..

Arranca una obra vital para la localidad de Casilda en la ruta 33

Se trata del intercambiador con el bulevar Edgard Tomat, que comunica a esa vía de comunicación con la ruta provincial 92.

Miércoles 15 de Abril de 2015

Una obra vial largamente esperada por Casilda y la región se puso en marcha casi al mismo momento de ser anunciada por el intendente Juan Carlos Bacalini en el marco de un acto que encabezó en el Centro Económico local junto al secretario de Transporte de la Nación y precandidato a vicegobernador, Alejandro Ramos, y el postulante a diputado por el mismo sector político, Héctor Cavallero.

Se trata de un ordenador de tránsito en el cruce de la ruta nacional 33 con el bulevar Edgard Tomat que comunica con la provincial 92 y constituye uno de los accesos a la ciudad. Los trabajos, que estarían terminados antes de fin de año, demandarán una inversión de poco más de 11 millones de pesos provenientes del Organismo de Control de Concesiones Viales (Occovi).

El ordenador permitirá disminuir el riesgo que significa hoy tomar por ese sector de acceso a la ciudad donde se registraron varios accidentes. El camino es muy circulado además porque es un enlace de los rutas 92 con la 33, razón por la cual es utilizada frecuentemente por camiones provenientes de la zona y localidades cordobesas que transportan cereales a las terminales portuarias de Rosario.

La obra, que comenzó a gestionarse en octubre de 2013 incluye tareas de semaforización y señalización.

"Esta infraestructura que se enmarca dentro del plan denominado obras de seguridad vial y mejora de la transitabilidad contribuirá a la prevención de accidentes y beneficiará a la producción, puesto que por allí circula mucho transporte de granos que viene de la 92 para tomar por ruta 33 con destino fundamentalmente hacia Rosario", explicó Bacalini.

Y en este marco valoró el apoyo que viene recibiendo del gobierno nacional, y en especial a Ramos, que "se puso al servicio de las necesidades en nuestro territorio santafesino".

Refuerzan controles para evitar accidentes

El creciente flujo de transporte de cargas por la cosecha gruesa derivó en la implementación de mayores controles viales en la región para prevenir accidentes, aunque la situación sigue siendo tan compleja como riesgosa. La gran cantidad de camiones que diariamente circula por las rutas de la zona, especialmente el corredor de la 33, es tal que en los tramos urbanos suelen formarse largas colas más aún si los semáforos no están en intermitente.

En ese marco, las administraciones locales apuntan a una mayor presencia en materia de controles para intentar bajar riesgos, además de apelar a la responsabilidad de los conductores para que circulen con precaución. El municipio de Firmat, por ejemplo, realiza tareas preventivas en forma diaria en distintos puntos puntos como el semáforo de Rivadavia y la 33 que permite garantizar la seguridad para los vecinos que necesitan atravesar la ruta.

Además, en la curva de ingreso a la ciudad viniendo desde Rosario, a la altura de calle Mainini, fue afectado un agente de tránsito para obligar a los vehículos a reducir la veloclidad.

En Casilda y en Chabás también se dispusieron operativos en diferentes horarios donde inspectores municipales tienen la difícil función de ordenar el tránsito en el tramo urbano de la colapsada ruta 33.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario