Cartas de lectores

Bicicletas en bulevar Oroño

Hace unos días iba caminando por el centro de bulevar Oroño, y una mujer pegó un grito y quedó medio impactada porque casi la lleva por delante una bicicleta que iba bastante fuerte.

Martes 18 de Septiembre de 2018

Hace unos días iba caminando por el centro de bulevar Oroño, y una mujer pegó un grito y quedó medio impactada porque casi la lleva por delante una bicicleta que iba bastante fuerte. Ayer, a mí no me chocó, simplemente porque el ciclista era una persona muy joven y con muy buenos reflejos, pudiendo evitar el choque. Siempre corremos después de los hechos, pero veo que ya ningún ciclista circula por la calle sino que todos los hacen sobre el centro del bulevar y algunos lo hacen a velocidad sumamente peligrosa. Va a ocurrir un accidente y después lo lamentamos. Le hago este comentario a ustedes porque seguramente tienen llegada a la Municipalidad o pueden publicar algún artículo. Creo que hay lugar para hacer una bicisenda, pero seguramente resolverán el tema luego de que ocurra un accidente. Mientras tanto, deberían poner vigilancia pero con mayor autoridad, pues una vez vi a dos mujeres policías paradas en la esquina y sobre el centro del bulevar y pasaban las bicicletas sin problemas. Les pregunté si no estaba prohibido y me dijeron "qué quiere que hagamos si no nos hacen caso". ¿Entonces para que están ustedes les pregunte?, pero no hubo respuesta.

Roberto Mogues


Rosario, amor a primera vista

Se está difundiendo en la ciudad de Buenos Aires un afiche cuyo título dice: "Rosario. Amor a primera vista", y luego hay dos varones tomados de la mano. No estoy en contra de la diversidad sexual, pero me interesa que el funcionario autor de tal afiche, explique a la ciudadanía rosarina el mensaje que pretende transmitir.

Roberto Meneghini


Las lágrimas de Cristina

En una entrevista por televisión en septiembre de 2017, recordando a José López y el episodio de los bolsos en el convento, Cristina Kirchner dijo con ojos lacrimosos "creo que lo odié como pocas cosas he odiado en mi vida". Y en ese momento sonó un poco extraña o desproporcionada esa declaración. Pero ahora que José López confesó a quién pertenecían los nueve millones de dólares que había en los bolsos, por fin se explican, y hasta se justifican, esas lágrimas y ese odio.

Roque Sanguinetti


La muerte de De la Sota

Dicen que pensar distinto siempre tiene un precio alto, más cuando la voz que emite ese juicio disruptivo a la lectura de cierta regla tiene fundamento en conocimiento y experiencia en lo que opina. Todas las muertes son trágicas, pero las "accidentales" de los que molestan a la regla son trágicas y dudosas. Esta nueva Argentina que estamos acuñando dista mucho de la dibujada por los de turno y pretendida por la masa ingenua. La muerte dudosa "nunca" sienta bien a un país aspirante a alguna justicia. La voz de los muertos siempre se agiganta y se hace cierta, abrace o no certeza alguna. En épocas en las que se aplaude a justicieros de poca monta, están despertando la ira de una gigantesca Córdoba.

Karina Zerillo Cazzaro
DNI 21.653.963


Deseando el fracaso

Hay expresiones de políticos, funcionarios y actores, entre otros, que no se pueden creer. Trascienden la lógica, el sentido común y dejan ver deseos como sentimientos, que dejan atónito al espectador. Los dichos de Dady Brieva en el último programa de PH (Podemos Hablar), deseándole al gobierno y a toda la sociedad que nos vaya mal "para que no compremos más peces de colores", es indignante. Asimismo, reaparece en una nota después del escándalo, diciendo "mil disculpas si alguien se sintió mal, eh", en forma irónica, expresando además como si hablara de un partido de fútbol, "Guarda que no ganaron 7 a 1, ganaron 5 a 4". Lo peor y más repudiable es cuando el mencionado dice en la emisión de PH, "quiero que se queden hasta el final, y que la pasemos mal", refiriéndose obviamente a la gestión del actual presidente y al conjunto de la sociedad. Cómo puede el señor Brieva desear el retroceso, el estancamiento y el caos con lo que ello significaría para todos, es inexplicable. Lo razonable es desear que se impulsen políticas acertadas, que se resuelvan los problemas más acuciantes en el más corto plazo, y se reviertan con estrategias adecuadas, situaciones que lo necesitan con real premura.

Nora Cardarelli
DNI 14.510.012


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario