..

Buscan prohibir las carreras de perros en todo el país

El Senado de la Nación aprobó un proyecto de ley que prevé penas de hasta cuatro años de prisión. Un negocio tan redituable como cruel.

Viernes 31 de Julio de 2015

Lo que comenzó como una gran movida en Santa Fe, pionera en legislar sobre el el tema, apunta a extenderse en todo el país. El Senado de la Nación aprobó un proyecto de ley que prohíbe la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza, en todo el territorio nacional. La iniciativa prevé penas de hasta cuatro años de prisión y remite a la ley de protección animal.

La senadora de ARI-CC por Río Negro, Magdalena Odarda, fue la autora del proyecto, que ahora deberá ser debatido por la Cámara baja. El expediente recibió el apoyo del Frente para la Victoria y de sus aliados, mientras que el peronismo disidente y el radicalismo decidieron abstenerse.

“De ninguna manera podemos tolerar la violencia contra los animales”, destacó Odarda, y agregó que los perros utilizados para las carreras, en muchos casos con apuestas ilegales, “son maltratados, utilizados para correr y luego descartados”.

El presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, Pedro Guastavino, afirmó que “en los casos de los perros de carreras se dan episodios de maltrato animal, les dan drogas y después de su período útil se los descarta”.

La decisión del radicalismo de abstenerse de votar el proyecto se basó en que proponía penas de prisión más altas que delitos como el homicidio culposo. Y el peronismo disidente justificó su abstención señalando que la iniciativa se metía con las autonomías provinciales y municipales.

El negocio. En los últimos años, en la mayoría de las provincias argentinas se extendió la cría y competencia de galgos, una actividad que crece en proporciones directas a los jugosos dividendos que deja el negocio. En el mercado no regulado de venta de animales se estima que un perro joven, con una expectativa de competencia de dos años, tiene un costo base de 3 mil pesos.

Más allá de que la meca de la actividad es la provincia de Córdoba, en la mayoría de las provincias proliferaron los canódromos en los que se realizan reuniones sin ninguna regulación, en las que todo vale a la hora de aplicar argucias para ganar la carrera y hacerse del generalmente abultado pozo. Los premios arrancan de los mil pesos por carrera para el ganador y llegan, en encuentros clásicos hasta el valor de un automóvil.

En los canódromos cordobeses más conocidos hubo encuentros con más de 10 mil espectadores. Además de la veintena de carreras que se programan para la jornada también se hacen desafíos mano a mano entre perros ganadores.

Se cuenta que los galgueros inyectan distintas sustancias a los perros para que tengan un buen desempeño. Desde anabólicos hasta cocaína diluida con vitamina B12. El día que un perro se fractura o deja de rendir, los abandonan o, lo que es peor, lo matan.

Como contrapartida, hay numerosas agrupaciones proteccionistas que se aplican a luchar contra estas prácticas, rescatan animales del ambiente de las carreras, los recuperan y los dan en adopción.

Pionera. En noviembre de 2014 la Cámara de Senadores de Santa Fe sancionó una ley que fija multas y hasta un mes de prisión para quienes promuevan las carreras de galgos.

Con el respaldo de 35 mil firmas de santafesinos, la provincia se posicionó como pionera en la protección y reconocimiento de los derechos de los animales al ser la primera provincia en el país en tener una ley contra las carreras de perros.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario