..

"Al policía no se le escapó el tiro, estaba tirando", aseguró el suegro de Roberto Arrieta

Lo señaló Mario González, suegro de Roberto Arrieta, el chico muerto ayer en Puerto General San Martín por el disparo de un policía  a corta distancia y con un arma antidisturbio 

Lunes 07 de Septiembre de 2015

"Al policía no se le escapó el tiro, estaba tirando", aseguró hoy Mario González, el suegro de Roberto Arrieta, el chico de 22 años, que murió ayer en una comisaría de Puerto San Martín, tras recibir un disparo de un efectivo policial a "corta distancia con un arma antidisturbio", según relató la fiscal Karina Bartocci. 
 
Como consecuencia de esto, mañana a las 10 se llevará a cabo una concentración frente a los Tribunales de San Lorenzo pidiendo por el esclarecimiento de la muerte de Roberto Arrieta, quién falleció en este confuso episodio sucedido ayer frente a la comisaría 5° de Puerto San Martín.
 
Todo comienza, según las informaciones, aunque hay algunas versiones encontradas, con el festejo de cumpleaños del joven (número 22) en Camilo Aldao, junto a sus familiares y amigos. Hasta que en un momento dado se fue en moto con su novia a San Lorenzo. 
 
Al intentar escapar de un control de tránsito, la moto en la que iba el chico se perseguido por un móvil policial, que tras alcanzarlo, la choca y los hace caer del vehículo. Y es trasladado hasta una comisaría de Puerto San Martín, a donde unos minutos después llegan su hermano y otros familiares y se produce el entredicho con los policías y posterior muerte del muchacho.  
 
El hecho terminó con el joven muerto con un disparo en el pecho, realizado a "corta distancia" y con un "arma antidisturbio", según la fiscalía. Y con el argumento de la policía de que se le disaró el tiro al oficial. 
 
Sin embargo, el suegro del joven fallecido, Mario González, su suegro, aseguró que al policía no se le eascapó el tiro. 
 
"No traten de que esto lo tape la policía, que dicen que se le escapó el tiro. No se le escapó el tiro, el policía estaba tirando. Y los chicos lo único que habían hecho era evadir un control de inspectores de tránsito", sentenció González.  
 
Y a continuación, recalcó que "a los chicos los corren, los chocan, los hacen caer de la moto, se golpean. Pero hasta ahí era un corte, un golpe, un traumatismo". 
 
"El tema es que cuando Roberto se dirige a la comisaría de Puerto San Martín -prosiguió su suegro con el relato-, empieza a haber discusiones y algunos golpes y en un determiado momento un policía empieza a hacer disparos. Me apunta a mí, que soy el único que estoy cerca de él, a no más de un metro y medio con mi nena de diez años. Alcanzo a abrazarla, me corro para un costado, el tiro pasa de largo y le pega a Roberto que estaba a cinco o seis metros del policía". 
 
Y como para que no queden dudas, en contacto con LT 3, sentenció: "Están aludiendo que al policía se le dispara el tiro, y en ningún momento es así, él carga y vuelve a disparar. Nada se interpone entre él y yo". 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS