Cartas de lectores

A 50 años de la gran hazaña académica

Martes 21 de Noviembre de 2017

El 4 de noviembre de 1967 Racing Club se transformó en el primer grande de la Argentina. El mítico estadio Centenario de Montevideo fue testigo de la coronación mundial del "equipo de José". Esa tarde Agustín Mario Cejas, Oscar Martín, Roberto Perfumo, Alfio Basile, Néstor Chabay, Humberto Maschio, Juan Carlos Rulli, Joao Cardoso, J.J. Rodríguez, Juan Carlos Cárdenas y Norberto Raffo escribieron la página más gloriosa de la centenaria institución de Avellaneda. Enfrente tuvo al muy buen equipo escocés de Celtic, apoyado por toda la parcialidad uruguaya y desde Europa por el famoso actor Sean Connery (James Bond). La final lejos estuvo de ser un partido de fútbol. Fue una batalla campal donde los jugadores de ambos equipos se propinaron trompadas, patadas y codazos. Durante varios pasajes del combate la policía uruguaya invadió el campo de juego para intentar calmar a los jugadores. Fue contraproducente ya que su presencia sólo logró que los ánimos se encresparan aún más. El árbitro paraguayo Osorio expulsó a tres escoceses y dos argentinos, y la verdad es que se quedó corto. A los 11 minutos del segundo tiempo, Juan Carlos Rulli cedió la pelota a Cárdenas, quien avanzó rumbo al área escocesa. Al percatarse de que ningún rival le salía al cruce, despachó de izquierda un misil teledirigido que se clavó en el ángulo superior derecho del arco defendido por el arquero Fallon. Ese gol le valió a Racing consagrarse campeón del mundo y a Cárdenas transformarse automáticamente en el mayor prócer de la historia académica. Días después de la consagración, Racing se midió con River en el "Cilindro" e Independiente en su cancha. Los jugadores de River le dieron una cálida y respetuosa bienvenida a los campeones, mientras que en el estadio del Rojo la hinchada local los ovacionó. Eran otros tiempos. "El equipo de José" fue, qué duda cabe, uno de los mejores equipos de la historia del fútbol argentino, puso en práctica por primera vez un fútbol total (al mejor estilo de Holanda 1974) y fue un ejemplo de coraje y valentía.

Hernán Kruse

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario