Bicentenario

La Universidad argentina atrae cada vez a más estudiantes extranjeros

La llegada de estudiantes extranjeros al país es un fenómeno que no para de crecer. Del año pasado a hoy se duplicó el número de jóvenes que vienen a cursar una carrera o realizar un intercambio académico. Según cifras del Ministerio de Educación, casi 24 mil alumnos foráneos se encuentran en la Argentina.

Sábado 15 de Diciembre de 2007

La llegada de estudiantes extranjeros al país es un fenómeno que no para de crecer. Del año pasado a hoy se duplicó el número de jóvenes que vienen a cursar una carrera o realizar un intercambio académico. Según cifras del Ministerio de Educación, casi 24 mil alumnos foráneos se encuentran en la Argentina. De todos modos, el gobierno cree que para 2.012 habrá unos 90 mil, tal como registra Australia, donde cada año llega un aluvión de asiáticos para aprender inglés. Un estudio del portal Universia analiza este fenómeno de la educación superior.

La idea de los funcionarios es posicionar al país como un destino ideal para la enseñanza del español. El objetivo tiene sus bases: la Argentina se promociona fuerte en sus embajadas y ferias educativas internacionales, y se vende su alta calidad universitaria, un tipo de cambio favorable y decenas de atractivos turísticos y culturales que la convierten en un imán para los jóvenes en viaje de estudio. Para la Unesco, unos 3 millones se mueven en el mundo con este plan.

La Argentina se ubica en el cuarto lugar dentro del continente americano con más estudiantes extranjeros, sólo superada por Estados Unidos, Canadá y Uruguay. Sin embargo, la tasa local del 1 % del total de universitarios aún está lejos de la que tiene Inglaterra, donde casi el 14 % de sus jóvenes provienen de otros países.

Según Pablo Bohoslavsky, director ejecutivo del Programa de Promoción de la Universidad Argentina, “sería óptimo que 1 de cada 10 estudiantes sean internacionales”. El funcionario, que hace apenas un año comenzó a apuntalar este fenómeno, lanzó un sitio web especial y varias convocatorias de redes de promoción, que le sirvieron a las universidades para mejorar sus ofertas de estudios para extranjeros. 

Buenos Aires, predominante

Tal como muestra un sondeo realizado por el Ministerio de Educación Nacional este año, a la hora de elegir dónde estudiar 6 de cada 10 foráneos optan por universidades ubicadas en el área metropolitana de Buenos Aires, un dato clave para analizar las preferencias que despierta en ellos esta gran urbe.

Las universidades privadas han sido las más beneficiadas por este fenómeno, dado que llevan la delantera en las preferencias de los alumnos internacionales: de los casi 15 mil estudiantes que hoy están en la capital del país más de la mitad eligió a estas instituciones, donde la tasa de alumnos extranjeros duplica a las de universidades de gestión pública, ubicándose en el 2 %.

Por otro lado, del total de extranjeros casi el 70 % viene al país para seguir una carrera de grado o pregrado. El resto se reparte entre posgrados y programas de capacitación especialmente diseñados por las universidades de acuerdo con los intereses que captan de los estudiantes. Sin embargo, el ministerio no contabilizó a los que ingresan para aprender el idioma en otras instituciones no universitarias.

Costos y estadía

Poner un pie en la Argentina para iniciar una experiencia universitaria tiene su costo. Se calcula que un extranjero puede llegar a gastar entre 1.500 y 2.100 pesos mensuales (es decir entre 500 y 700 dólares). Graciela Giraudo, coordinadora del Area de Intercambio Académico de la Universidad Católica de Córdoba (UCC), lo desglosa así: “Estimamos que un extranjero gasta en promedio alrededor de 500 pesos por mes en aranceles universitarios, 800 en alojamiento, 500 en comidas y 300 en libros, transporte y salidas”. En Estados Unidos, un semestre en una universidad puede llegar a costar 25 mil dólares.

En este sentido, la mayoría de las universidades consultadas coinciden que al principio suelen elegir casas de familia y luego comparten el alquiler temporario de un departamento entre un grupo de pares. “Es increíble ver cómo se integran con las familias argentinas que los alojan; hasta toman mate y adoptan el modo de vida de ellos. Es fantástico que pase esto, porque es un curso de tolerancia y comprensión para nosotros mismos, que no nos caracterizamos mucho por esto”, aseguró a Universia Marta Pini, directora de Cooperación Internacional de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref), donde estudian 73 alumnos del exterior.

El crecimiento en el número de extranjeros que llegan al país es un denominador común para todas las universidades. Mirta Barreiro, a cargo de la Dirección de Cooperación e Intercambio de la Universidad del Salvador (Usal) indicó que en esa institución la cifra trepó un 77 % de 2004 a 2005. “Nuestra expectativa de crecimiento es que sea paulatino, en términos del 15 % anual”, expresó ante una consulta de este medio. En la Usal estudian hoy 700 alumnos foráneos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario