..

Baigorria: buscan reducir riesgos de leptospirosis en barrios costeros

El municipio repartió cebos a más de 200 familias y dio recomendaciones a la población. En la zona las principales actividades son la pesca y la cría de animales en granjas.

Martes 03 de Mayo de 2011

Granadero Baigorria.— El gobierno municipal de esta ciudad intensificó las acciones para combatir a los roedores en los barrios costeras con el objetivo de reducir al máximo el riesgo de la propagación de enfermedades como la leptospirosis y el hantavirus.

Tanto en el sur como en el norte de la ciudad existen dos barrios que esencialmente representan a comunidades de pescadores que se encuentran en permanente contacto con el río Paraná.

Se trata de El Remanso Valerio en el sector sur, y El Espinillo en la zona norte, donde la pesca y la cría de animales de granja son las principales actividades en la zona.

En peligro. Si bien se trata de poblaciones en riesgo en cuanto a contraer ciertas enfermedades, sobre todo las que son transmitidas por roedores, y dada por un lado la creciente del Paraná y por otro la aparición casos en la región, algunos fatales es que se intensificaron diferentes acciones para prevenir males mayores.

La idea del municipio es aportar los elementos logísticos e informativos necesarios en la población de estos barrios de manera tal de minimizar las posibilidades de contagios de enfermedades, como la leptospirosis y el hantavirus, que se provocan con la presencia de roedores.

Tareas en los barrios. El primer foco de trabajo fue en el Remanso Valerio y luego las inclemencias del tiempo obligaron a reprogramar para esta semana la concurrencia a El Espinillo.

De esta manera, el equipo de Bromatología, dependiente del Area de Salud municipal, que viene realizando desratizaciones en toda la ciudad a lo largo del año, entregó al Centro de Salud del barrio Remanso Valerio partidas de cebo para eliminar roedores, que se distribuyeron entre más de 200 familias.

Reposición. Se tiene como premisa que sobre cada bolsa que se entrega a las familias, se lleve adelante un registro con nombre del destinatario, para calcular después la reposición del mismo raticida.

Precisamente, el Centro de Salud, es el órgano encargado de recibir los medicamentos para iniciar lo que se denomina “profilaxis” para la leptospirosis, para los casos en que aparezcan síntomas compatibles con esa enfermedad.

Por otra parte se solicitó la colaboración de los vecinos con el objetivo de que esta campaña de prevención tenga éxito y se le reclamó que eviten arrojar basura a la calle de manera desordenada y así evitar focos que atraigan a los roedores.

Animales de granja. Además se les pidió que mantenga limpio el entorno de los animales de granja como gallinas, patos, gansos, cerdos o caballos que resultan muy comunes en la zona. En el lugar suele haber restos de cereales y comidas que sirven para alimentos de estos y por todo ello se hace vital contar con la colaboración de los vecinos.

Con respecto a la utilización del veneno distribuido se trata de un raticida de acción lenta, que actúa entre cuatro y cinco días después de que el roedor lo consume: “La idea es que continuamente estemos trabajando en la costa para ser precisos a la hora de reponer el cebo”, explicaron desde Bromatología.

Por su parte uno de los integrantes del equipo manifestó: “La gente debe poner una medida de cebo que cubra una tapita de gaseosa, en varios lugares de la casa, y en cuatro días reponerlo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario