..

Binner: el caso mellizos fue parte de una "campaña de desprestigio"

El diputado dijo no tener “ninguna duda” de que la denuncia fue falsa, y que se utilizó en contra del gobierno provincial. El juez de segunda instancia se dio tiempo para decidir sobre el sobreseimiento.

Miércoles 08 de Abril de 2015

El diputado nacional Hermes Binner sorprendió en Casilda al referirse al sonado caso de los mellizos presuntamente desaparecidos de Zavalla y por el que fueron imputados y posteriormente sobreseídos dos matrimonios casildenses, aunque tal resolución fue apelada y aún se desconoce si quedará firme o no. Sin ser acaso consultado al respecto, el ex gobernador mencionó el tema en una rueda de prensa desarrollada anteanoche en el Hotel Cuatro Plazas, tras acusar al gobierno nacional de llevar adelante una supuesta "prédica para denostar al gobierno socialista y el Frente Progresista en Santa Fe porque no lo quiere dejar pasar", e incluyó al caso mellizos en esa campaña.

Binner formuló estas declaraciones mientras el juez Guillermo Llaudet Maza, camarista que tiene hoy la causa en segunda instancia, resolvió darse tiempo para decidir respecto del sobreseimiento de los dos matrimonios casildenses acusados de la sustracción, retención y ocultamiento de menores, en el marco del sonante caso. Fuentes judiciales revelaron que el camarista convocó a las partes a una reunión que se celebrará el próximo 17 de abril y después se expedirá sobre la resolución en primera instancia (el sobreseimiento) dictada por la jueza de Casilda, Mariel Minetti, apelada por la querella y la Fiscalía.

Perjudicial. En la conferencia brindada en Casilda, Binner le endilgó al gobierno K de haber intentado desprestigiar su partido cuando fue calificado tiempo atrás de "narcosocialismo" durante una acalorada sesión en la Cámara de Diputados de la Nación, cuya adjetivación desató un escándalo político. Y luego, en su apreciación sobre la presunta intencionalidad del gobierno nacional para perjudicar la imagen del socialismo, incluyó el controvertido caso de los mellizos. "La denuncia fue falsa y por eso nosotros planteamos desde el primer momento que aparecieran los chicos, lo cual no sucedió, y segundo que haya justicia y tampoco hubo", disparó Binner para romper el silencio en torno tema.

No obstante, fue más prudente al ser consultada su opinión sobre la intervención de la monja Martha Pelloni, quien entre otras consideraciones acusó al socialismo de "encubrir" el caso y de representar un "poder político mafioso del crimen organizado". Esto fue al mismo tiempo de que apareciere salpicado el nombre de su hermano obstetra, Dante Binner, quien sin embargo no estuvo implicado en la causa. "La conozco porque la recibí en mi despacho de gobernador y antes cuando era intendente de Rosario y ella dice que «mientras no se demuestre lo contrario, cuando se agrede a un chico sale a defenderlo» y, lamentablemente, la Justicia no investigó lo contrario porque no tiene ninguna pista, si no (el caso) se podría haber aclarado rápidamente. Nosotros no le tenemos miedo a la verdad, sino a los que la esconden".

"Hoy hay una prédica del gobierno nacional para denostar al socialista y de la coalición progresista porque no lo quieren dejar pasar. Entonces han hecho una denuncia como en la propia Cámara de Diputados de la Nación de narcosocialismo, han hecho denuncias alrededor de la desaparición de mellizos, de que después se vendieron, inculpando a un apellido, y creo que estas cuestiones, lejos de aportar soluciones, confunden a la gente y ayudan a que los problemas que se quieren combatir gocen de buena salud".

Asimismo aseguró no tener "ninguna duda de que es falsa (la denuncia sobre la supuesta apropiación de los mellizos). Por eso planteamos como primera cuestión que aparezcan los chicos y no aparecieron, y segundo que haya Justicia que tampoco se hizo", lanzó el legislador, entre otras consideraciones políticas.

Más tiempo. Mientras tanto, El juez Guillermo Llaudet Maza no resolverá aún en cuanto al sobreseimiento de los dos matrimonios casildenses, y convocó a las partes a una reunión para el 17 de este mes. Después decidirá sobre la resolución de la jueza de Casilda, Mariel Minetti, que sobreseyó a los acusados, medida que fue apelada por la querella y la Fiscalía.

El magistrado, que para tomar una decisión tenía un plazo de diez a veinte días desde la última audiencia realizada el 9 y el 16 de marzo, no se expedirá sino hasta después de ese encuentro, del que hasta ayer al menos las fiscales casildenses Lorena Aronne y Marianela Luna no estaban notificadas, según comentaron a La Capital. Si bien se desconocen los fundamentos de la dilación, se estima que tendrían que ver con el planteo de éstas últimas y de la querella en cuanto a que el juicio "no está agotado, porque hay pruebas en producción y por analizar".

Tanto Luna, Aronne como la abogada Liliana Puyol, representante de la querellante Liliana Montenegro —la mujer que segura que en julio pasado parió clandestinamente a los mellizos y que se los robaron—, expusieron ante Llaudet Maza una serie de medidas probatorias en curso y pendientes de producción y análisis, como pericias informáticas y entrecruzamientos de llamadas, por lo que consideran que "no se ha agotado la investigación". Por ello piden la revocación del "apresurado" fallo de absolución de Minetti, quien consideró que el relato de la denunciante es mendaz y que no se pudo comprobar si hubo o no embarazo y parto.

Por su parte, los abogados Fausto Irure, Germán Mahieu y Brian Wheeler, defensores de las hermanas Andrea y Mariana N. y sus esposos Luis J. y Germán S., signados por Montenegro como los responsables del parto clandestino y apropiación de los bebés, sostuvieron en sus alegatos que, al no comprobarse la gestación ni el nacimiento, es imposible que los acusados hayan cometido el delito que se juzga, más allá que no se niega que Andrea N. efectivamente quería adoptar las criaturas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario