Cartas de lectores

Al director del Pami Rosario

Sábado 20 de Octubre de 2018

Señor director de Pami Rosario: sé de los esfuerzos que realizan para salir del abandono en la atención de estos últimos años, pero lamentablemente el tiempo no está de nuestro lado, de quienes padecemos día a día de patologías invalidantes que no nos permiten trabajar para sumar esfuerzo para salir adelante". Es por ello que apelo a su sensibilidad. No es justo tener que esperar más de un año para una intervención de prótesis de cadera que debería ser un trámite ágil. Usted no sabe del dolor diario que sufre un paciente con artrosis de cadera, se pierde calidad de vida día a día, la persona se deprime porque el dolor no lo deja hacer nada y mucho menos caminar, no es justo. Hay personas que, aun siendo mayores, son jóvenes, trabajan aún y se ven deteriorar esperando que Pami gestione las prótesis para la esperanzada lista de espera de seres humanos que son mayores, pero siguen siendo humanos. Apelo a su inteligencia y sensibilidad en nombre de todos los jubilados y le ruego considere todas las opciones para agilizar este problema con las intervenciones programadas, que no por ello, no dejan de ser urgentes.

Licencia de conducir (III)

A lo manifestado por el señor Hugo Pietrafesa, el martes 16 en Carta de Lectores, le agrego algo de mi propia experiencia. Como llevo algunos años de ser víctima del sistema que nos obliga a ser examinados cada 12 meses, un día se me ocurrió escribir a Ariel Bermúdez, mi representante en la provincia de Santa Fe. En mi correo le manifestaba la profunda irritación que me producía tener que concurrir una vez al año a demostrar mi capacidad de manejo, con el agregado del costo anual, y sugería algunos tenues cambios, como ser tener en cuenta antecedentes de accidentes, o multas graves, para extender el período. El señor Bermúdez me contestó a través de uno de sus asesores que lo que yo manifestaba era interesante pero que en realidad era inviable. ¿Por qué? El sabrá. A mí no me lo explicó pero quedó a mis órdenes. Por esta misma razón le había escrito, con anterioridad a Pablo Javkin, con el mismo resultado. En fin, verán ustedes, que como todo esto ocurrió en noviembre de 2016, sospecho que el tema es, como dice Bermúdez, inviable.

Otro aberrante asesinato

Otro aberrante asesinato. La inocente Sheila, y este hecho vil cercenando la vida de una niña de tan sólo diez años ha descubierto cómo se emplean los "planes sociales" que inescrupulosos políticos inventaron. Primero, fomentaron la pobreza, luego el antídoto convertido en miles de planes sociales a cambio del voto. Dineros que le sacan a los trabajadores para mantener vagos asesinos. Estos beneficios fomentan la vagancia y la compra de drogas y alcohol. Es lo que ha motivado el aberrante asesinato de Sheila, perpetrado por su propia familia. Las imágenes de esta triste historia que ha conmocionado una vez mas a la sociedad muestran, con elocuencia, humildes barrios de ciudadanos ociosos y se entretienen con el paco y la bebida alcohólica. En definitiva, les sueltan la mano y creen que todo está arreglado con las mencionadas dádivas hasta sus propias "conciencias". ¿Sería mucho pedirle al gobierno que empleen a estos "beneficiados" en tareas comunitarias y combatan de una buena vez la proliferación de sustancias que sólo benefician a los narcos?

La semilla muere para que la planta viva

El pasado 28 de agosto se cumplió un año de la muerte de mi "hermano en el cariño", Norberto Angel Cañas, en el Pami. Él debió esperar un año una intervención quirúrgica, deambulando de centro en centro asistencial. Tras la operación, falleció. Era una persona relativamente jóven, lúcida, de un espíritu emprendedor, generoso, solidario y siempre dispuesto a tender una mano a quien la necesitara. Por ley de la vida, sabemos que todos tenemos que morir algún día, pero que sea con dignidad. Con todo dolor elevo mis plegarias a Dios para que descanse en paz, como recompensa a lo que sufrió injustamente en su paso por la vida. Según José Narosky, "la semilla muere para que la planta viva". Norberto, como la semilla, moriste, y como la planta vivís latente en los corazones de quienes tanto te quisimos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario