Covid-19

Caminos erróneos

Martes 27 de Abril de 2021

En el momento más aciago y difícil que transitamos de la pandemia, nos siguen llegando discursos oscuros sin delimitar aquello que nos interesa. Desconocemos a quiénes llamamos esenciales más allá del personal médico, cuáles son los horarios con precisión para movernos, los gastronómicos tampoco entienden qué hacer, el transporte público cómo circula y para quiénes, discusión clases presenciales o virtuales, y surgen muchísimas inquietudes sin respuestas. La opacidad reactualiza a un discurso que se emplea desde hace más de un año. Entendemos que certezas faltan en el mundo y aquí no puede ser tan distinto. Nuestra crítica se focaliza en el discurso, lo que recibe el público de los encargados de emitir los mensajes. No esclarecen a los ciudadanos de las restricciones. Pareciera que la confusión discursiva tuviera el propósito de lograr la ambigüedad manifiesta en los receptores. Es decir que, cuando mayor se dificulta la producción comunicativa, menor compromiso político generan. Permanentemente se utilizan recursos ambivalentes, hasta engañosos y eufemísticos. Los medios televisivos contribuyen a crear mayor desconcierto y a sembrar el terror. ¿Cuándo se logrará un acuerdo para que todos empujemos para el lado de la superación sanitaria y también de otros aspectos tan relevantes como este? La erosión discursiva llegó a tal nivel que ha creado mayor ofuscación e incredulidad. ¿Adónde están los asesores tan bien pagos de los gobernantes que les expliquen cómo abordar algo tan delicado como el decir, y el decir a la heterogeneidad de los gobernados? Quizás sea la finalidad el desasosiego. La dosificación de lo que se necesita expresar e indicar para buscar una respuesta disciplinada y aplicable nunca halló el camino. El elegido es erróneo con objetivos que no se determinan con justeza. Desde nuestro espacio ciudadano solicitamos franqueza y superación de la grieta en primerísimo lugar sanitaria. El crecimiento, la bonanza y la prosperidad de un pueblo se consigue cuando todos luchamos por el bien común. Quienes somos personas de bien estamos en pos de esa búsqueda.

Mabel Martínez

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario