Cartas de lectores

Auditorías médicas docentes

Quisiera hacer pública la denuncia sobre reiteradas irregularidades en las auditorías médicas a docentes.

Viernes 21 de Junio de 2019

Quisiera hacer pública la denuncia sobre reiteradas irregularidades en las auditorías médicas a docentes. Estas consisten en que los responsables de realizar las visitas domiciliarias para constatar la patología del agente, sólo dejan una constancia de visita argumentando que tocaron timbre y no encontraron en el domicilio a la persona. Esto acarrea los inconvenientes de tener que tomar otro día de trabajo para hacer el reclamo personal (única manera posible) ante el Ministerio de Educación, además de tener injustificada la licencia y ver descontada la jornada laboral. Esto resulta una estafa a los trabajadores, ya que estos supuestos médicos nunca tocan el timbre y los papeles carecen de identificación alguna del auditor. Mientras tanto, el Ministerio exige a los docentes el formulario LM con sello y firma del médico personal, más otro certificado de haber sido atendido también con firma y sello más las estampillas que engrosan las arcas del Colegio Médico. Los damnificados venimos realizando estos reclamos ante el Ministerio desde hace años sin obtener ningún resultado que termine con estos atropellos. Espero que se tomen prontas medidas para revertir esta situación indignante.

DNI 24.159.791

Tiene amnesia y está gagá

El doctor Eugenio Zaffaroni es probable que esté gagá, porque sólo con su pretensión de revisar procesos judiciales que están cargados de pruebas y evidencias lo ubica como a un francotirador de la República y la Constitución. Ni hablar de su objeción a la pena dictada por un Tribunal en el caso Tiraboschi. Allí opinó que había que bajarle la pena a un pederasta porque su aberrante acción contra una niña en un sótano la había realizado "con la luz apagada". Esto de "cambiar figuritas" que suelen proponer en sus defensas a actos de corrupción los militantes K duros no es aceptable. La obscenidad del recorrido de bolsos repletos de dólares, que terminaban en Juncal y Uruguay o en Olivos, detallada con mucha puntillosidad en los cuadernos Gloria, no hay como refutarla ("los horarios, días y personajes que los entregaban y recibían en la quinta" coinciden en un 100 por ciento con las anotaciones de los libros de entrada de la Quinta Presidencial). Eso no es de preso político.

Roque Villazán

Convivencia ciudadana

Ayer no pude dormir hasta las cuatro de la mañana. No sé si me venció el cansancio, o mis vecinos del 9º E de Pte. Roca 212 finalmente apagaron la música con que nos torturan permanentemente a cualquier hora del día o de la noche. Creo que uno es inspector de Tránsito y el otro profesor de literatura latinoamericana (¡docente!). Y hasta una vez nos regalaron con una pelea violenta en que uno empujó al otro por la escalera y tuvo que venir la policía. Pero estamos desprotegidos contra todo esto. Ya me había acostumbrado a la agresividad que se vive en la calle (arrebatadores, vehículos que no respetan al peatón, entre otros), pero ahora ya no tengo paz en mi propia casa. Este tema parece un tema menor, pero refleja la pérdida de los valores mínimos de convivencia, el respeto al otro y la solidaridad que permean nuestra sociedad. Hasta que no recuperemos esos valores, o al menos las autoridades hagan algo para protegernos en lo cotidiano, no progresaremos como sociedad.

Nora María Casiello

Elecciones y roscas

En política el arte de lo imposible es posible, recientemente en el cierre de presentación de las fórmulas de candidatos a presidente y vice, el pueblo vio como algunos candidatos no poseen ética política, y me animo a decir que ni personal. Cómo puede ser que alguien que se jactó de pertenecer a un determinado sector político de la noche a la mañana cambie de parecer formando fórmula con un sector totalmente opuesto a lo que anteriormente expresaba, me refiero al señor Pichetto. ¿Cuál es el motivo por el cual el presidente lo eligió? Son varios los interrogantes. Votos no aporta, pero ocupa un lugar en el Consejo de la Magistratura que lo hace indispensable para intentar el alejamiento del juez Ramos Padilla, para así evitar la investigación de la causa de corrupción que puede llegar hasta el mismo presidente. Se puede tener todas las empresas periodísticas escritas y televisivas cubriéndoles las espaldas, pero lo que no pueden cubrir son las realidades. Qué difícil momento es por el que está pasando el país. ¿Qué hace el gobierno para solucionarlo? Nada, sólo falacias, hipocresía, cinismo. Creo que este manotazo de ahogado no ha hecho nada más que profundizar sus terribles errores.

Néstor Cáceres

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario