..

Asaltaron una joyería en Casilda y maniataron a los dueños

Tres delincuentes entraron armados y con sus rostros cubiertos, y los propietarios la pasaron mal. Se llevaron alhajas y dinero.

Domingo 27 de Marzo de 2016

Un robo con características violentas se produjo ayer en un comercio de Casilda ubicado en Casado al 2500. El hecho ocurrió poco después de las 9 cuando tres hombres armados y con sus rostros descubiertos ingresaron a Joyería Cantarini y tras maniatar con alambre y amordazar a los propietarios sustrajeron relojes, cadenas de oro y otros elementos de valor, además de 1.500 pesos, con los que huyeron en un vehículo color negro, según indicaron fuentes cercanas a la investigación.

   Para perpetrar el atraco los delincuentes habrían realizado un trabajo de inteligencia previo y antes de escapar hasta se llevaron, a fin de no ser identificados, el equipo que graba las imágenes detectados por la cámara de seguridad del local. Al parecer uno de los ladrones había estado días atrás en la joyería averiguando sobre algunos objetos y ayer volvió en compañía de sus cómplices para apropiárselos junto a otros costosos productos aunque se desconoce la suma económica que representa lo robado.
  
Botón de pánico. Si bien no surgieron mayores detalles del suceso se supo que cuando los maleantes entraron a la joyería sólo se encontraba uno de los dueños hasta que luego llegó su madre, a la que la también redujeron para tener el control de la situación y cometer el asalto.

   Tras la traumática experiencia, el comerciante se las ingenió en medio de la desesperación para activar el botón antipánico que llevaba consigo y que facilitó el pedido de ayuda para que la policía acudiera al lugar. “Lo importante es que no le pasó nada grave, pese a que los ladrones se llevaron el esfuerzo de toda una vida”, dijo resignado a La Capital un familiar directo y socio de las victimas mientras conversaba con los vecinos que se acercaron para solidarizarse.

   “Se llevaron objetos de valor e incluso trabajos encargados por clientes”, indicó para luego auto convencerse de que “habrá que empezar de nuevo” tras insistir, pese a lo ocurrido, que sus familiares “están bien gracias a Dios”.

   Según su testimonio la peor parte se la llevó su hermano, al que los delincuentes golpearon en la cabeza cuando se encontraba en el piso aunque milagrosamente no lastimaron al igual que a su mamá que también apenas presentaba algunas marcas en los brazos a causa de las ataduras que sufrieron al ser inmovilizados por los delincuentes.

   El caso está en manos de la fiscal titular del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Marianela Luna, quien dispuso una serie de medidas para intentar esclarecer el hecho aunque aún no surgieron novedades.
  
Preocupante seguidilla. La policía valló el lugar para realizar las pericias de rigor a fin de recabar datos que permitan facilitar la investigación para dar con los delincuentes que cometieron el episodio, que se suma a otros ocurridos recientemente y que preocupan a los casildenses así como a las autoridades locales.

   Si bien esta reconocida joyería fue blanco hace un tiempo de un robo no tuvo tal ribetes violentos como el de ayer además de ser de menor magnitud.

   Si bien las víctimas fueron atacadas por tres delincuentes los investigadores no descantan que haya habido por lo menos uno más esperándolos en el auto con el que se fugaron, y que consideran clave identificar para avanzar en la investigación.

   En tal sentido la Justica ya habría solicitado al municipio el registro de cámaras de seguridad ubicadas en los accesos a la ciudad para hurgar si fue detectado algún vehículo que coincida con las características del que se supone utilizaron los malhechores para fugarse con el botín.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario