Campo

El impacto del clima en la planificación de la nueva campaña

• El especialista advierte que no será un año Niña, pero por la inestabilidad el productor agropecuario tiene que armar un plan de acción

Sábado 23 de Septiembre de 2017

Con suelos colapsados por los recientes efectos de las lluvias de un invierno que no dio tregua a gran parte de la Región Pampeana y en especial a la provincia de Buenos Aires, el especialista en climatología José Luis Aiello habló sobre cómo prepararse para este complicado año.

"No será un año Niña, pero el enfriamiento, físicamente, tendrá implicancias en Argentina", advirtió el referente de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Despejando los miedos de los pronósticos que vaticinan el escenario más temido por el sector, el escenario de una Niña, Aiello comparó la situación con el año pasado: "Hubo un enfriamiento que solo en pocos meses tuvo la categorización de Niña".

De todas maneras el enfriamiento del Pacífico Ecuatorial tendrá efectos en los meses claves de los cultivos de verano para Argentina. "Es un año muy complicado para los meteorólogos cuando tenemos eventos neutrales o Niñas o Niños muy débiles, ya que, sumado a la inestabilidad que genera el cambio climático, perdemos calidad en la previsión", explicó.

Con siembras que están planteando un gran desafío para los sectores afectados por los excesos y también regiones en el oeste del país que notan que las lluvias _al contrario que el año pasado_ no aparecen, Aiello fue muy claro para el productor en su recomendación para planear la campaña gruesa 2017/2018 y dijo que "lluvias convectivas intensas (en un corto período de tiempo y en una región chica), algunos pulsos de calor y seguramente menos probabilidad de heladas, van a ser los ingredientes con los cuales el productor tiene que pensar en cómo diseñar la próxima campaña".

"Sugerimos tomar los patrones normales y hacer una planificación teniendo en cuenta los efectos regionales. Hay que pensar que si se instala una Niña débil o un enfriamiento, pueden incluirse algunos mecanismos de lluvia. Eso es todo lo que se puede decir en este momento", puntualizó.

El especialista en climatología recomendó al productor "usar los patrones normales de lluvias y de fechas de heladas, porque al no haber un forzante grande, en gran escala, no podemos inclinarnos hacia un pulso seco permanente, una sequía, o hacia un pulso húmedo permanente". Además, remarcó que "a los ingredientes mencionados debemos sumarle la inestabilidad, que va a ser permanente".

Si bien reconoció que el productor quiere conocer el pronóstico para los próximos 6 meses, tienen necesidad de hacerse con esa información, sostuvo que "eso es imposible". Aiello explicó que los pronósticos tienen una validez en el corto plazo de 4 a 5 días. "Por supuesto, en internet se puede encontrar pronósticos a 15 días pero no son confiables. En la página de GEA hacemos un pronóstico de 3 días pero que tiene un skill muy bueno, del 85 por ciento", señaló.

Al norte. En el área de Santa Fe al norte, la inestabilidad climática en la semana se manifestó muy débilmente, con diferentes características y distintos grados de cobertura en los departamentos del área de estudio que toma en cuenta el Sistema de Estimaciones Agrícolas del Centro-Norte de la Provincia elaborado por la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el ministerio de la Producción. "Días soleados y un paulatino incremento de las temperaturas medias generaron buenas condiciones de estabilidad, llegando a un fin de invierno benigno", destacaron.

Las características ambientales mencionadas, permitieron que las condiciones físicas de los suelos estuvieran en condiciones óptimas, para así concretar una importante cantidad de actividades planificadas. El informe señala que por esto se observaron en todos los departamentos del área de estudio las acciones de los productores, que fueron los movimientos de equipos y maquinarias, llevando adelante las distintas y diferentes acciones en los campos. Como por ejemplo; finalización del proceso de siembra de girasol y maíz de primera, aplicaciones de herbicidas en lotes para la futura siembra de soja, algodón y arroz. Como así también tareas de acondicionamiento de los suelos en áreas que estuvieron afectadas por los excesos hídricos.

La condición sanitaria que se presentó hasta esta fecha en los cultivos implantados fue buena y con muy baja presión, ante lo cual debería continuarse con las tareas de seguimiento y monitoreo.

Para el período comprendido hasta el martes 26 de septiembre, los pronósticos prevén desde el inicio condiciones de estabilidad con un progresivo aumento de temperaturas, llegando a valores superiores a 30º, situación que cambiaría el jueves 21 a condiciones climáticas inestables con altas probabilidades de precipitaciones de variada intensidad, en toda el área de estudio, hasta el viernes 22 a la noche. Posteriormente y hasta el domingo 24 a la noche, días soleados con estabilidad y buenas condiciones y a posteriori, hasta el final del período, se prevé nuevamente inestabilidad climática con altas probabilidades de precipitaciones en toda el área. Las temperaturas medias diarias fluctuarían entre mínimas de 6 a 18º y máximas de 13 a 38º. Las previsiones climáticas descritas condicionarían la realización de las diferentes actividades en los distintos sistemas productivos.

Exportaciones. Santa Fe fue la segunda provincia con mayores exportaciones del país en 2016, con ventas realizadas por un monto total de 13.825 millones de dólares, que representan el 23,9 por ciento del total nacional, con un promedio de 429,6 dólares por tonelada.

Los datos surgen de un análisis del comportamiento de las principales exportaciones de la provincia en el período 2010-2016, elaborado por el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

El trabajo hace foco en las exportaciones del complejo soja pero también en la performance de otros 20 productos derivados de los sectores agropecuario y no agropecuario, como las ventas de salvado, moyuelos y residuos de leguminosas, de automóviles, de motores de émbolo de encendido por compresión o de válvulas de admisión o escape.

Se destaca que "en los últimos cuatro años, los productos primarios y las manufacturas de origen agropecuario concentraron más del 80 por ciento del total de las exportaciones santafesinas medidas en dólares" y que "dentro de ese grupo de productos, la soja y subproductos son con gran diferencia los más relevantes".

"De hecho, entre 2010 y 2016, las exportaciones del poroto de soja y de la harina y pellets, aceite y biodiésel, representaron el 70,4 por ciento del valor total de las exportaciones provinciales", añade el trabajo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario