Campo

La superficie sembrada con trigo es un 22 por ciento más baja que el año pasado

La lluvia benefició a los cultivos y gracias a las últimas precipitaciones la siembra de trigo podría llegar a las 3,6 millones de hectáreas para la campaña 2012/13, según la Guía Estratégica...

Jueves 23 de Agosto de 2012

La lluvia benefició a los cultivos y gracias a las últimas precipitaciones la siembra de trigo podría llegar a las 3,6 millones de hectáreas para la campaña 2012/13, según la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario. No obstante, si bien en esta nueva estimación de superficie se agregaron 10.000 hectáreas, el número es un 22 por ciento inferior al área sembrada en la campaña pasada, cuando se cultivaron 4,63 millones de hectáreas.

Las importantes lluvias registradas durante la primera quincena de agosto, cambiaron rotundamente las condiciones hídricas en las zonas trigueras más importantes del país y se reflejan en la última estimación nacional de producción para trigo del GEA.

De esta manera, a la estimación de superficie anterior se le agregaron 10.000 hectáreas, alcanzando así las 3,6 millones de hectáreas para la campaña triguera 2012/2013. A partir de esta última estimación, el área sembrada para esta campaña resulta un 22 por ciento inferior a la sembrada en la campaña pasada, cuando se cultivaron 4,63 millones de hectáreas.

El jueves pasado el Ministerio de Agricultura de la Nación recortó su cálculo para la superficie que se destinará al trigo de la temporada 2012/13 a 3,7 millones de hectáreas, desde los 3,82 millones de hectáreas previos.

El último informe mensual del Departamento de Agricultura (Usda) de Estados Unidos estimó la cosecha argentina de trigo en 11,50 millones de toneladas, por debajo de los 12 millones previstas en julio, en tanto que el saldo exportable fue recortado de 6,20 a 5,50 millones.

Zonas trigueras. Luego de un junio y julio con anomalías negativas de lluvias, la primera quincena de agosto cambio rotundamente las condiciones hídricas en las zonas trigueras más importantes del país. Las lluvias hicieron foco en el este de Buenos Aires con registros que rompieron marcas históricas y alcanzaron la región pampeana y la zona centro-norte del país. En la provincia de Córdoba no fue lo que se esperaba pero son las primeras lluvias del invierno que dan alivio a los lotes de trigo que están en condiciones complicadas.

"A punto de terminar las tareas de implantación y a partir de las condiciones del trigo en Argentina, es posible vislumbrar una muy buena campaña productiva de este cereal", sostiene el informe.

Sin embargo, desde GEA advierten que de repetirse estos episodios, podría haber problemas de anegamientos. "El monitoreo y el control de enfermedades será clave para la productividad de trigo en este año", destacaron.

Al parecer nada podrá contrarrestar la exigua campaña triguera que tendrá Argentina. El 19 de junio pasado, el gobierno nacional liberó para exportación 6 millones de toneladas de la nueva campaña pero los referentes del sector advierten que el anuncio llegó tarde. Desde el ministerio de Agricultura, en cambio, consideran que la sobre oferta mundial de trigo influyó en la caída de la siembra.

Como contraparte de la caída de superficie cultivable de trigo aumentó el área de cebada. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé que la superficie de cebada de la campaña 2012/13 ascenderá a 1.570.000 hectáreas, es decir 70 mil hectáreas más que la anterior estimación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario