..

Bonfatti decretó que Villa G. Gálvez tenga un área natural protegida

Ad referéndum. Será la primera del departamento Rosario, además de la tercera del sur provincial. Una historia de más de una veintena de años de gestiones.

Lunes 20 de Julio de 2015

En una curiosa situación, el gobernador de la provincia, Antonio Bonfatti, firmó —ad referéndum de las cámaras legislativas—, un decreto que establece la condición de "área natural protegida" para una zona de Villa Gobernador Gálvez, aunque el mayor impulso a la medida no provino de los ediles villagalvenses sino de sus pares del Concejo rosarino.

Así, el primer mandatario santafesino avaló el decreto por el que el se propone que el curso de agua del arroyo Saladillo —límite natural entre las ciudades de Rosario y Villa Gobernador Gálvez—, sea incorporado al Sistema Provincial de Areas Naturales Protegidas, en una medida que se haría extensiva también a la cuenca de los arroyos Sauce-Pavón, más al sur, una medida que nació de la concejala rosarina Daniela León.

Integrantes de diversas entidades ambientalistas y sectores políticos y sociales de la vecina ciudad de Villa Gobernador Gálvez reclaman desde hace mucho tiempo la protección de un extenso predio de aproximadamente 22 hectáreas que son parte de las casi 125 del Parque Regional Sur y en el que había ingresado con maquinaria vial para apurar el desmonte de seis hectáreas que el Sindicato de la Carne pensaba convertir en un camping privado. En la zona también se preveía la construcción de una cancha de golf y de una guardería náutica.

 

Continuidad. La continuidad del ambiente natural por encima de las jurisdicciones fue uno de los argumentos de la concejala rosarina Daniela León, quien con el acompañamiento del Legislativo rosarino terminó pidiendo al Ejecutivo provincial que adoptara una medida.

Cabe recordar que ya en 1995 el Concejo de Villa Gobernador Gálvez estableció la condición de área protegida municipal para la zona, algo que en el 2014 el mismo cuerpo casi deja de lado.

León fundamentó, en su monento, su proyecto señalando: "Estamos ante una situación que corresponde resolver con participación de distintos organismos estatales, porque Rosario y su región constituyen un espacio con diferentes municipios, pero donde el ambiente natural y las actividades humanas tienen absoluta continuidad".

El aval del gobernador Bonfatti refuerza la posición de los vecinos del barrio La Isleta, cercano a los terrenos, quienes se movilizaron desde siempre en defensa del lugar.

Este sitio, además del citado sindicato, está desde hace varios años en la mira de algunos emprendedores inmobiliarios. Precisamente, la propuesta sindical para el uso en comodato por 15 años del sector ingresó al Concejo villagalvense a mediados de marzo pasado.

En los considerandos del decreto de Bonfatti se define a las áreas naturales protegidas según la letra de la ley provincial 12.175, la que las circunscribe "a todo ambiente o territorio que, manteniendo su aspecto original sin alteraciones importantes provocadas por la actividad humana, esté sujeta a un manejo especial legalmente establecido y destinado a cumplir objetivos de conservación, protección y presentación de su flora fauna, paisaje y demás componentes bióticos y abióticos de sus ecosistemas".

La superficie protegida se constituiría, además del cauce propiamente dicho, con 100 metros de tierras a cada lado del arroyo y el área se extendería desde las nacientes del cauce, en el denominado "bajo de Los Leones, hasta su desembocadura en el Paraná".

Para los no advertidos, esas tierras tan cercanas a las ciudades se asemejan a amplios baldíos poblados de malezas, pero desde las áreas provinciales de protección de la flora y la fauna se ha establecido que el codiciado lugar constituye la única manifestación en estado puro del bosque nativo pampeano en el sur santafesino, caracterizado por la baja altura de los ejemplares, y un alto valor ecológico y cultural ya que también es sitio arqueológico en el que se han hallado fósiles y también alfarería de los pueblos originarios. El sitio es hábitat de zorros, tortugas, cuises y unas 60 variedades de aves, además de una abundante flora.

Resistencia. Los vecinos que defienden la reserva ejercieron diversas formas de resistencia. El pasado abril, ante la aceptación de la propuesta del Sindicato de la Carne por parte del Ejecutivo, se convocaron ante la sede del cuerpo para presionar a los ediles, quienes retiraron el tema del orden del día de la sesión ante la repercusión mediática y la reacción de vecinos e instituciones locales.

Otras medidas adoptadas por los vecinos es la que llevaron a cabo hace unos meses con un abrazo simbólico al predio. Los mismos vecinos junto a militantes ambientalistas organizaron además varias jornadas de limpieza del lugar, ayer hicieron otra.

La primera en el Gran Rosario

En el país hay 381 reservas naturales y áreas protegidas. De estas, 15 están en la provincia de Santa Fe, el 3,93 por ciento de áreas protegidas de la Argentina. Sólo dos (una en departamento General López y otra en Constitución) de esos 15 espacios están en el sur provincial, y ninguna está emplazada en el departamento Rosario. La reserva de Villa G. Gálvez sería la primera del departamento en ingresar al sistema provincial de “Areas Naturales Protegidas”, y es el último bosque nativo provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario