Campo

Expectativas por la evolución de los precios de la nueva campaña

• El clima demora la siembra de maíz. Se dejarían de implantar 100 mil hectáreas con el cereal de primera por el impacto de la lluvia

Sábado 14 de Octubre de 2017

La atención del sector está puesta en lo que sucederá con los precios en la próxima campaña, donde jugará un rol más que destacado la modificación de las retenciones para la soja que comenzarán a regir a partir del próximo enero, advierten los analistas del sector granario. El vaivén de los precios se mueve al ritmo de los resultados finales de la cosecha en Estados Unidos y al comportamiento del clima en los países de la región.

Juan Pablo Galleano, de Puertos SRL, precisó que al hacer un análisis de la evolución de los precios del mercado disponible en el último mes, en los principales productos, no hay demasiadas variaciones pero si se observan novedades significativas en los valores de todos los productos del ciclo 17/18. "Resulta llamativo que tanto en la soja, como en el maíz y en el trigo los precios de los granos nuevos son superiores a los del presente año comercial", indicó.

En ese sentido, puntualizó que hay que considerar que a partir de enero de 2018 las retenciones a las exportaciones de soja comenzarán a disminuir a razón de 0,5 por ciento mensual, arribando al mes de mayo con un 2,5 por ciento menos de este gravamen. "Aún así, no resulta común ver que la posición noviembre se negocie en u$s 257 y mayo en u$s 265. Esto debe ser un llamado de atención a quienes aún no tomaron posiciones para la próxima cosecha, al menos con coberturas que permitan asegurar precios de venta atractivos. Vender futuros; comprar Puts (de u$s 254 con una prima de u$s6,50); o complementar esto último con la venta de Calls poniendo piso y techo alto a la estrategia de cobertura con un menor costo", señaló.

El especialista destacó que "no parecería viable que esta situación de precios se modifique hasta tanto termine la recolección en Estados Unidos, con su efecto presión de oferta sobre los precios" y advirtió que "recién en el mes de diciembre comenzará a verse el comportamiento del clima en Sudamérica para esperar posibles cambios en esta estructura actual de precios".

Por otra parte, explicó que la cosecha de maíz de segunda parece interminable, y su efecto en los precios también, dado que no cesa la presión que ejercen la oferta y las entregas sobre los precios. "Así nos encontramos con valores que no logran quebrar la barrera de los $2.400 puestos en los puertos cercanos a Rosario. Al revisar los ofrecimientos para las entregas sobre fin de año, estos trepan hasta los $ 2.500. En ningún caso, se supera con claridad la barrera de los u$s 140. Y encontramos pocos argumentos para explicar que esto pueda modificarse antes de fin de año", puntualizó Galleano.

Los analistas de Fyo, por su parte, hicieron hincapié en la trilla de Estados Unidos y en que la mirada del mercado está en los rindes que se van extrayendo del campo. Estos números la semana pasada estuvieron por debajo de lo esperado, y ocasionaron un sustento en los precios. Sin embargo mes a mes el Usda viene incrementando las estimaciones de producción y octubre parecería no ser la excepción. Las expectativas indican que estaríamos ante una nueva suba en los rindes y producción esperada, que alcanzaría los 121 millones de toneladas, 435 mil más que el mes anterior. De este modo, Estados Unidos está recolectando una cosecha de volumen récord que presiona a las cotizaciones a medida que se va volcando al mercado.

Otro factor a tener en cuenta es el clima seco que persiste en la zona norte productiva de Brasil. En el país vecino la siembre viene demorada, se ha implantado un 5,6 por ciento del territorio, con un retraso del 5 por ciento con respecto al ciclo pasado, aunque en línea con el promedio histórico. El problema es la baja humedad en suelo y no se esperan grandes niveles de precipitaciones.

Sin embargo todavía hay tiempo para que se complete la siembra, el período en el cual el clima de Sudamérica genera una mayor volatilidad es en diciembre-enero, cuando se definen los rindes. Para el ciclo 2017/18 el mercado ya contempla una merma productiva de 5 millones de tn con respecto a la campaña anterior que fue un récord histórico.

A nivel local también se espera una caída en la producción para la soja 2017/18, aunque se estiman que pasaran de campaña alrededor de 15 millones de toneladas. Para el siguiente ciclo todavía quedan muchos factores por definir, aunque los valores actuales se encuentran por encima de los precios presupuestos, con lo cual se recomienda vender el 20 por ciento de la producción.

Siembra frenada. En tanto, según datos de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario se encuentra muy demorada la siembra de maíz, con un retraso del 35 por ciento.

Quedan por sembrar 400 mil ha. La siembra avanzó sólo 3 puntos en estos últimos 7 días. Son numerosos los lotes anegados en el sur de Santa Fe y noreste de Buenos Aires. Ya hay decisiones en firme de pasarlos a soja. Otros pasarían a siembras de diciembre. La cambios de planes estarían afectando a 100 mil hectáreas. Lo que suceda con el clima en la próxima semana será fundamental para determinar en cuánto se achicarán las siembras del maíz temprano en la región núcleo.

El informe de GEA advierte que las lluvias dejarían a 100 mil hectáreas fuera del maíz de primera

Por otra parte, los trigos están resistiendo los embates del clima y las enfermedades. En el norte de Buenos Aires hay zonas muy afectadas con amarillamiento generalizados y pérdidas de superficie que pueden estar entre un 4 y 10 por ciento. Pero también hay lotes que estuvieron a salvo de los anegamientos, por estar en posiciones topográficas aventajadas, y están excelentes. Mejoraron los cuadros del oeste cordobés. Los controles de enfermedades ya van por la segunda vuelta. Están manteniendo a raya el avance de las royas y cubrirán al cultivo ante una posible aparición de fusarium. La excelente fertilización que se hizo este año también le está dando un gran apoyo.

En tanto, el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas del Centro-Norte de Santa Fe que elabora la Bolsa de Comercio de Santa Fe junto al Ministerio de la Producción advirtió que durante los últimos días el clima "posibilitó la recuperación en diferentes grados, con expectativas ante el inicio del proceso de siembra de soja de primera".

En ese sentido, precisó que la semana que pasó tuvo una estabilidad climática, con cierto porcentaje de nubosidad y temperaturas medias, que generaron buenas condiciones ambientales, permitiendo la recuperación de las distintas zonas afectadas. La mayor cantidad de horas sol y la ausencia de precipitaciones, favorecieron el escurrimiento superficial de los excedentes hídricos, transitabilidad de los caminos de tierra y reanudación de los procesos de siembra de maíz de primera, arroz y girasol, éste llegó a su final.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario