Cartas de lectores

Así son los héroes, como en Tailandia

El diario La Nación de Buenos Aires publicó una nota, titulada "Rescate en Tailandia: los héroes que hicieron posible la epopeya", que me llamó la atención.

Viernes 13 de Julio de 2018

El diario La Nación de Buenos Aires publicó una nota, titulada "Rescate en Tailandia: los héroes que hicieron posible la epopeya", que me llamó la atención. Entre estos héroes están los buzos británicos voluntarios que encontraron a los 12 niños del equipo de fútbol y su entrenador, el 2 de julio luego de diez días de desaparecidos. Rick Stanton y John Volanthen, que trabajan como bombero e ingeniero informático respectivamente, no son novatos. Entre otras epopeyas, ayudaron en 2010 a encontrar a Eric Establie, un espeolólogo atrapado al sur de Francia que, lamentablemente, murió. "Las misiones son impactantes, pero la más desafiante fue la de Francia", dijo Stanton al ser condecorado por Isabel II.
El segundo héroe, "el mártir", fue Samarn Gunan, que murió durante las operaciones en una de las tantas idas y venidas al quedarse sin aire. Gunan tenía 37 años y se desempeñaba como oficial de seguridad en el aeropuerto de Bangkok. El tercer héroe, según la nota, fue el entrenador Ekapol Chanthawong que guió a los chicos a la cueva. Y promovió la meditación para regular el estado anímico y la respiración cuando los niveles de oxígeno habían comenzado a descender. Desde el encierro escribió: "Prometo que cuidaré a los niños lo mejor posible. Quiero agradecerles por todo el apoyo y pedir disculpas a los padres". Y los familiares le respondieron que "No se culpe. Gracias por cuidar de nuestros hijos. Usted está ahí con ellos. Salga sano y salvo". Otros héroes fueron los campesinos que perdieron cosecha y animales por las inundaciones debido a las lluvias y por el agua bombeada –130 millones de litros– desde la cueva, pero estuvieron felices por la buena causa. Y, finalmente, "el héroe que no fue". Elon Musk mandó construir en tiempo récord un minisubmarino que el gobierno tailandés declinó amablemente. "Acabo de regresar de la Cueva 3. El minisubmarino está preparado si fuera necesario", twitteó Musk, fundador de Tesla y Space X. En fin, entre los dieciocho buzos que lograron el rescate, trece eran extranjeros, entre los que estaba un español, Fernando Raigal, que reside en Tailandia trabajando para compañías petrolíferas. Y alrededor de todos, cientos de voluntarios que donaron comida y dinero para los familiares de los menores. Lo que me llamó la atención fue, primero, la contraposición con los "héroes" que estudiamos en la escuela, según la historia oficial: militares y guerrilleros cuyas hazañas consistieron en ganar batallas, hacer guerras y degollar con sus sables en busca de la "libertad de sus pueblos". En cambio, los héroes de Tailandia trabajaron para salvar vidas. Luego, me dejó pensando que, en esta lista de héroes, la totalidad son personas ajenas a la burocracia, al oficialismo, personas privadas que, como todas las acciones en la sociedad natural, interactúan cooperando pacífica y voluntariamente y no "buscando la justicia" con armas, represión y violencia. Por cierto, en la entrada de la cueva de Tham Luang, de 10 kilómetros de largo,, un cartel prohíbe entrar en temporada de lluvias. Y ahora –"nunca es tarde"– el gobierno dice que tomará medidas para mejorar la seguridad. Irónicamente, el oficialismo ha aprovechado para promocionar su gobierno. Las fotos del primer ministro con los padres de los chicos no escasearon. Tampoco los elogios a la Marina y otras apelaciones al nacionalismo.
Alejandro Tagliavini


Necesito permiso municipal para trabajar

Soy un vendedor ambulante, tengo un carro pororero y hace años lucho por un permiso en el parque España. Un permiso que por años perteneció a una misma familia, tengo un decreto a mi favor promulgado por la señora intendente pero hasta ahora recibo negativas de habilitación. Es que los permisos no se transfieren pero conozco casos en que los permisos se venden, o se alquilan, o se transfieren. Yo mantengo a mis hijos, pago mis impuestos, trabajo de lunes a lunes con mi carro; con lluvia o calor. Hace años que Habilitaciones no otorga un permiso, tendrían que darle oportunidades a quien lo necesita para darle un porvenir a su familia. Ser pororero es un oficio, yo no quiero nada gratis. Yo quiero pagar mi canon como todos para trabajar de lo que me gusta.
Eduardo Torrisi
DNI 37.772.603


Nicaragua: terror y muerte

El país centroamericano está sufriendo el terror y muerte por orden del gobierno criminal y asesino de Daniel Ortega, que ha desparramado por todo el país a los grupos militares y paramilitares para asesinar a mansalva a todo ciudadano que se le ocurra protestar en la calle. Pero este personaje siniestro, de mente sanguinaria, ha llegado al extremo de crueldad impidiendo que los lesionados graves no ingresen a los hospitales para que sean atendidos. El pueblo sufriente ya no tiene ni comida ni salud ni educación. Tengo la información que los dos Colegios de Don Bosco, de las ciudades de Masaya y Managua, cerraron sus puertas para evitar que los alumnos y docentes sean asesinados. Esto es producto de los gobiernos populistas que terminan siendo ladrones y asesinos como el caso de Venezuela y otros. ¿Qué esperan la ONU y la OEA para tomar cartas en el asunto? ¿O van dejar que el criminal Ortega asesine a todo el pueblo nicaragüense?
Juan Carlos Bressan
DNI 6.347.664


La segunda muerte del doctor Favaloro

Cuentan los duendes que habitan la Fundación, que el doctor Favaloro hubo despertado de su largo sueño, preguntando qué sucedió durante sus años de ausencia. Si seguía como interventor en el Pami un tal Rodríguez Larreta, si gobernaba aún De la Rúa, a quien le había enviado una carta antes de partir. Qué fue de quienes lo sucedieron, cómo es que se habían erradicado el hambre y la pobreza y cómo se había avanzado tanto en la educación, según le acababa de contar un señor de bigotes exuberantes y de apellido Fernández. Como se cruzó en el camino con un muchacho de aspecto afable y apellido Peña, que contradijo todo lo dicho por aquel pequeño hombrecito, se detuvo para prestarle más atención. Aquel muchacho, de hablar pausado y mirada serena lo retrotrajo a una cita (que sí recordaba) del genial Nano Serrat, aquella que decía que “nunca es triste la verdad, lo que lo no tiene es remedio”, salvo que “Cambiemos”. En su larga charla lo informó de todas las obras que se estaban haciendo (ahora sí) y de las mejoras que su gobierno estaba llevando a cabo con “los abuelos”, a quienes habían reparado históricamente. Una vez terminada aquella charla, preso de su curiosidad se dirigió a la Ansés más cercana, de incógnito, para averiguar a cuánto había llegado la suya. Una vez que un tal Basavilbaso le informó el monto, procurando mejorar su aspecto, dado que pensaba reaparecer para el “Día del médico social”, se introdujo en uno de los baños de la clínica, y se dio un baño de realidad. Al salir del mismo, ya enterado de todo lo ocurrido en estos años, el doctor se encaminó hacia la oficina del presidente de la Fundación y se encerró. Se escuchó un disparo. Su última reflexión quedó flotando en el ambiente: “Ser honesto en esta sociedad corrupta tiene su precio”, y volvió a partir. El 29 de julio, se cumplirán 18 años de la muerte del doctor Favaloro.
Ovidio Winter


Carta a un periodista chileno

Debería decirte, hermano, que nos lastimó tu inoportuno twitter pretendiendo vincular el pase a semifinales de la selección de fútbol inglés con nuestras Islas Malvinas. Porque allí descansan los restos de numerosos héroes que lucharon en inferioridad de condiciones y murieron defendiendo su patria. Ya sé, fue sólo “un chiste zonzo” de tu parte, me vas a contestar. Quién vea tu cara no va a dudar ni por un instante de que es cierto eso que dirás. Podrían ponerme 99 fotos más de gente que se divierte haciendo “chistes inoportunos” en un juego de adivinanzas y no tengo la menor duda de que escogería la tuya. Esa expresión de “pillo” es indisimulable. Boludo no se hace, se nace.
Roque Villazan


Carta a un joven por su gran gesto

Esta carta es dedicada al joven que la semana pasada, luego de haber extraviado en el centro mi billetera con documentos, tarjetas y efectivo, se acercó hasta mi domicilio luego de intentar conseguir mi teléfono, infructuosamente, y la entregó sin aceptar absolutamente nada de recompensa ni darnos a conocer siquiera su nombre. Gestos como estos nos demuestran que, para sorpresa de muchos, no todo está perdido. Quien quiera que seas, muchísimas gracias por tu gran gesto.
Juan Carlos Forno


¿Qué es lo que persiguen?

El único propósito que persiguen las personas “proaborto” es tener sexo sin protección, libre y amparado por ley. Todos los argumentos y subjetividades que esgrimen son eufemismos para tratar de convencer de lo que están autoconvencidas por conveniencia práctica: el artículo 86 de nuestra Carta Magna, contempla la práctica, comúnmente utilizada como argumentación en sus relatos discursivos. Y como la mayoría de los “direccionados” no lee y no se informa, desconoce que el mencionado inciso de la Constitución dice que se avala la práctica en casos de violación, de minoridad, malformación genética, peligro de vida para la gestante, y riesgos en embarazos ectópicos o extra uterinos. Entonces, descartados estos ítems contemplados ya por ley, todo otro propósito se reduce a que los ciudadanos de este país contribuyamos con nuestros impuestos, a solventar la gratuidad de esa práctica. Promover el filicidio, aún asistido por profesionales de la salud, es legalizar genocidio. Nunca una ley será justa si una parte de la sociedad no está amparada por ella. Reflexionemos con validez.
María Rosa Rovira

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario