Campo

La oferta presiona los precios de la cosecha en Estados Unidos

• La trilla de trigo local avanza y sorprenden los rindes, que llegan a 60 quintales. La falta de agua condicionan al maíz y a la siembra de soja

Sábado 02 de Diciembre de 2017

El nivel de precios inquieta a los productores, y el clima también. La historia de los mercados básicamente continúa siendo la misma: gran oferta de productos que no parece reducirse, presión de cosecha con venta del agricultor en Estados Unidos, aunque a un ritmo menor que el año pasado, indicó Celina Mesquida, analista de RJO´Brien.

"Si bien los precios bailan al ritmo de los pronósticos de lluvias en Argentina, al momento no es un tema de extrema preocupación", puntualizó.

Mientras tanto, el maíz establece un nuevo piso en el contrato de diciembre, queriendo coincidir con el estacional del año pasado a finales de noviembre.

Mesquida indicó que la otra cuestión interesante de observar es el pequeño rebote que los futuros de maíz presentan llegando a fin de año, y esto ha sucedido en los últimos 3 años. Nada indica que esto sí o sí debiera marcar una tendencia, pero nuevamente, con fondos que continúan cortos (a pesar de la compra de 20 mil lotes esta semana), y un pronóstico incierto de lluvias en plena etapa de desarrollo de cultivos en Sudamérica.

"El trigo atraviesa una situación muy similar al maíz, y si bien no nos estamos volviendo alcistas con estos productos, ya que las existencias mundiales son muy holgadas. Con estos precios, es importante destacar que la demanda aumenta y si bien Estados Unidos no participa en todo el negocio, la demanda es demanda", apuntó la analista.

Desde 2010, la participación de Brasil en el comercio mundial de maíz se ha más que duplicado, del 10 por ciento al 22 por ciento y en ocasiones en los últimos años la participación de Brasil en el mundo el comercio ha excedido la de los Estados Unidos. Los importadores cada vez dependen más de la producción de Brasil y asumiendo rendimientos de tenencia, se espera que nuevamente Brasil domine el comercio mundial desde agosto-septiembre de 2018, aunque no hay que dejar de ver el crecimiento de Argentina en los últimos años.

El Baseline del Usda informó las proyecciones de largo plazo, y si bien hay mucha información, la que más nos interesa en este momento es la de estimación de área, ya que el farmer una vez terminada la cosecha se enfocará en el planificar la siembra de la próxima campaña.

Trigo. La cosecha de trigo avanza y las marcas siguen sorprendiendo. Los rindes promedios rondan los 43 qq/ha, aunque los techos siguen alcanzando los 60 quintales. No obstante, en algunos lugares hay problemas de calidad, detalló la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario.

"Aunque ha sido la campaña de mayor presión de enfermedades, la conciencia que tuvieron los productores sobre el problema y las medidas de control que tomaron hoy se reflejan en las cosechadoras: los rindes son excelentes y siguen superando las expectativas. Incluso el avance y las marcas productivas son muy similares a las de un año atrás. En el norte de Buenos Aires aún no comenzó la cosecha, pero también hay altas expectativas", se señaló.

El informe aclara que hay un cambio de escenario climático en la región. La falta de agua ya se siente en la región central y Córdoba es la provincia más afectada. El tiempo seco y ventoso, con tormentas que sobrevuelan y amenazan con desatar un diluvio, y luego no dejan agua, ya deja a la mitad de la provincia en sequía y al resto en condiciones regulares. El escenario que se observaba al 8/11 siguió agravándose. Incluso las reservas adecuadas a óptimas del este, de hace 17 días, han descendido a regulares.

Por otra parte, la siembra de soja es pausada debido a la falta de agua. Sólo se avanzó 5 puntos en esta semana con la soja de primera. Con un progreso del 90 por ciento de las 4,9 millones de hectáreas intencionadas, la campaña perdió su ventaja y pasó a estar cabeza a cabeza con los números de avance del año pasado.

"Las localidades que recibieron algunas lluvias, como las del centro-sur de Santa Fe y noreste de Buenos Aires, pudieron continuar con la siembra de la oleaginosa. Sin enfermedades ni plagas de gravedad, las malezas siguen acechando al cultivo. Cada vez se necesitan acrecentar más las dosis para combatirlas. Los niveles de resistencias que han adquirido plantean un nuevo desafío productivo. Cada vez son más los que piensan implementar cultivos de cobertura en la próxima campaña para, aparte de mantener a raya los niveles de las napas, complementar el control", especificaron desde GEA.

Además, se detalla que las siembras de diciembre peligran ante el cambio de escenario de lluvias. "Este cambio de paradigma en el clima, que desde hace unas tres semanas parece haberse instalado, acecha a las siembras de maíz tardío y soja de segunda. Si no llegan lluvias de consideración, las siembras de diciembre no podrán hacerse sobre todo en el oeste de la región", puntualizaron.

En cereales, en tanto, el estrés hídrico deja al 10 por ciento de los maíces regulares. La escasez de lluvias comienza a sentirse también en los maíces. Un 10 por ciento de los cuadros bajó a la condición regular. Mientras que un 35 por ciento se los clasifica buenos y un 55 por ciento entre excelentes y muy buenos. Los más adelantados, con 8 hojas desplegadas, necesitan de un mayor consumo de agua. Durante el día, el acartuchamiento de las hojas domina a un mayor número de lotes.

En el centro y norte de Santa Fe, la cosecha de soja alcanzó 82 por ciento de avance la última semana, la intención de siembra de arroz llegó a 97 por ciento y hubieron rindes por debajo de lo esperado en la recolección de trigo, informó ayer el Servicio Estratégico para el Agro (SEA) que elabora la Bolsa de Comercio provincial junto al ministerio de la Producción.

Esta semana se logró un avance de 82 por ciento en la soja, equivalente a 746.200 hectáreas sobre las 910.000 de intención de siembra, y el arroz llegó a 97 por ciento de la intención de siembra, es decir, 31.000 hectáreas, con un avance intersemanal de 4 por ciento.

En tanto, se registró rindes por debajo de lo esperado en la cosecha de trigo en los departamentos del norte de Santa Fe, que incidió en un resultado "negativo" para los productores que arrendan campos, mientras que los propietarios están en una situación "neutra" o "levemente positiva".

"El proceso de trilla del trigo avanzó en varios grados, siendo los departamentos del norte los finalizados y con bajos rendimientos promedio", indicó el informe semanal de la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción provincial.

Según el trabajo, se da una "situación que, en rangos generales, en los campos arrendados fue negativa y en campo propio, levemente positiva o neutra por el impacto de la plaga fusarium".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario