Bicentenario

Eligen llevar el nombre de un maestro víctima de la dictadura

Es la Eempa Nº 1.325 de Cabín 9 (Pérez) que ahora se denomina “Raúl Héctor García”, el joven que fundó una escuela para alfabetizar a los pobres. Hoy se cumplen 36 años de su asesinato.

Sábado 15 de Diciembre de 2012

Desde ayer, la escuela de Cabín 9 que recibe a más de 200 jóvenes y adultos que quieren terminar su secundario se llama “Raúl Héctor García”. Es en homenaje al maestro de vocación del barrio asesinado en la última dictadura militar, que además es el fundador de la primaria donde tiene sede esta  institución. Al nombre que hoy lleva la Eempa Nº 1.325 lo votaran alumnos y profesores.

En 1969, Raúl Héctor García se instaló en el barrio Terraplén de Pérez “para estar cerca de la gente”. De inmediato conformó un grupo de amigos que se volcó a trabajar también en Cabín 9. En uno y otro barrio se dedicaron a cumplir una función claramente social: desde tareas de salud, cubrir las necesidades  alimentarias y recreativas, pero sobre todo para alfabetizar a los niños y adultos de la zona. Los hermanos Juan Carlos y Miguel Angel Gauseño, que acompañaban a García en este desafío, levantaron una casilla cerca de las vías. Esa fue la primera aula donde Héctor García se volcó a alfabetizar. “Todos los que pasaban con el tren obrero podían ver la bandera argentina flamear sobre la casilla”, se cuenta en la fundamentación del pedido de imposición de nombre al Ministerio de Educación.

La escuela. Pero la meta final era tener una escuela primaria en Cabín 9. Vecinos y un grupo de jóvenes, entre ellos Raúl, que ya se identificaban como “Aquellos amigos del alma” trabajaron para que en 1975 se abrieran las puertas de esta escuela, que en ese inicio contó con tres aulas. Por su trabajo comprometido y condición de luchador, Raúl García y sus compañeros de militancia fueron perseguidos, torturados, asesinados y desaparecidos por la dictadura militar. “El maestro”, como lo conocían en el barrio a Raúl, fue asesinado en la vía pública (en Almafuerte y Avenida Alberdi) hace exactamente 36 años: el 15 de diciembre de 1976. Sin embargo, lo que el horror no pudo borrar fue el proyecto que ya se había gestado en la comunidad. De hecho hoy la escuela de Cabín 9 es la más grande la provincia, ya que alberga cuatro establecimientos, entre ellos a esta Eempa.

Hasta hace dos años este secudnario para adultos Nº 1.325 era un anexo de otro de Pérez. Cuando se independizó se propuso buscar un nombre y nadie tuvo dudas que el más apropiado era el de “Raúl  Héctor García”, en memoria de la joven víctima de la dictadura que tanto había trabajado por el barrio. “Es muy significativo porque fue quien creó la escuela. Por eso cuando se hizo la propuesta de elección  entre Paulo Freire y su nombre la gran mayoría lo votó a él”, repasa la directora de la Eempa 1325, Silvia Marcela Bernardi, y destaca la figura de compromiso del joven asesinado. Cuatro escuelas dictan clases en el mismo edificio que nació de una historia de lucha y reivindicación de derechos: la primaria 1.209, la secundaria 574, la primaria nocturna 6.574 y la Eempa 1.325.

Historia. Es la directora Bernardi la que aporta datos para poder compartir la historia de este joven. Información que recuperaron a través del barrio, de una investigación realizada por Amsafé Rosario en una edición especial publicada para el 24 de marzo del año pasado, además de otras fuentes que sumaron para reconstruir su vida. Todo eso lo llevaron a la fundamentación presentada ante al Ministerio de Educación de Santa Fe que el 23 de octubre pasado autorizó la imposición de la denominación propuesta.

Evocación. Para solicitar esta aprobación la Eempa escribió entre otras líneas en la fundamentación elevada a las autoridades: “Creemos que un nombre tiene que ver con una marca, con la posibilidad de evocar recuerdos y con ellos asistir a un proyectoque una a la comunidad educativa de manera determinante. Un nombre tiene que ver con un vínculo entre educadores y educandos (...) La escuela debe estar abierta al cambio, pero debe recordar cuáles son sus orígenes.

Desarrollarse y adecuarse a las nuevas realidades de los alumnos y de la sociedad pero no perder el rumbo (...) En este ámbito, Raúl Héctor García es un nombre fuerte”. “Su recuerdo es parte de la vida de la institución y de todos los memoriosos. Decir su nombre es valorar la educación para adultos. Su nombre es parte del lugar donde todos los días alumnos, profesores, ex alumnos, directivos nos encontramos para debatir por qué es importante educar, luchar y creer que todo es posible”. Así cierra la Eempa Nº 1.325 el texto que elevaron al Ministerio provincial, solicitando llamarse “Raúl Héctor García”.

El nombre de un maestro

“Raúl Héctor García” así se llama desde ayer la Eempa Nº 1.325 de Cabín 9 (Pérez). El nombre fue asignado en un acto formal realizado anoche en la sede de la escuela de Hudson y Perito Moreno, junto al de colación de grado de los egresados 2012 de este secundario. Raúl García fue quien impulsó la creación de una escuela en el barrio. El joven maestro fue asesinado hace 36 años por la dictadura cívico militar que se instaló en la Argentina en marzo de 1976.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});