Bicentenario

No todo es salario, la Ctera advierte sobre los problemas edilicios

Dice que se pierden más días de clases por estas razones que por paros docentes

Sábado 09 de Febrero de 2008

Los días perdidos por problemas de infraestructura son más que por los paros docentes", dice la titular de la Ctera, Stella Maldonado, y de inmediato recuerda que el compromiso de los maestros "es pelear para que se concrete la ley de educación nacional". Asegura así que el inicio normal de las clases y que se garantice la igualdad de oportunidades para todos los chicos del país no pasa sólo por el acuerdo salarial que por estos días se debate en mesa de paritarias.

  "Si bien se trabaja en las provincias en la refacción de los edificios, sabemos que habrá escuelas que no podrán empezar el 3 de marzo en condiciones", advierte la secretaria general del sindicato docente. De hecho, una de las promesas de campaña del gobernador santafesino Hermes Binner es comenzar el ciclo lectivo 2008 con las escuelas arregladas.

  Pero no sólo los problemas edilicios marcan la diferencia en los aprendizajes de los chicos, también la falta de cargos y de horas cátedra, varias veces demandadas por el sector. Cuestiones que no se contabilizan a la hora de sumar jornadas escolares en función del cumplimiento de la ley que establece un mínimo de 180 días de clases para todos los alumnos del país.

  Una de las consecuencias más clara de la falta de cargos, horas cátedra, no revisión de la burocracia administrativa y las precarias condiciones de trabajo son las horas libres que se reiteran en especial en las escuelas medias, ya como parte de la agenda diaria de los adolescentes.

 

Secundario obligatorio

 

  Maldonado señala que para cumplir con el derecho de todos a educarse en igualdad de oportunidades hace falta "más inversión por parte del Estado". Habla así de "partidas especiales", por ejemplo, para afianzar la extensión de la obligatoriedad del secundario, en particular en las zonas rurales y en las áreas marginales de los grandes centros urbanos. Un dato para no desatender cuando se sabe que a nivel nacional sólo 4 de cada 10 jóvenes termina el secundario.

  Para la gremialista hay mejores condiciones para que se efectivicen estos históricos reclamos, y lo dice en referencia al conjunto de leyes aprobadas en materia educativa en los últimos cuatro años. También, en función de las mejores salariales. "Si se compara la situación actual con la de 2001, donde peleábamos para que no quedara gente en la calle, podemos afirmar que estamos mejor", aclara.

  La secretaria general de Ctera alude varias veces a los instrumentos legales y la creciente recaudación para decir que no es nada disparatado pedir un piso salarial de 1.400 pesos para todo el país. Claro, que luego cada provincia deberá ver cómo mejora esta base salarial, sobre todo aquellas que muestran un superávit en su economía, como es el caso de Santa Fe, y donde un piso de 1.400 sería insuficiente.

  Recuerda que el sector docente es el más postergado en materia de recuperación salarial, además de argumentar que el incremento superior al 30 por ciento que plantean a nivel nacional tiene sustento en los aumentos que marcan las góndolas de los supermercados.

 

"Mejores condiciones"

 

  Consultada si confía en que se alcanzarán los 1.400 pesos de piso salarial, insiste que "hay mejores condiciones para que esta cifra se concrete". Pone como ejemplo la ley de financiamiento educativo que obliga a la Nación a asistir a las provincias con dificultades para afrontar los salarios docentes.

  También recuerda que el marco de paritarias nacionales compromete a todos los ministros del país a cumplir con el aumento que se alcance para los maestros. Señala además que para muchas provincias, el desafío pasa por superar las distorsiones salariales que provocan los pagos en negro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario