Campo

Hackaton: varias cabezas piensan mejor el agro

• Rosario fue sede del encuentro nacional del que surgieron proyectos tecnológicos para el desarrollo de la agroindustria

Sábado 23 de Septiembre de 2017

Soluciones a diferentes problemáticas del sector agropecuario nacional se presentaron en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), donde la semana pasada se celebró simultáneamente el Hackaton Agro _organizado por el gobierno nacional con el apoyo de la casa mercantil y otras entidades públicas_ y el Foro de Innovación de la BCR, con la participación de más de 300 personas, entre emprendedores, profesionales y estudiantes participaron de la primera jornada de la actividades. En ambos eventos hubo una selección y premiación de los proyectos más destacados.

El Hackaton Agro es una iniciativa conjunta entre los Ministerios de Modernización, Agroindustria, Producción y Ciencia y Tecnología de la Nación; con el apoyo de la Bolsa de Comercio, el Club de Emprendedores de Rosario, y Santalab, el laboratorio de innovación de la provincia de Santa Fe. En una especie de maratón para pensar y diseñar soluciones tecnológicas relacionadas con la agroindustria, y el primer piso de la Bolsa sirvió como un espacio de encuentro para estudiantes, profesionales y emprendedores de todas las disciplinas vinculadas con la actividad agropecuaria y las tecnologías de la información: agrónomos, desarrolladores de software, diseñadores, programadores y productores.

Durante dos jornadas, el Hackaton Agro reunió a equipos interdisciplinarios que generaron un total de 85 proyectos enmarcados en los cuatro "desafíos" que propuso la organización: producción sustentable, logística, infraestructura y acuicultura. El objetivo fue identificar oportunidades y generar soluciones ante las diferentes problemáticas del sector agropecuario nacional, proponiendo futuros escenarios, nuevos desafíos, la ampliación de mercados e identificación de nuevas tecnologías, entre otros propósitos.

De las propuestas surgieron tres ganadoras, cuyos autores en principio recibirán premios en incubación y en capital semilla, de 30 mil a 70 mil pesos. El primer puesto ($70.000) lo ganó el equipo del rosarino Juan Manuel Baruffaldi, con su iniciativa Deep Agro, un sistema de reconocimiento de malezas en video para fumigación inteligente utilizando técnicas de "machine learning". De esta manera se puede realizar una aspersión selectiva de la maleza sobre campo con cultivo. El método es compatible además con técnicas de robótica para remover la maleza con actuadores mecánicos sin el uso de agroquímicos.

El segundo lugar ($50.000) se otorgó a César Riat (Bahía Blanca), que postuló una iniciativa de similares características al anterior: automatizar la detección y control de calidad del trigo, mediante inteligencia artificial por reconocimiento de imágenes, tomadas a su vez por cámaras de distintos dispositivos (celular, tablet, entre otros), procesadas a través de una página web. "El fin es automatizar esta tarea que es manual y repetitiva y también abaratar costos, ya que una sola persona con esta herramienta suplantaría el trabajo de una ventena", señaló el autor en su proyecto denominado "Camwheat".

El tercer premio ($30.000) se entregó a la iniciativa de José Robetto y Mariano Pinochietto (Mar del Plata), quienes presentaron un sistema de riego inteligente que ya desarrollan en su emprendimiento Kiwi Ponce. En rigor, proponen implementar una plataforma que incorpore a un asesor permitiéndole ingresar información vital de estudios de suelo (capacidad de campo y punto de marchitez) para que un dispositivo electrónico instalado en el campo tome decisiones inteligentes para efectuar el riego en función a la lectura de tensiómetros digitales. El resultado que se pretende es el de un riego que se ajuste a la demanda del cultivo, involucrando al asesor y efectuando un uso más eficiente de los recursos.

Acompañamiento. "Lo que va a salir de esta plataforma de innovación en agro son prototipos e ideas para después continuar con un proceso de acompañamiento para diseñarlos, y terminar en un producto de aquellos que sean finalistas y ganadores", explicó María de Aranzazu Echezarreta, directora de Innovación Pública de la Nación.

La funcionaria explicó a La Capital que los proyectos seleccionados como ganadores ingresan a un programa de acompañamiento de doce semanas de duración, asistidos por "los cuatro Ministerios que están involucrados, fortaleciendo los proyectos para mejorar los prototipos. Esto se hace a través de reuniones con expertos, charlas, proporción de contenidos y distintos apoyos de acuerdo a la naturaleza del proyecto".

"Así se dio el Hackaton del año pasado, en Tandil, el cual arrojó proyectos que resolvían algunos de los problemas que se habían planteado: pesca, logística, emergencias y educación. Este año los cuatro ejes son producción sustentable, infraestructura, logística y acuicultura", explicó.

Consultada sobre en qué instancia están esas iniciativas de 2016, Echezarreta reconoció que "estamos retomando" sólo una de ellas relacionada con el rubro pesca. El resto, "todavía no se han desarrollado. Están madurando. Por el tipo de proyecto, su naturaleza, hay varias cuestiones (a destrabar) que inciden en la posibilidad de que un proyecto avance, que se perpetúe en el tiempo".

La directora de Innovación destacó la importancia de "que estos espacios sirvan como plataformas de innovación para los distintos ministerios y para las distintas comunidades vinculadas al sector, para empezar a aplicar herramientas de tecnología como el sector agro en este caso, herramientas de inteligencia de datos, reconocimiento de imágenes y otras nuevas. Son oportunidades que hasta ahora no habían permeado".

"La idea es que varios actores se vinculen, que tanto empresas como universidades, academias, sector público trabajen juntos en este espacio y durante el proceso, para construir estas soluciones", remató Echezarreta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario