Bicentenario

Una propuesta de alfabetización integral desde la música y la pintura

Apenas se ingresa a la dirección de la Escuela Nº 61 Juan Lavalle, los cuadros coloridos llaman la atención. La sensación se repite en la sala de informática donde ya son más las reproducciones de artistas como Picasso, Victorica, Castagnino, Miró, Daneri o Malanca.

Sábado 31 de Mayo de 2008

Apenas se ingresa a la dirección de la Escuela Nº 61 Juan Lavalle, los cuadros coloridos llaman la atención. La sensación se repite en la sala de informática donde ya son más las reproducciones de artistas como Picasso, Victorica, Castagnino, Miró, Daneri o Malanca. Lo particular es que son trabajos de los alumnos que muestran el alcance de la creatividad infantil cuando la escuela abre la oportunidad a la expresión.

Las producciones son parte de un proyecto de alfabetización integral, que pretende nada menos educar la mirada, la palabra y la escucha. “Mezclamos colores”, “miramos obras de artistas reconocidos”, “jugamos a deformar las imágenes”, “nos inspiramos viendo lo que hizo Miró”. Estos fueron algunos de los comentarios escuchados de los autores de las obras individuales y colectivas, ahora exhibidas en el local escolar.

Para trabajar en estas propuestas los chicos tuvieron que mirar, reconocer, acordar, combinar e imaginar otras miradas posibles sobre una misma imagen. Todas acciones que “disfrutaron” y tomaron “con ganas”, según fueron relatando de a poco y en representación de sus grupos, Gastón Nuñez y Ximena Alegre, de 5º grado, y Jonatan Quiroz, Florencia Ayala, Kevin Caballero, Melanie Ramírez, Eliana Ramos, Erica Pucheto y Maximiliano Rossi, del 7º grado.

Liliana Vives es la profesora de música y Nora Chimento de plástica. Una y otra iniciaron un camino en común para mostrar otra cara de lo que se puede hacer aún con una sola hora semanal de estas clases llamadas especiales.También se empeñan en poner en otro lugar los espacios artísticos eternamente relegados de las aulas hasta por el propio Estado.

Todos los lenguajes. Para sacarle provecho a la que consideran “una formación integral que no descuide ningún lenguaje”, se valieron entre otros recursos de las nuevas tecnologías. De hecho la escuela de Juan Manuel de Rosas al 4000, cuenta con una envidiable sala de informática, financiada por el Programa Integral de Igualdad Educativa (Piie).

“Los chicos no pueden quedar fuera de las artes”, dice Liliana Vives para valorar la música que da sentido a su tarea pero también para mostrar el potencial que guardan para favorecer otras habilidades. Entonces es cuando muestra un power point realizado con los alumnos de 6º grado, donde imágenes y sonido se combinan para homenajear a Malvinas.

También relata las estrategias por rescatar las expresiones regionales que hacen a la identidad de sus alumnos, muchos de familias de otras provincias. La construcción de objetos musicales con ayuda de la profe de tecnología, y el acceso a otros instrumentos son parte de esta iniciativa.

Las dos educadores se mueven con la certeza de que las artes son tan importantes como aprender lengua y matemática, sencillamente porque potencian otros sentidos que suman cuando se trata de aprender.

Piensan a esta tarea “como un espacio de juego”, que ofrece a los chicos un lugar de conocimiento diferente a las estéticas que imponen los medios. “Siempre estamos apostando a los valores, a afianzar al identidad cultural y al texto integrador de las canciones”, apunta Liliana Vives. Menciona como ejemplos entonces las posibilidades que se abren desde canciones de Tarragó Ros hasta la Bersuit.

La directora de la Escuela 61, Liliana Tornatti, resalta a cada instante el carácter institucional de esta tarea y una vez más pondrá el acento en la idea de alfabetización integral.

Los chicos están más que contentos de que sus trabajos se valoren y se exhiban como verdaderos cuadros. “Acá están bien ubicados, porque siempre viene gente y los pueden ver”, dice uno de los nenes en referencia a los que se exhiben en la sala de informática. Sus palabras son toda una invitación a mirar un poco más allá de lo expuesto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario