..

Carnés de conducir a colombianos, la bomba que hace estremecer a Maciel

La novedad sobre el robo de información a pobladores locales para entregar las licencias de conducir a personas que no son de allí empezó a circular el miércoles y se propagó rápidamente.

Sábado 10 de Octubre de 2015

"Pensé que me citaron por una multa de tránsito, pero cuando fui a la comuna me enteré que era porque hay cuatro carnés de conducir dados a colombianos con información que me robaron". Sin ocultar su preocupación e incluso su angustia, un pequeño comerciante de Maciel resumió en esa frase la situación por la que atraviesan al menos 25 habitantes del pueblo y también de Oliveros, Monje, Gaboto y Clarke. Esta semana, estas personas se enteraron que la comuna de Maciel entregó una cantidad no precisada de licencias de conducir a ciudadanos colombianos que no viven en el pueblo y que no se sabe para qué vinieron al país. Quienes están en la mira por esta grave irregularidad son dos empleados comunales, pero entre los habitantes de Maciel se instaló con fuerza la hipótesis sobre una mafia que opera en el pueblo para lucrar con los extranjeros.

La novedad sobre el robo de información a pobladores locales para entregar las licencias de conducir a personas que no son de allí empezó a circular el miércoles en Maciel y se propagó rápidamente. Fue cuando varios pobladores recibieron una citación para presentarse en la comuna. La bomba explotó cuando el primero de ellos, una mujer, acudió a la cita y supo de qué se trataba: la habían convocado para que respondiera si conocía a ciertos ciudadanos colombianos y para que confirmara si un vehículo cuya tarjeta verde aparece a nombre de una persona de esa nacionalidad es en realidad suyo.

Esta mujer declaró a primera hora de la mañana de ese día y luego le siguieron otras. Todas pensaron que las convocaban por una multa de tránsito o un impuesto impago, pero no tardaron en descubrir que el motivo era otro. Y la alarma se extendió a toda velocidad por el pueblo.

Muy pronto, algunos descubrieron otro dato: que la comuna había extendido hasta cuatro carnés de conducir a ciudadanos colombianos empleando información personal suya o de sus vehículos, que en algunos casos son autos y en otros, motos.

¿Cómo saltó? Hace un par de meses, cuando se supo que la comuna de Maciel había otorgado carnés de conducir a ciudadanos colombianos, el presidente comunal forzó a tomar licencia a dos empleados y les inició un sumario administrativo. Se trata de Enzo Eneas Escobar y Daniel Alfredo Fared, que eran los encargados del Centro de Habilitación de Conductores. A cargo del sumario quedó la abogada Jimena Terumi Olazábal. Fue ella quien citó a las personas cuya documentación personal se utilizó para otorgar las licencias de conducir a ciudadanos extranjeros.

El miércoles, cuando se encontró cara a cara con Terumi Olazábal, la dueña de un vehículo utilitario todavía no sabía para qué la habían citado. La abogada quiso saber si conocía a Escobar y Fared, y la mujer no tuvo problemas en admitirlo. "El pueblo es chico y acá nos conocemos todos", comentó. Su perplejidad se produjo instantes después, cuando encargada de instruir el sumario administrativo le planteó el siguiente interrogante:

¿Conoce a Cristian Camilo Lotero Ocampo y José Javier Arboleda Ocampo?

Terumi Olazábal le mostró las fotos de ambos. Luego también le pidió que reconociera documentación de su vehículo e incluso su póliza de seguro. Eran los papeles que se habían utilizado para extender las licencias de conducir a los colombianos. Ella lo ignoró hasta ese momento.

La situación se repitió casi como un calco en otros casos. Esa misma mañana varios habitantes de Maciel se sentaron ante Terumi Olazábal y escucharon las mismas preguntas. Nadie declaró no conocer a Escobar y Fared, pero todos se sintieron igualmente sorprendidos cuando la abogada los interrogó sobre si conocían a ciudadanos colombianos a los que les fueron nombrando.

Otros nombres por los que preguntó Terumi Olazábal son Cristian Camilo Giraldo Ramírez, Carlos Ariel Fernández Alzate, William Andrés Londoño Ríos y Freddy Alexander Hernández Rojas. Hay más nombres, que no se mencionan aquí porque este diario no pudo chequearlos.

El repaso de esa lista plantea interrogantes, ya que aparecen dos personas que dicen llamarse Cristian Camilo, aunque uno se apellida Lotero Ocampo y el otro Giraldo Ramírez. ¿Es la misma persona? ¿Son dos personas distintas?

La presunción más fuerte en Maciel es que pueden tratarse de identidades falsas, y que quienes las utilizan ahora también circulan por el país con carnés de conducir obtenidos irregularmente, sin siquiera haber estado nunca en el pueblo y con información robada a otras personas. ¿Fueron Escobar y Fared? Si fueron ellos, ¿actuaron solos o obedecían órdenes?

También hay personas afectadas por el robo de su información personal y de sus vehículos en Monge, Gaboto, Oliveros y Clarke, pueblos situados en los alrededores y cuyos habitantes en el pasado debían tramitar su carné de conducir en la comuna de Maciel.

En dos de los casos, las personas afectadas incluso están fuera del país y por lo tanto aún no respondieron a la citación de Terumi Olazábal, que ayer seguía tomando declaración testimonial a otros habitantes del pueblo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS