ESTRICTAMENTE SOCIAL

Cambio de temporada, cambio de armario

Tips para ordenar el placar, ordenando las prendas según la nueva temporada, desechando lo que no usamos más, buscando nuestro estilo.

Jueves 22 de Octubre de 2020

Tips para ordenar el placar, ordenando las prendas según la nueva temporada, desechando lo que no usamos más, buscando nuestro estilo.

Por Julieta Dominga – Organizadora de Espacios

Cada temporada recibo muchas consultas sobre cómo hacer el FAMOSO CAMBIO DE ARMARIO, que claramente no es cambiar “el mueble”, sino su contenido de lugar, re organizándolo para optimizar los recursos al vestirnos en cada ocasión. Es, simplemente, en invierno tener más accesible las prendas gruesas y el calzado abrigado y, en verano, la ropa liviana y el calzado fresco.

Parece muy simple, pero la mayoría de las personas colapsa cada vez que le toca hacerlo y termina todo mezclado, mallas entreveradas con sweaters y ojotas con botas. Esto sucede por varios motivos:

Primero - La cantidad de ropa, accesorios y calzado que tenemos.

Segundo - La desorganización y la poca importancia que se le da al orden.

Tercero- La falta de querer invertir tiempo en hacer esta tarea.

Hay algo fundamental en todo proceso de organización y orden y es tener PACIENCIA, pues no se puede modificar por arte de magia lo que venimos haciendo “mal” de un día para otro. La construcción de buenos hábitos lleva un tiempito.

Entonces, en unos simples pasos, aquí les dejo un par de tips para que puedan depurar, ordenar y organizar su guardarropas al menos dos veces al año (Otoño Invierno - Primavera Verano), al mejor estilo JD.

DEPURAR

Vamos a empezar depurando la ropa de la temporada entrante, esto implica tomar conciencia de lo que sí queremos y VAMOS a usar, es ahora cuando el “por las dudas” no juega y mejor ¡se va! Esto implica sacar todo lo que ya no nos gusta o no hemos usado, tanto en ropa como calzado y accesorios. Recomiendo ir poniendo el descarte en bolsas negras, para no tentarnos de volver a sacar cositas que ya decidimos no usar más.

Con respecto a la ropa de contra temporada que sí vamos a conservar, recomiendo guardarla en la parte superior del placard, si es en contenedores con tapa o cajas, mucho mejor y siempre, pero siempre guardar la ropa limpia y, si es posible, doblada al estilo fichero ¡No saben lo bien que queda!

LO BÁSICO A MANO

En este momento hay que tener en cuenta que hay prendas que están siempre a nuestro alcance porque son básicos en todas las estaciones del año, por ejemplo los jeans, las remeras básicas, las zapatillas, el trench. Por eso siempre recomiendo un buen FONDO DE ARMARIO según el estilo personal de cada uno.

CLASIFICAR

Una vez que ya tenemos separada la ropa por temporada (con lo que se queda, lo que se queda pero hay que arreglarlo, lo que se va a donar o regalar y lo que realmente se tira), debemos empezar con la categorización o clasificación de iguales con iguales, por ejemplo todos los pantalones, sacos y blazers, polleras largas y cortas, camisas y blusas, y así con cada categoría de prendas. Lo bueno de esto es que vamos revisando todo nuevamente y siempre sacamos algo más.

Vale aclararlo: Sólo va una prenda por percha, salvo los pantalones que podemos poner dos.

Con respecto al calzado, vean que estén en condiciones para ser usados. Sino, pueden hacer una visita al zapatero, pero recuerden que si lo guardan roto, la temporada siguiente tampoco van a usarlo.

Les cuento una intimidad, en lo personal, hace años que no hago cambio de temporada, ni abro valijas para sacar la ropa de invierno, pues entendí después de muchas pruebas y errores que tener mucha ropa y vivir pendiente de los cambios de temporada no sirve. A lo sumo hago un cambio de estante o el orden de las cajas de zapatos, pero he logrado tener un guardarropas tan versátil y funcional que sólo tengo 32 perchas con prendas, 2 cajoncitos con ropa deportiva, un solo estante con sweater y mantas y otro con remeras y solo 12 calzados en el que se incluyen también las zapatillas deportivas y 3 carteras de las cuales ninguna es negra.

Creo que la clave está en pensar qué nos gusta realmente y cuál es nuestro estilo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario