PAISAJISMO

Jardines en espacios mínimos

Por Ing. Agr. Verónica Stangaferro y Lic. María Eugenia Planes (@stangaplanes)

Martes 13 de Abril de 2021

El espacio verde privado es parte de la forma de habitar ideal de nuestra sociedad. El jardín o el amplio balcón esta entre los deseos de la mayoría. La realidad de las ciudades muestra que muy pocos pueden acceder a un espacio para ello. La vida en departamentos, con espacios más o menos generosos, con una cantidad de luz natural limitada y de quienes habitan en casas de lotes pequeños, donde el espacio verde es un lujo, se vio conmovida por el confinamiento.

La añoranza de la vida al aire libre, de la conexión con el retazo de naturaleza que habita en las ciudades hizo que desear algún vínculo con el verde. El extraordinario cambio que representó esta permanencia en casa obligó a que se valorara cada espacio, se observara el recorrido del sol entrando por las ventanas, descubriendo las oportunidades que nos brinda aquello que pasa cuando no estamos.

El tiempo ocioso, la observación y el deseo hicieron que se materializara en aventuras de siembra de aromáticas, de cultivo de hortalizas y del redescubrimiento de la jardinería a toda escala. Ventanas asoleadas con macetitas, jardincitos con lechugas y balcones exuberantes.

También se valoró el conocimiento, se multiplicó la difusión y los científicos, botánicos y conocedores se convirtieron en “influencers”, se puso en marcha el intercambio de semillas, de gajitos y todo el mundo entiende la importancia de compostar, aunque el espacio y cierta aprensión (infundada, si se siguen los procedimientos correctos) no se los permita.

Como la realidad no sigue las reglas de las publicidades de plantas impolutas, de jardines frondosos y de balcones con plantas exóticas también creció cierta desazón cuando no todo salía tan bien. Para ello siempre es bueno recordar que para obtener vegetales saludables deben considerarse parte de un sistema del que forman parte el suelo, el aire, el sol y el agua. Cada uno de ellos debe ser análogo al de su lugar de procedencia, así una planta tropical de hojas anchas funcionará mejor sin sol directo y con determinado suelo, un cactus se desarrollará de manera óptima a pleno sol y no le afectará el viento.

Todo esto implica un conocimiento cada vez mayor: la semilla, la germinación, el cuidado, el ambiente, el desarrollo, el disfrute.

descarga (4).jpg

Es decir, cada espacio es único en sus condiciones para las plantas, el gusto por la huerta y la jardinería creció enormemente. Conocer esas condiciones, y entender los límites que impone el ambiente debe ser parte del conocimiento para no fracasar en el intento.

Todas las formas físicas del jardín plantado representan un desafío a la naturaleza, introducir suelo, macetas, fertilizantes y plantas en cualquier espacio es artificial y requiere de un tiempo para que evolucione al punto deseado. El jardín de todo tamaño es una forma de traer elementos naturales al entorno, pero no es la naturaleza. Es lo que podemos tener y se disfruta el contacto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?