Cartas de lectores

Asignaciones sin controles

Más de la mitad de las madres que cobran asignación por hijos no registran vacunación, controles médicos ni asistencia escolar, esto los inhabilitaría para cobrar.

Viernes 26 de Octubre de 2018

Más de la mitad de las madres que cobran asignación por hijos no registran vacunación, controles médicos ni asistencia escolar, esto los inhabilitaría para cobrar. Son algo así como 200.000 casos. Las autoridades del sector dicen no saber qué hacer. Yo se los digo. Tener un proyecto para erradicar la pobreza. No perpetuarla. Son pobres porque la marginalidad, la falta de instrucción y en algunos casos la sucesión de generaciones los ha llevado a eso. No saben valerse, ni entender, ni comprender en muchísimos casos. ¿Cómo hacerlo? En principio censarlos, instruirlos, claro de una manera diferente a lo convencional: leer, escribir, nociones generales en conocimientos básicos y enseñarles una actividad que les permita trabajar. Construir pequeñas ciudades a lo largo y a lo ancho de todo el territorio argentino, lo que serviría además para repoblar el país. Generar un convenio con sectores industriales, agropecuarios, gremiales, unidos a la producción y a la cultura. Construir ferias para consumo con pequeños productores que abastezcan y comercialicen sus productos. Instalar escuelas, hospitales. Al tener ingresos ya podrían valerse por sí mismos y sus hijos estarían integrados a la sociedad. También podrían pagar en cuotas la vivienda que habitarían. Esto requiere la participación de los diferentes sectores de la sociedad y la voluntad y el trabajo del Estado con sus funcionarios a cargo. Es simple, es necesario, es lo que hay que hacer. No se puede perder un minuto en dar el primer paso. Claro hay que trabajar mucho y poner todo lo que haya que poner.

Miguel Amado Tomé


La importancia de estudiar

Las instituciones académicas, la lectura, estudiar, llevan a las personas a disponer de buen razonamiento de la realidad, a tener un pensamiento crítico de lo que pasa en diversos órdenes de la vida diaria, a ser más reflexivas y dar puntos de vista interesantes. Es cierto que un título, luego de largos años de estudio, ya no asegura un empleo ni una mejor posición económica, como sucedía años atrás, pero sí coloca a los sujetos en lugares importantes en cuanto a la forma de pensar y obrar. La enseñanza educativa en todos sus niveles, más allá de los problemas del sistema, presupuestarios, edilicios, forma mejores cerebros, "abre la cabeza", aleja a los individuos de frases y razonamientos vulgares. Si los argentinos desconocemos esto, el país nunca tendrá una posición privilegiada en el contexto mundial.

Marcelo Malvestitti


Licencia de conducir (IV)

Estas líneas son en apoyo a la carta titulada "Licencia de conducir", enviada por el señor Hugo Pietrafesa el 16 de octubre pasado. Haciendo honor a su reflexión sobre la calidad de vida que hay hoy, con buena alimentación y la práctica de deportes, y la tecnología que nos abre la mente, aparte de la situación económica como la que estamos viviendo, es muy oneroso el costo que tenemos que afrontar anualmente para la obtención del carné de conducir. Por eso, les pido a los señores funcionarios por el bien de unos cuantos miles de personas que llegan a los 70 años y quieran seguir conduciendo, y se encuentren con salud física y mental óptimas, que nos sea otorgado el carné de conducir por el período de dos años. Muchos adultos mayores, hombres y mujeres, se los agradecerán. Desde ya muchas gracias.

Alberto Antonio Mariño
DNI 6.065.426


Estabilidad laboral y conflicto de intereses

Sumergidos en un mundo de hipocresía, que llegó al extremo de que un miembro del clero católico acusa al gobierno civil creyéndose en condiciones éticas y morales para hacerlo. Sin embargo, él y todos sus miembros durante siglos ocultaron (y siguen ocultando) la pedofilia institucionalizada dentro de la estructura del propio clero (ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio; o el que se encuentre libre de culpa que arroje la primera piedra). Nos encontramos, como sociedad, empantanados en un mar de estiércol, sin la visión de una salida no traumática. Mientras, los corruptos dirigentes (sean gremiales, políticos o sociales) cuestionan a un presidente por su relación con el poder y la corrupción por medio de su familia; y ocultan el conflicto de intereses que se genera entre los empleados públicos con su estabilidad laboral, o los beneficiarios de planes sociales eternos con su derecho a votar para renovar o confirmar a aquellos que desde la administración de los recursos públicos les aseguren sus privilegios en desmedro del derecho de un conjunto de sociedad productiva a un futuro mejor.

Julio Sánchez
DNI 6.043.532


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});