Campo

Estudian cómo mejorar la sustentabilidad agropecuaria

• La intensificación de sistemas agrícolas y el manejo de secuencia de cultivos se presentan como una alternativa para el productor

Sábado 04 de Noviembre de 2017

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea) y la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) estudian poner en marcha un programa experimental para abordar la problemática de la sustentabilidad de la mayoría de los productores agropecuarios que ingresaron a una etapa crítica, con una gran número de ambientes susceptibles a la erosión.

"Frente a esta situación y el desgaste de la corteza terrestre, pensamos que la intensificación de sistemas agrícolas y el manejo de la secuencia de cultivos puede ser una alternativa de mejora", resumió Ricardo Melchiori, jefe de Recursos Naturales y Factores Abióticos de la estación experimental Paraná Inta.

Este investigador reconoce que la erosión fue, desde hace muchos años, uno de los puntos limitantes en toda la provincia de Entre Ríos, asociado a las condiciones climáticas y las características del régimen de precipitaciones, que se producen en poco tiempo y en abundancia.

"La topografía del terreno y las génesis de nuestros suelos en estos ambientes con pendientes pronunciadas, horizontes texturales muy densos y con mucho contenido de arcilla, remarcan la baja filtración del agua y como consecuencia los excedentes hídricos y posterior erosión", explicó Melchiori agregando que a pesar del desarrollo de tecnologías de conservación como los sistemas de terrazas, existen un gran número de productores que no las han implementado.

Cabe destacar, que en Entre Ríos, existen normativas y legislaciones que promueven la conservación de los suelos, a partir de técnicas de manejo como las terrazas para declives y drenajes. Otras herramientas son la promoción de prácticas como las rotaciones de cultivos, el uso de praderas y también la siembra directa, que permiten obtener una serie de bonificaciones y descuentos en tributos, así como también, en el impuesto inmobiliario.

"Esperamos que el Estado tome riendas sobre el cumplimiento de las buenas prácticas. Por ahora, sólo existen 400 mil hectáreas sistematizadas, sobre una superficie agrícola que se aproxima a los 2 millones".

Al inicio de la campaña de granos gruesos, el Inta volvió a enfatizar sobre las prácticas estructuras asociadas al control de escurrimientos, la implementación de cultivos de cobertura y la fertilización adecuada en todos los procesos agrícolas.

A su vez, le hizo ver a los productores los beneficios que se obtienen siguiendo estos pasos, destacando que también se atenuarían los problemas emergentes como la proliferación de malezas resistentes.

"Estamos frente a un problema, que sigue siendo sustentado por la dominancia de la soja. Nosotros sabemos que la cuenta territorial entre la diferencia de áreas con o sin erosión, expresan una caída en la productividad de un 20 al 30 por ciento en los cultivos de maíz y soja. Si este porcentaje es proyectado a la superficie agrícola provincial, es demasiada la pérdida y cuantifica la importancia de implementar otras prácticas, frente un proceso que se agrava continuamente", subrayó Melchiori.

Leonardo Stringaro


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario