Campo

La expansión del sector en la Argentina

Sábado 11 de Mayo de 2019

El sector porcino está en expansión. La producción de carne porcina fue de 147 mil toneladas en el primer trimestre de 2019 y verificó un crecimiento del 4,3% con respecto a igual período del año previo. El consumo aparente presentó un crecimiento del 2,5% al totalizar 154 mil toneladas en el acumulado enero-marzo de 2019, fomentado por el abaratamiento relativo con respecto a la carne vacuna, se destaca en el informe del sector porcino elaborado por IES Consultores. El consumo per cápita se ubicó en los 14,6 kg/habitante.

En 2019 se prevé que el sector porcino alcanzará un nuevo máximo histórico de producción, consumo interno y exportaciones, para alcanzar el noveno año consecutivo de crecimiento. “El consumo interno seguirá siendo el principal impulsor de la producción del sector, motorizado por la mejora relativa de precios, tanto de los cortes frescos como los chacinados con respecto al resto de los alimentos (y en particular a sus sustitutos como la carne vacuna y aviar)”, apuntaron desde IES Consultores.

Sin embargo, las exportaciones se triplicarán por segundo año consecutivo en 2019, y ganarán relevancia para el sector, que, además, serán beneficiadas por la apertura de China para nuevos cortes porcinos que elabora nuestro país (junto con negociaciones para abrir nuevos mercados). La rentabilidad mejorará de la mano de una cosecha récord de maíz en 2018/19, lo que generará un alivio para los precios de la alimentación animal.

“El año 2019 sigue mostrando una senda de crecimiento ininterrumpido para el sector porcino, ya que tras exhibir una tasa de crecimiento promedio anual del 8,5% en los últimos diez años (con récords de producción, consumo y exportaciones en 2018), la expansión continúa en el primer trimestre del corriente año. Si bien el crecimiento del sector fue traccionado por la expansión del consumo interno de carne de cerdo (por la mejora del precio relativo del cerdo con respecto a carnes sustitutas), que absorbió los incrementos productivos, desde 2018 las exportaciones (eran marginales hasta 2017) han cobrado mayor relevancia. A pesar de los buenos signos en la actividad, los márgenes de rentabilidad fueron bajos en 2018, ya que la depreciación del tipo de cambio provocó aumentos en los precios de los principales insumos (dolarizados) de la alimentación animal. Es importante destacar el notable crecimiento de las exportaciones, que volverían a triplicarse en este año, principalmente los despachos de carne congelada y pulpa para chacinados.

El informe señala que tras haber crecido 9,3% en 2018 (621 mil toneladas), la producción de carne porcina fue de 147 mil toneladas en el primer trimestre de 2019 y verificó un crecimiento del 4,3% con respecto a igual período del año previo. El consumo aparente presentó un crecimiento del 2,5% al totalizar 154 mil toneladas en el acumulado enero-marzo de 2019, fomentado por el abaratamiento relativo con respecto a la carne vacuna. El consumo interno de carne porcina llegó a un récord de 15,2 kg/habitante en 2018, con un consumo aparente de 661 mil toneladas, un 8,1% por encima del año anterior. En el primer trimestre de 2019, el consumo per cápita se ubicó en los 14,6 kg/habitante.

El precio minorista del cerdo, según la medición del corte pechito de cerdo que sigue el IPCVA, acumula una suba de solo 11,4% a marzo de 2019, por debajo tanto de la inflación minorista del período (11,8%) como de los alimentos en particular (15,8%) y las carnes (26,4%). Además, la suba del precio del cerdo se encuentra por debajo del aumento acumulado del asado (31,8%) y del pollo (36,5%) en el acumulado a marzo de 2019, con lo cual mejora su precio relativo con respecto a carnes sustitutas. Recordemos que en 2018, el precio minorista del cerdo acumuló un alza del 29,6% frente a una inflación general del 47,6%, mientras que el pollo y el asado se encarecieron en un 61,6% y 29,3% respectivamente, señala IES Consultores.

Las importaciones del sector en el acumulado de once meses de 2018, siguieron el camino expansivo y alcanzaron, en volúmenes, las 36 mil toneladas, un 15,2% por encima del mismo período del año 2017. En valores, por su parte, totalizaron u$s 96,6 millones, con una merma del 7,6% con respecto a igual periodo de 2017. “A pesar del incremento en volúmenes, las importaciones siguen teniendo una baja participación en el mercado interno con relación a los últimos quince años”, se advirtió.

En el primer trimestre de 2019, las importaciones sintieron el impacto de la devaluación, y cayeron en valores y volúmenes. En cantidades, se importaron 9.075 toneladas, un 8,4% por debajo del mismo período de 2018 (a pesar del aumento del consumo interno), mientras que en valores, las compras totalizaron u$s 23,5 millones, una merma del 21% con respecto a igual periodo de 2018. En 2018, las importaciones porcinas totalizaron u$s 105,8 millones, una caída anual del 9,9%, mientras que en cantidades las compras externas crecieron 13,8% el último año, tras alcanzar un volumen de 40,1 miles de toneladas.

En el caso de las exportaciones, en los primeros tres meses de 2019 se verifica un formidable aumento (231,6% medido en valores y 250,7% en volúmenes), guarismos que se verifican tras el fuerte incremento en las ventas externas de 2018.

En consecuencia, en los tres primeros meses de 2019, el déficit de la balanza comercial alcanzó, en valores, los u$s 18,7 millones y se redujo en un 33,8% con relación al mismo período de 2018 (había caído 19,4% en 2018, al totalizar u$s 90,1 millones).

En cuanto a los orígenes de las importaciones, Brasil explica casi el total de las importaciones porcinas de la Argentina. En los primeros tres meses de 2019, en valores, las compras desde Brasil representaron el 98,4% del total, mientras que desde España provino un 0,7% y un 0,9% del total.

Con respecto al destino de las exportaciones, en los tres meses de 2019, Rusia fue el principal comprador de las exportaciones argentinas, medidas en valores, al contemplar el 93,2% de los valores vendidas al exterior, seguido por China (5,58%). En el caso de medir las ventas al exterior en cantidades, el orden se replica con Rusia como líder, con el 93,7% del total, seguido por China en segundo lugar, con 5,9%.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario