Campo

Los rindes del trigo condicionan el volumen de cosecha a nivel nacional

• La producción de maíz de Brasil y Argentina presiona los precios, según la FAO. El país registraría una cosecha récord en esta campaña.

Sábado 25 de Noviembre de 2017

La producción de trigo volvería a tocar las 17 millones de toneladas gracias la obtención de un rinde promedio que casi toca los 1.500 kilos por hectárea, cuando en algunas zonas, como en Córdoba, los problemas con el agua consolidaron una caída en el área de cobertura y también en el rendimiento obtenido.
Según datos aportados por la Bolsa de Cereales porteña, la cosecha de trigo avanzó 4,7 puntos porcentuales durante la última semana, elevando el avance de recolección al 12,5 por ciento de la superficie apta.
Así el rinde medio nacional ascendió a 14,9 quintales por hectárea, y se mantiene de esta forma la proyección de producción de 17.000.000 toneladas para la presente campaña.
La cosecha de trigo continúa avanzando sobre las regiones del norte del país, principalmente en el Noroeste y Noreste argentino, con rendimientos afectados por la falta de humedad y las heladas tardías que se registraron en etapas de llenado de grano.
Al mismo tiempo, se relevaron las primeras labores de recolección en el núcleo norte, mientras que la cosecha cobró mayor fluidez en el centro-norte de Córdoba y Santa Fe, centro-este de Entre Ríos y Corrientes.
En el sur de Buenos Aires y La Pampa el cereal comenzó a llenar grano bajo buenas condiciones climáticas, aunque en el sudoeste bonaerense se continúan relavando excesos hídricos en ambientes bajos.
La presión sanitaria presenta gran incidencia de roya que obligó a los productores locales a realizar nuevas aplicaciones de fungicidas.
El último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) dio cuenta de que los primeros lotes trillados sorprendieron con sus resultados, dejando en la lona las expectativas. El golpe térmico embistió de lleno a los cuadros tardíos que están en el llenado, se resaltó.
"Promedios de 42 qq/ha encendieron el entusiasmo al entrar las cosechadoras en los primeros lotes del centro sur de Santa Fe. Si bien el avance es muy incipiente, es una buena señal para el cultivo en un año con tanta presión de enfermedades. Incluso hubo rindes máximos de 58 quintales en los alrededores de Cañada de Gómez y Villa Eloísa. Pero también hay lotes severamente afectados por no haberse podido llegar a tiempo a controlar las enfermedades. En General Pinto, en el norte de Buenos Aires, las expectativas retroceden a los 30 qq/ha", apuntaron desde la GEA.
Por otra parte, se destacó que se viene una súper siembra de soja ya que se registró 1,9 millón de hectáreas en siete días. "El avance intersemanal fue de 38 puntos, y si no fuese por la falta de agua que acecha, la siembra de la oleaginosa en la región ya sería cosa pasada. Por la gran actividad desplegada durante estas últimas dos semanas, la campaña pasó a ser la más adelantada de los últimos 5 años. Pero la falta de agua en la capa arable le puso freno a la plantación. Quedan por delante 735 mil ha a la espera de nuevas lluvias", se señaló.

Malezas malas. En plena siembra aparecieron muy fuertemente los problemas con las malezas. Hay un gran avance de las más temidas: rama negra, yuyo colorado y gramíneas resistentes. "Los tratamientos son cada vez más costosos y no se logra dar con la eficiencia necesaria para contenerlas. Aquellos que han aplicado herbicidas preemergentes en forma oportuna han sorteado con mejor suerte la amenaza. Las plagas comienzan a hacerse presentes en los planteos de soja: chinches diminutas, oruga bolillera y otras cortadoras. Megascelis y tucuras avanzan por el oeste de Córdoba", detallaron desde la Bolsa rosarina.
Precios. A nivel global, los suministros de la Argentina y Brasil redujeron los precios internacionales del maíz y controlaron la volatilidad en 2017. Así lo consignó el "Informe Perspectivas Alimentarias de la FAO" que analiza el estado de los principales cultivos y alimentos producidos en América latina y el Caribe.
Una mayor producción de maíz y una caída en la del trigo de América del Sur en 2017 son dos aspectos destacados por el reporte del organismo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.
Además señaló que la cosecha de arroz de América del Sur en 2017 también alcanzará un nivel récord, mientras que la carne se recuperará después de tres años de declive. Con respecto a los pronósticos para la temporada 2017-2018, cuya siembra está en curso, el informe destaca que habrá una caída en la producción de soja en América del Sur.
Con relación al maíz, desde julio de 2017, los grandes suministros de exportación en Argentina y Brasil contribuyeron no solo a precios internacionales más bajos, sino también al descenso en la volatilidad de precios.
Así en América del Sur, la producción de maíz de Brasil de 2017 alcanzó un nuevo récord de 99,4 millones de toneladas, un 57 por ciento más que en 2016 y la Argentina también registró una generación sustancial de 49,5 millones de toneladas del cereal.
Por parte de las exportaciones de Brasil para la temporada 2017-2018 (julio/junio), una cosecha récord de maíz y un tipo de cambio favorable elevarían sus ventas en 15 millones de toneladas, o 120 por ciento, a alrededor de 28 millones de toneladas.
En el análisis de la FAO se pronostica que la cosecha récord en Argentina impulsará sus exportaciones de maíz a 27 millones de toneladas, muy por encima de la temporada anterior (22,6 millones de toneladas).
De las existencias de maíz, se espera que las de Argentina crezcan mientras que las de Brasil alcanzarán un récord histórico de 15 millones de toneladas.
El informe de la FAO tuvo un espacio para el trigo y aseguró que en América del Sur, se prevé que la producción total del cereal de 2017 disminuirá en un 6 por ciento.
La mayor parte corresponde a una reducción del 18 por ciento en la producción de trigo de Brasil, prevista en 5,5 millones de toneladas.
En tanto, la de Argentina, en cambio, se estima a un nivel muy superior al promedio, alcanzando 19 millones de toneladas, producto de una expansión de las siembras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario