Campo

Soluciones para mejorar el estado de los caminos rurales

• Desde la Fundación pusieron en marcha una app para poder contar con datos certeros sobre la situación en cada pueblo

Sábado 19 de Agosto de 2017

La producción granaria creció exponencialmente, se transportan 10 veces más de toneladas pero se hace sobre los mismos caminos que hace 50 años y se registra un aumento de precipitaciones y disminución del tiempo al pico de caudal notorio. En un país donde más del 90 por ciento de la producción se moviliza por transporte terrestre sólo el 12 por ciento de los caminos están pavimentados, el 82 por ciento son de tierra y el 6 por ciento están mejorados. Sólo en la Pampa Húmeda hay cerca de 270.000 km de caminos de tierra. Las consecuencias recaen no sólo sobre los que viven del campo sino sobre todos los sectores de la sociedad, ya que el mal estado de los caminos termina impactando en el precio en la góndola, advierten desde la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada).

La entidad elaboró una investigación sobre el sistema vial argentino y lanzó una alerta pero también se puso en acción y quiso colaborar con un principio de solución con la elaboración de esta iniciativa innovadora. Fada desarrolló una innovadora aplicación para aportar al mejoramiento del sistema vial. Se trata de la app "Caminos Rurales" que ya está disponible para bajarla desde Play en los celulares con Android (ver aparte).

Con esta aplicación se puede cargar una alerta sobre el estado de caminos y rutas y chequear cómo están los caminos a través de las alertas cargadas por los demás usuarios.

David Miazzo, economista Jefe de Fada, subrayó que "con los niveles de agua que hay hoy y la situación de los caminos es muy complicado lograr una mejora rápida" pero para afrontar la problemática destacó que "se necesita más plata".

"No queda otra cuando están los caminos destruidos que poner plata, contratar", dijo y explicó que lanzaron la aplicación porque no está la información y no hay un inventario sobre qué está mal y que está bien. "Se sabe a nivel regional, el inspector de la zona sabe, pero no hay un relevamiento", dijo y explicó que con esta aplicación "vamos a tener la información en tiempo real".

"Vas a tener sistematizado, geolocalizado, con fotos el estado de los caminos y si eso lo cruzas con los inspectores de la direcciones viales de las provincias se puede empezar a hacer algo", agregó Miazzo quien adelantó que toda la información relevada se va a compartir con los ministerios de las principales provincias productoras agropecuarias.

En el desarrollo de la app ya participan Córdoba y Buenos Aires pero la idea es ir sumando más provincias. "El productor cuando carga una alerta si sabe que su Ministerio lo está viendo siente que tiene una utilidad cargar la información. Además, también vamos a compartir la información con las provincias para que les sirva para gestionar mejor", puntualizó.

El referente de Fada señaló que el estado de los caminos no sólo afecta al productor o al transportista, sino que afecta en la vida diaria de cualquier persona tanto de la ciudad o el campo. ¿Por qué? Porque el estado de los caminos está ligado al precio de las mercaderías. "Es importante sacar los productos en el momento adecuado. Por ejemplo con la leche, si el camión recolector que busca la leche no puede pasar por camino cortado o se le rompe por el mal estado al transitar, se van arrastrando costos que terminan incidiendo en el precio", indicó.

En relación al sector productivo, dijo que las consecuencias son directas. "Por ejemplo, se genera imposibilidad de transportar leche, que en algunos casos se termina tirando; imposibilidad de transportar el ganado en el mejor momento; dificultad para entrar las máquinas a los campos para sembrar o cosechar en el momento indicado, entre múltiples ejemplos. Y además el impacto social, ya que la gente no puede ir a comprar la comida al pueblo o los chicos no pueden ir a la escuela", relató al tiempo que subrayó que "se transportan 10 veces más de toneladas pero se hace sobre los mismos caminos que hace 50 años".

"Por eso creemos que la app Caminos Rurales va a ayudar a el problema, a generar información acerca de dónde se encuentran los focos del problema y cómo va evolucionando el estado de los caminos en el tiempo. Es una herramienta que le va a servir a los gobiernos hacer una mejor gestión y a los usuarios de los caminos ahorrar tiempo y problemas", afirmó Miazzo.

Durante la presentación _que se realizó en el Congreso de Aapresid_ Fada también expuso algunos datos de su investigación sobre el sistema vial argentino.

RELEVAMIENTO RURAL. Según el estudio de la fundación, el 80 por ciento de los caminos terciarios se concentran en la Pampa Húmeda, atendiendo a 330.000 establecimientos agropecuarios. Al no poder garantizar un óptimo tránsito por ellos, provoca una pérdida de competitividad y caída en el ingreso de los productores. Según la Asociación Argentinas de Carreteras, las pérdidas por esta problemática ascienden a 519 millones de dólares por año.

El relevamiento da cuenta de que hoy los caminos prestan un servicio deficitario para los usuarios, en donde la baja conservación y la erosión, tanto hídrica como eólica, debilitan día a día su estado. Los caminos en promedio pierden 10 cm de altura por año, por lo que van transformándose en canales.

Miazzo detalló que la red vial argentina está integrada por 628.510 km, los caminos de tierra son 500 mil km y la red terciaria es de 400 mil km. Las principales provincias productoras _Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires y La Pampa_ suman 270 mil km.

Estos kilómetros de caminos son afectados diferentes factores. Entre ellos, la naturaleza de los suelos, que es sumamente dinámica, característica de sus propios componentes, afectados por la transformación productiva, la pendiente del suelo, la carga transportada, las precipitaciones y la proximidad de las napas. Sumado a lo anterior, el cambio climático, genera mayor inestabilidad, con lo cual es preciso desarrollar medidas que minimicen el impacto de tales fenómenos y aumenten la resiliencia de los caminos y la absorción de agua en los campos, advierten desde Fada.

Respecto a lo institucional, se destacó que sus fortalezas o debilidades impactan directamente sobra la infraestructura. La falta planificación en el mantenimiento y las mejoras de los caminos, es un aspecto débil de los sistemas, y responde entre otros factores, a la falta de un plan director.

"En la actualidad, los caminos terciarios carecen de un diagnóstico certero sobre su estado. Por otro lado, las acciones que se toman entre los diferentes actores, pocas veces son coordinadas. Respecto a los socios, se visualiza, en general, falta de renovación y participación, como así también herramientas tecnológicas que potencien la interacción entre usuarios y decisores", puntualizaron.

En suma, se observa una baja coordinación de las acciones, pocos veces son abordadas entre los consorcios canaleros y de conservación de suelo, o entre los municipios y provincias.

Además, del análisis surge que el sistema está subfinanciado, los fondos distribuidos están por debajo de los montos recaudados y gran parte de los recursos se destina a gastos operativos con lo cual no se realizan previsiones para la renovación del capital y si se realizan es a costas de menos obras.

"Es un factor central a la hora de mejorar el actual sistema, en donde se visualiza que de manera general no se destinan todos los recursos recaudados a las obras de mejora y mantenimiento, y lo recaudado de manera específica no alcanza. Las cuales incluso serían insuficientes en regiones donde es necesario realizar una traza nueva", subrayaron.

LA SALIDA. El economista Jefe de Fada planteó algunas soluciones para enfrentar la problemática de los caminos. Miazzo propone soluciones "verdes" como realizar terrazas o sistematización del campo, cultivo en franja, sistematizar los excedentes hídricos, empastado de canales, vegetación de médano o playas salinas, pastoreo rotativo y rotación de cultivo por praderas. Todo esto impulsarlo mediante esfuerzos privados e instituciones, programas como el BPA de Córdoba y créditos especiales para sistematización de lotes y excedentes hídricos.

Entre las soluciones "azules" se encuentra la posibilidad de la creación de consorcios y su unificación en donde ya existan (como es el caso de Córdoba), un mayor equipo de inspectores e ingenieros viales que se dediquen a controlar el estado de los caminos, la elaboración de un plan director y equipamiento de unidades con GPS.

Por último, se expusieron las soluciones "rojas" con un plan intensivo de capitalización de consorcios, municipios y vialidad. Se busca armar un plan para capitalizar de herramientas a los diferentes encargados del mantenimiento y maquinaria básica para las entidades de menor jurisdicción y maquinaria pesada a las de mayor. Por otra parte, fondos específicos con lo recaudado por las tasas, control de asignaciones y disponibilidad absoluta del fondo y atención de emergencias.

Sobre la app

¿Qué es la App de Caminos Rurales?

Es un sistema georreferenciado de alertas desarrollado por Fada, sobre el estado de los caminos rurales, en tiempo real, con cobertura en todo el territorio del país. De uso libre y gratuito.

¿Quiénes son los usuarios?

Los usuarios son todas las personas que transitan por los caminos rurales: productores, transportistas, contratistas, o cualquier persona que quiera colaborar.

¿Quién carga las alertas?

Las alertas son cargadas por los propios usuarios en tiempo real. De forma permanente Fada ejercerá una moderación sobre el sistema.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario