus, donde fracasan buenos remedios, se mejoran con el cannabis medicinal, hoy se compra con dólares en USA. Nos sobra tierra. Nos sobran personas inteligentes que cultivan en el país. Tienen que operar clandestinamente. Pregunto, ¿por qué no se autoriza y se lleva una lista de productores de cannabis medicinal, y se deja de gastar divisas?

Carlos Borisenko


El barrio de la salud pública

Suelo transitar con alguna frecuencia por calle Suipacha y desde hace años, por el tramo comprendido entre las calles Santa Fe y Catamarca, zona donde se encuentran las facultades de Medicina, Bioquímica y el Instituto Agudo Avila. Por allí, en ese ámbito y espacio público, diariamente transitan docentes y cientos de estudiantes argentinos y extranjeros, que se van a formar como profesionales de la salud. Lo que allí se puede comprobar y calificar tiene distintos calificativos: inmundicia, desidia, desatención e indolencia. Veredas rotas, sin barrer, aves muertas, y otras alimañas junto a embases vacíos de gaseosas y restos de basura. Es inconcebible que en la "Rosario Turística" se mantenga ese foco infeccioso y, estéticamente, más que desagradable, a pocas cuadras del Patio del Mercado. En fin, son cuestiones de sentido común que parecen no ser tenidas en cuenta por quienes supuestamente deben velar por la salud y el medio ambiente. ¿Los sábados a la tarde, cuando esa zona está más calma por el menor tránsito de personas, no se podría mandar una cuadrilla bien equipada, como para que al menos una vez por semana hagan la limpieza e higiene del lugar?

Ricardo Vecchio
DNI 6.072.029


Educación pública y gratuita

Soy contador público nacional egresado de la universidad pública y gratuita. Mi abuelo Israel era director de escuela de campo (pública) en Entre Ríos. Mi madre fue docente primaria (pública) y por años viajó todos los días a San Nicolás para poder dar clases ya que no había convenio de traslado entre Buenos Aires y Santa Fe. Mi padre era estudiante de la Universidad de La Plata y comenzó a trabajar por la comida en el comedor de esa universidad. Con los años llegó a ser director del comedor y obra social de esa universidad. Cuando nos mudamos a Rosario aceptó el cargo de ecónomo del comedor de la UNR. Cuando se cerró el comedor asumió como jefe de Docencia en la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales hasta su jubilación. Yo fui docente en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNR y soy docente secundario en escuelas públicas de barrios periféricos de Rosario y Villa Gobernador Gálvez. Hay que seguir defendiendo la educación pública y gratuita.

Claudio Gershanik


Ni una menos, ni uno menos

Si hubiera sido Genaro Fortunato que mató con tanta alevosía a la novia, seguramente estarían reclamando las feministas su linchamiento. Como fue a la inversa se movieron fichas judiciales que terminaron en una condena (de 3,9 años de prisión) para Julieta Silva, por haber asesinado a su novio, un joven deportista de 25 años. En la jerga legal esto se llama homicidio culposo agravado por el vínculo (eran novios), cosa que infructuosamente trató de ocultar y negar durante este horroroso juicio. Con un final tan feliz para ella y tan triste para la familia de Genaro, un verdadero oprobio, un insulto a la Justicia, es la forma que determina que la misma es un desastre acá, en Comodoro Py, en La Plata y en Mendoza. Mi rechazo absoluto a este final.

DNI 8.634.022


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario