Cartas de lectores

Argentinos en la cumbre científica

Lunes 30 de Julio de 2018

La nota sobre el doctor rosarino José Luis Ferretti, publicada el domingo 22 de julio por La Capital, me hizo pensar sobre los argentinos ilustres que estudiaron y/o trabajaron en universidades y clínicas extranjeras y hasta en la Nasa. Otras personalidades recibieron distinciones de parte de prestigiosas entidades mundiales; tal el caso del doctor José Luis Ferretti, que por sus estudios sobre la estructura y resistencia de los huesos, fue destinatario de una distinción otorgada por la Sociedad Americana de Osteología. El doctor Favaloro estudió y trabajó en la Clínica Cleveland (de Ohio, Estados Unidos) durante nueve años, en tanto que el doctor Domingo Liotta lo hizo en la Universidad Baylor de Houston, Texas. Por su parte, el médico Julio Palmaz, radicado en Estados Unidos, inventó en 1988 el popular "stent expandible". El premio Nobel de química Luis Federico Leloir estudió en la Universidad de Cambridge y el premio Nobel de medicina César Milstein también estudió allí cuando fue becario en 1960. Un caso ejemplar lo constituye el del médico santafesino Leandro Grimaldi, quien tras competir con cuatro mil colegas de América fue becado por Harvard. Otro compatriota que se doctoró en esa universidad fue el ingeniero Ramón Alonso, diseñador de la computadora para la misión Apolo 11, que logró alunizar el módulo lunar Águila el 20 de julio de 1969, coronando los esfuerzos de la Nasa. Los argentinos Charly Karamanián y Alejandro Bollana fueron seleccionados en la Nasa, entre miles de concursantes, por presentar un equipo para tratar los residuos corporales producidos por los astronautas; un verdadero problema que la Nasa no ha podido resolver. Se trata de un traje que mejora el uso de los pañales usados hasta hoy. Asimismo, la Nasa ha calificado al Instituto de Investigaciones Aplicadas (Invap) de Bariloche como el único emprendimiento nacional capaz de diseñar, construir y operar satélites. Los jóvenes mendocinos Marcos Bruno y Gabriel Caballero presentaron también en la Nasa un robot para instalar un GPS en Marte. El dispositivo fue aprobado por la agencia espacial norteamericana. Actualmente trabajan en la Nasa, en la misión a Marte, la astrónoma Yamila Miguel y los ingenieros Pablo de León y Miguel San Martín. La mayoría de nuestros connacionales que han estudiado en Harvard han obtenido títulos en política, derecho y economía. Argentina cuenta con prestigiosas universidades, a cuyas facultades concurren alumnos procedentes de Sudamérica. Sin embargo, no tienen la fama mundial de Harvard, Cambridge, Oxford, Stanford, Princeton y Pensilvania entre otras. Tal vez dentro de varios años las casas de estudios argentinas alcancen tal excelencia académica, que de algún premio Nobel extranjero se pueda decir: obtuvo el doctorado o el máster en la universidad de Buenos Aires, o de La Plata, Rosario, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Tucumán y por qué no de otra ciudad de nuestro país. Aunque no estudien o trabajen en alguna universidad extranjera, hay médicos, ingenieros, astrónomos, investigadores y profesionales de distintas disciplinas, argentinos y del mundo, colaborando en el avance de la humanidad. Un ejemplo es el del doctor formoseño Nelson Torales, quien presentó en un congreso realizado en Orlando (EEUU), su sistema para efectuar bypass a "corazón cerrado".

Edgardo Urraco


¿Por qué no taxis adaptados?

Escucho con orgullo que existe una nueva app para taxis y siempre me pregunto por qué no hay taxis adaptados para cargar sillas de ruedas. Las personas con discapacidades motrices, usuarias de sillas de ruedas, nos encontramos discriminadas para hacer uso de taxis y solamente nos quedan los autos adaptados que no tienen un valor regulado y quedamos siempre al arbitrio de los dueños de estos rodados. Propongo la designación como servicio público de taxis adaptados para que nos podamos integrar todos en igualdad de condiciones. Para tal servicio se podría licitar un número determinado de chapas. Espero que mi propuesta sea aceptada para bien de muchos y que contribuya a hacer más fácil nuestras actividades cotidianas.

Julia Conforti

DNI 35.022.023


Cuando soñar no cuesta nada

Les cuento qué medidas tomaría si fuera presidente electo. Trataría de que todo el pueblo, con sus representantes, el campo, la industria, universidades, analizaran el plan de gobierno, que todos deberían cumplir. La juventud, futuros gobernantes. Todos los mayores de 18 años sin trabajo, estudio, sin secundario cumplido, al servicio militar. Se los da de baja cuando terminen primario, secundario, o un oficio. Para la enseñanza, se contrata a profesionales de la enseñanza de todo el país, un 30% de incremento de sueldo por mes sin faltas. Los días de inasistencia, anulan el 30 % mensual, aunque sea un día. Todos los nombramientos deben ser por riguroso examen. Todo lo que pague el Estado, en cualquier puesto, debe ser por concurso. Todos los hospitales son gratis, para los que no pueden pagar. El Estado certificará a los no pudientes. Mentir en los datos es responsabilidad del ciudadano, que al mentir es castigado con multa. Con expertos en medicina, se podrá tarifar los hospitales. El 70% de lo ingresado se reparte, según estudio competente, a todo el hospital. Cada hospital lleva su propio ingreso. El 30 % restante va a las universidades estatales de medicina. Las escuelas de los barrios carenciados deben ser de doble escolaridad, con desayuno, almuerzo, merienda. El estudio en la universidad es gratis, para el que no puede pagar, y al recibirse debe aceptar que el Estado lo nombre en cualquier provincia como profesional, por tres años. Caso contrario, abona todos los años de estudio, como sus compañeros. Se estudiará a nivel académico cuánto sale en pesos una carrera universitaria. Los extranjeros pagan como los ciudadanos argentinos. Se bajan los impuestos a un 20 % por familia de trabajadores. Este porcentaje empieza a aplicarse cuando todos los trabajadores estén registrados. Contarán con una tarjeta de libre movilidad e identidad. La verificación de subas injustificadas en los precios de alimentos se castiga con multa y prisión. Las operaciones con dólares deben ser registradas y para qué fin se solicitan. Los dólares para viajes tendrán un recargo de 40%, que ingresarán a la Facultad de Ingeniería del Estado. Los subsidios del Estado se otorgan al que no puede trabajar, con dictamen de junta médica. El campo sólo paga impuesto de lo que exporta. Los campos mayores de 500 hectáreas pagan impuesto a la tierra. "El lenguaje de la verdad debe ser simple y sin artificios."

Carlos A. Borisenko

DNI 4.340.294


Todo fluye, nada permanece

Resulta bueno que ciertas cosas cambien, aunque ahondando en la realidad, algunos "cambios" no son elogiables, ni deseables. Las metamorfosis, las produzca quien las produzca, son bienvenidas siempre y cuando sean para bien, pero sólo cuando son para bien. Para cambiar algo, resulta fundamental percibir antes si lo que queremos modificar es más importante que lo que deseamos conservar, básicamente si somos capaces de distinguir entre ambos. Caso contrario debemos apelar al tiempo como el mayor de los revolucionarios, a pesar de que algunas cosas se resistan, sin lograr mínimamente alegrarnos, menos aún alentar soluciones. Frente al actual momento crítico, ese deseo, esa idea, ese proyecto de cambio necesario, ¿quién o quiénes lo representan y proponen seriamente hoy? Ante la evidente ausencia de líderes confiables, ¿se percibe algún grupo o clase social con los rasgos distintivos para arrogarse el monopolio de los ideales indiscutibles del promocionado cambio? ¿Cómo y con qué propuestas alcanzará la necesaria primacía social para llevar a cabo un proyecto transformador? Preguntas hoy tristemente vacías de respuestas, a los hechos y pobreza de ofertas me remito. Los "recambios" profundos y necesarios para mejorar lo que consideramos no funciona, o recuperar lo que creemos que alguna vez funcionó y luego aceptamos fuera pervertido por quienes se aprovechan de las garantías de nuestra libertad común, no son avizorados. Necesitamos cambiar abismalmente esta realidad magmática de contornos imprecisos, que incluye un alto grado de indecencia moral. Desechando incluso el simple voluntarismo de algunos políticos ayer desentendidos y hoy indignados (...) sin reconocer dañinos errores, producto de sus prebendas electorales. Aunque impulsados mediáticamente a vivir bajo la fascinación de lo imposible, confiemos: "Todo fluye, nada permanece".

Norberto Ivaldi


¿Tan descartables somos?

El 19 de julio pasado pasé a engrosar la lista de desempleados del país. ¿Qué está pasando que nos echan así como si nada? No sé si es por estar tan ocioso, si es por el hecho de saber que no tengo trabajo o la ansiedad que me genera no ver qué pasará mañana, qué haré mañana. Quiero trabajar. ¿Tan desconsiderados pueden ser de echarte así como si nada de un laburo? ¿Tanto les sobra el dinero para pagar indemnizaciones tras indemnizaciones a todos los que son despedidos? Es un vuelto para el empresario, el trabajador siempre fue descartable. El obrero siempre una "tuerca odiada" en el engranaje de las corporaciones. Somos generadores de riqueza pero vivimos bajo el yugo del opresor que nos empuja a la pobreza. Que repudia la igualdad y no tolera que luchen por estar mejor. Quiero trabajar y quiero vivir mejor. Trabajé dos años y casi siete meses en Neverland de Rosario y ahora me encuentro con este vacío, con esta bronca buscando otro empleo. Que Dios les perdone el daño que hacen. Me pagarán lo que corresponde, pero este sentimiento de vulnerabilidad no me lo saca nadie. ¿Tan descartables somos?

Franco Cornejo

DNI 37.815.370

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario