Cartas de lectores

Adiós al último boliche

El 26 de febrero el barrio se enteró que desaparecía su bar más emblemático, el Victoria, el último boliche.

Miércoles 25 de Abril de 2018

El 26 de febrero el barrio se enteró que desaparecía su bar más emblemático, el Victoria, el último boliche. Sobre el bulevar Oroño, el más transitado de la ciudad. Este bar fue en sus inicios un prostíbulo y en la actualidad semejaba un café de nostálgicos sin lograrlo porque revivía todos los días. Del esplendor que le valió el apodo de "Reina" queda una puerta que merece las fotos y medio balcón, lo que resta del escenario en altura donde Gardel supo cantar entre bailarinas de portaligas. El edificio, antiguo y bello. Al tomar distancia se pueden observar sus detalles. La Municipalidad de Rosario, hace unos años, junto a un grupo privado se ocupó de restaurarlo bajo el Programa de Preservación y Rehabilitación del Patrimonio urbano. En este lugar se discutieron todos los temas de la vida, desde la política y la filosofía hasta el fútbol. Convocó a hombres jóvenes y no tan jóvenes, estudiantes universitarios, profesionales, políticos, grupos de poetas de renombre, gente intelectual y gente sencilla. Este bar de Oroño y Jujuy, que con el tiempo se convirtió en un restobar, fue visitado por los vecinos de varias generaciones y por muchos que llegaban especialmente de otros lugares para disfrutar del cafecito y de la charla en un lugar único de la ciudad. Una mañana nos enteramos los permanentes clientes, habitués del cafecito, que se había vendido y, sin ninguna explicación previa, se cerró. Sentimos dolor y bronca. Se acababa una etapa, en la que habíamos pasado horas tratando de comprender y transformar el mundo. Ya no tendríamos ese lugar de encuentros. La melancolía aún sigue y parece que no hay retorno. No volverá otro boliche con estas características. Se acabaron los buenos cafés, los sandwiches inigualables, las milanesas con fritas, el locro de las fiestas patrias y sus pastas caseras. Nos preguntamos cómo puede desaparecer este espacio que sólo brindó calidez y posibilitó el nacimiento de nuevas amistades. Un Victoria con una historia de muchísimos años, de más de un siglo, espectador y protagonista de todo un barrio y por qué no de una ciudad. Seguramente será reemplazado por un lugar distinto y quizás adecuado a la onda, a la moda de los que proliferan por esta zona. ¡Cuánto desearíamos que el bar se mantuviera y, sobre todo, que permaneciera su espíritu! Somos muchos los que lo recordaremos para que no muera definitivamente el último boliche.
Mabel Martínez
DNI 6.651.995


La imagen de Rosario
Es conocido el caso del veterinario que atropelló accidentalmente con su auto a un perro y que después de eso lo llamaban "el mataperros". El hombre tuvo que dejar su profesión como consecuencia de una imagen negativa. Es que imagen viene de imaginación, algo que suele crecer sin fundamentos serios. Los que nunca han estado en Rosario y se guían por algunos medios que destacan en particular las noticias de policía, se imaginan una ciudad en llamas. Pueden leerse titulares tales como "Violencia sin límites en Rosario", "Lucha entre bandas de narcos", "Caen policías corruptos", o "Triple asesinato y falta de seguridad"; los cuales tomados fuera de contexto pueden conformar para algunos forasteros una imagen de la ciudad algo distorsionada. Aun hoy muchos asocian a Rosario con el viejo mote "la Chicago Argentina" o "capital prostibularia". Pero no se trata de negar algunas de nuestras realidades negativas, es sólo intentar que se difunda una imagen equilibrada destacando los muchos atributos positivos que tiene Rosario. El Ente Turístico local, aunque con recursos limitados, trabaja denodadamente para construir una buena imagen de la ciudad, aunque no es fácil luchar contra noticias truculentas. Si Borges o Lorca hubieran vivido en Rosario ellos habrían escrito sobre el mágico encanto de sus calles, sobre la mítica fundación y el ancho Paraná color de león. Aunque en compensación aquí tuvimos dos negros inolvidables que nos dieron la mejor chapa de humor y talento. Es que Rosario fue construyendo su propia personalidad como una ciudad donde todavía es bueno vivir en ella por sus brazos de puente y pampa, y por sus parques poblados de mate. Es que Rosario no es Miami ni París, ni pretende serlo, reconoce sin prejuicios a los abuelos inmigrantes, a su fundación desdibujada y a su lucha federal. Es que Rosario sigue siendo la capital de los cereales pese a que abrió su puerto para que una bella costanera pudiera abrazar a su río. Es que Rosario, la de trenes, tranvías y corsos sigue siendo la de encuentros en bares aun sin billares y la de poetas escribiendo en las paredes. Digamos finalmente que la imagen de una ciudad se nutre y se difunde según la comunicación de emisores que muchas veces olvidan lo que no es de primera plana. Para un rosarino como yo, nada mejor que Rosario, pero esto también puede ser parcial; una imagen justa se forma con difusores objetivos y valoración no sólo material, de esta manera Rosario tendrá la mejor de las imágenes y el reconocimiento como ciudad bella y amigable.
Omar Pérez Cantón
Sobre el 12º encuentro de transporte fluvial
Asistí con doble emoción a un espectacular encuentro sobre la hidrovía en el salón de la Bolsa de Comercio. Hace más de 12 años fui invitado por el señor Rogelio Pontón a una de las primeras reuniones sobre la hidrovía. Por aquellos años yo traía de Paraguay cal siderúrgica para las plantas de nuestro país y era una lucha la navegación con las chatas transportadoras. Hoy, además de mejorarse la calidad del trasporte en chatas, mejoró la navegación y creció exponencialmente el número de empresas que utiliza ese sistema. El auditorio repleto, con personalidades de nuestro país, de los países ribereños a nuestros ríos, especialistas, empresarios y la Bolsa nuevamente anfitriona en una convocatoria que desde nuestra ciudad se hace al mundo de la navegación. Y al inicio mencioné la doble emoción, porque estoy absolutamente convencido de que el rol que ocupa hoy la Bolsa de Comercio de Rosario en todo lo que tiene que ver con puerto y navegación no es más que el fruto de la semilla sembrada por el fundador de la Bolsa, don Gregorio Machaín, quien además de esta función fue el principal promotor para la creación del Puerto y Aduana de Rosario. Bien reconocido está este esfuerzo en los escritos de Miguel A. de Marco (h) cuando cuenta la enorme convocatoria de Machaín al pedir a la Nación la creación del Puerto, recorriendo ante multitud de ciudadanos las calles de la ciudad. Con ese puerto cambió el destino de Rosario y su entorno llegando hoy en sus alrededores en congregar más del 80% de las exportaciones de nuestro país y sigue creciendo. Gracias a la Bolsa por continuar con ese espíritu.
Ricardo Machaín
DNI 6.614.876
Un gobierno mendaz
El de Macri es un gobierno mendaz. Qué duda cabe al respecto. Macri y su "equipo" conforman el equipo de gobierno más mentiroso desde el advenimiento de la democracia. Ya en el "debate" entre Scioli y Macri, el candidato presidencial de Cambiemos anunció con bombos y platillos que, de llegar a la Rosada, no ajustaría el cinturón de los argentinos, ni despediría trabajadores, ni devaluaría la moneda. Como todo el mundo sabe, desde el 10 de diciembre hasta el día de la fecha el presidente de la Nación ha basado su gobierno en el ajuste, el despido arbitrario y la devaluación. Todas y cada una de sus medidas vienen teniendo un objetivo central: favorecer al poder económico concentrado en detrimento de los trabajadores. La política macrista se sintetiza con la siguiente palabra: saqueo. En efecto, Macri y los Ceos que lo circundan están saqueando el bolsillo de los trabajadores sin ningún tipo de miramiento. Ahí está, como ejemplo por demás elocuente, el último tarifazo de la energía. Lejos de pretender mejorar la calidad del servicio eléctrico, la meta del presidente y de su ministro Aranguren es garantizar a sus "amigos" empresarios del sector la obtención de pingües ganancias. Lamentablemente, aún son millones los argentinos que se niegan a ver la cruda realidad. Se resisten a aceptar que vienen siendo vilmente engañados desde hace dos años y unos meses por un gobierno que hace de la mendacidad un culto. Aún creen que los tarifazos son imprescindibles para "sincerar" la economía, para arreglar el desbarajuste que dejó Cristina. Mientras tanto, en la intimidad, el presidente y los suyos continúan desternillándose de la risa.
Hernán Kruse
Sin asistencia a una alumna
Soy docente de la EETP N° 365, ubicada en Ayala Gauna 7936, y quería difundir una información que seguro es habitual pero no debería serlo. Se descompensó una estudiante, con una seria crisis nerviosa, dolores de cabeza, pecho y dificultad para respirar. Llamamos a nuestro servicio médico de urgencias CGyL, y no sólo que nos negaron la atención ya que "no es un traumatismo o esguince", sino que hasta insultaron a la vicedirectora de la institución. Luego, ante la amenaza de denuncia de nuestra parte nos llamó un supuesto coordinador justificando el accionar violento de los operadores telefónicos. Lo más importante, pasó una hora y media y seguimos esperando la llegada de los médicos.
Marco Rodríguez

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario