..

Aplicarán una sobretasa del 200 por ciento a las casas desocupadas de Cañada de Gómez

El Concejo Municipal de la ciudad lo aprobó en fallo dividido por cuatro votos sobre tres.  El inédito proyecto fue impulsado por el municipio y busca disminuir las viviendas sin habitar.

Martes 28 de Agosto de 2012

Cañada de Gómez.— Los cañadenses que tengan viviendas deshabitadas de esta ciudad pagarán un 200 por ciento más de tasa general de inmuebles urbanos (TGIU). Si bien la votación en el Concejo Municipal fue dividida, por 4 votos contra 3, al oficialismo local le alcanzó para avalar este inédito proyecto que busca aumentar las casas en alquiler para incrementar la oferta y, por ende, aliviar el costo de los inquilinos.

El proyecto fue impulsado por la actual administración municipal y avalado por los ediles del oficialismo, Guillermo Virgilli, Juan Carlos Tocalli y Casalegno, a quienes se sumó la votación del concejal de Unión Pro Federal, Martín Maccari "por considerarla una posibilidad concreta de fomento para los alquileres".

Las autoridades del departamento Ejecutivo creen que la medida surtirá un efecto concreto en pos de disminuir la desertización de puntos clave de la ciudad, además de mantener la limpieza, el orden y la estética edilicia de la ciudad, evitar el estado ocioso de la propiedad y disminuir los costos de los alquileres inmobiliarios.

Argumentaron además que la aplicación de la medida encuentra su fundamento en la necesidad de que la contraprestación por los servicios de mantenimiento, limpieza, tareas de protección por peligros en la vía pública o tras tareas que debe efectuar la Municipalidad de Cañada de Gómez.

La ordenanza aprobada también fijó los casos en que la misma no será aplicada como por ejemplo las viviendas que estén contenidas en casos judiciales, cuando se encuentren en trámite de venta y no pasen los seis meses y cuando estén disponibles para su locación, cuestión que deberá ser acreditada con el respectivo acuerdo de compraventa.

"Apoyamos porque la gente desocupa la casa y a veces se desentiende de la limpieza y el cuidado del inmueble, por lo que hay más trabajo para el empleado municipal a la hora de limpiar, y suponemos que también ayuda a fomentar el alquiler", dijo el presidente del Concejo Municipal, Guillermo Virgilli.

Alto costo. Las casas y departamentos que se ofrecen en alquile en esta ciudad oscilan entre los 1.500 y 2.000 pesos, un monto que emula al de Rosario, pero con salarios más bajos que los de esa ciudad, al menos para quienes lo hacen en regla.

La cifra reproduce el alto costo de las propiedades, esto es por el flujo cada vez más fuerte hacia el sector inmobiliario. La idea del municipio es que con esta medida "se aumente el número de casas en alquiler", aunque no todos coinciden con esta versión. Para los ediles del Frente Progresista, Cívico y Social, la iniciativa "no fomentará esa creencia a la que denominaron falso progresismo", dijeron.

Recaudatorio. El concejal Matías Chale, del Frente Progresista, opinó que se trata de un proyecto meramente recaudatorio, debido a que no hay una relación directa entre el aumento de la tasa y una mayor cantidad de casas en alquiler.

"Se tendrán que haber buscado otras alternativas para incentivar el alquiler", remarcó el concejal.

Por su parte, el edil radical Fernando Mauroni dijo que la idea de la intendenta Stella Clérici refleja "un falso progresismo", y que en vez de aumentar la tasa deberían haber pedido al gobierno de Santa Fe que aumenten el impuesto inmobiliario. "Se justificaría mucho más si hubiesen realizado esa acción", acotó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario