..

Capitán Bermúdez implementa un novedoso sistema de apoyo escolar

La iniciativa, única en la provincia, es impulsada por el municipio, y participan 13 docentes Se busca bajar los niveles de repitencia y deserción. Este año participaron unos 200 chicos

Viernes 03 de Diciembre de 2010

Capitán Bermúdez.- Una vez más se culminó con éxito una nueva edición del programa de apoyo escolar Todos Podemos, una iniciativa única en la que un municipio se involucra directamente en la problemática educativa de una ciudad. Apuntado a estudiantes de los tres primeros años del nivel inicial, el programa tiene un fuerte contenido social, ya que sus destinatarios son alumnos provenientes de familias de escasos recursos, que por un lado no están en condiciones de pagar un apoyo particular, ni tampoco, por distintas circunstancias, de acompañar a sus hijos en el aprendizaje.

En distintos locales de la ciudad los alumnos asisten tres veces por semana a clases que duran 90 minutos, y que están ubicadas en contra turno del horario en el que asisten a clase regular.

Los seis lugares elegidos, que pertenecen a distintas instituciones de la ciudad, fueron escogidos de manera tal que se encuentren próximos a los domicilios de los chicos, para que el traslado no sea una dificultad.

Directivos de las cinco escuelas públicas de la ciudad han dado su apoyo y colaboración para que este programa siga adelante y pueda completar su tercer ciclo de vigencia.

Olga Gallardo, coordinadora del programa, rescató la labor de las docentes: "Ellas son quienes resuelven una ayuda puntual para una dificultad seria de aprendizaje o de comprensión", dijo, y remarcó que "la realidad actual laboral de los padres claramente dificulta el acompañamiento y el control sobre el niño. Son familias carecientes, cuyos integrantes adultos son analfabetos en muchos casos, y no pueden dar prioridad a la educación de sus hijos".

Uno de los aspectos en los que el programa pone énfasis tiene que ver con los contenidos que se dictan en algunas escuelas, que muchas veces no son comprendidos por los chicos por su desarrollo evolutivo y que sólo pueden ser aprendidos cuando reciben una contención más cercana como la que se impulsa en estas clases.

Según los impulsores, los objetivos del plan son reducir los índices de deserción escolar, generar igualdad de posibilidades de acceso a los conocimientos, contribuir a la integración social de los niños, colaborar con la enseñanza de tareas escolares y crear hábitos de convivencia y responsabilidad.

En esta tercera etapa, unos 200 alumnos de primero a tercer grados de la ciudad recibieron el apoyo pedagógico y la contención afectiva que son la esencia del programa.

Los organizadores de Todos Podemos no dudan que, desde su implementación, tanto los niveles de repitencia como de deserción escolar se han reducido en la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS