..

Al menos 1.300 personas seguían evacuadas en territorio santafesino

En la zona de la capital provincial, 392 vecinos permanecían fuera de sus hogares. Concordia registró una leva baja del río Uruguay aunque 10 mil personas permanecían evacuadas.

Lunes 04 de Enero de 2016

Al menos 1.300 personas permanecían evacuadas ayer en la provincia de Santa Fe a causa de la crecida del río Paraná, de las cuales la mayoría pertenece a la ciudad capital. Así lo hizo saber el secretario de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo. En tanto, en Concordia, Entre Ríos, se registró una leve baja en el río Uruguay, aunque unas 10 mil personas aún permanecían evacuadas.

En el puerto de Santa Fe, el nivel del río continuó en ascenso, y ayer alcanzó los 6,51 metros, unos siete centímetros más que en la medición del sábado, y ampliamente superior al nivel técnico de evacuación, establecido en 5,70.

La población más afectada es la del paraje Vuelta del Paraguayo, donde hay 129 personas en los refugios, de los cuales 90 son mayores y 39 son menores.

En módulos instalados frente al Riacho Santa Fe hay alojadas 99 personas (36 menores), en Colastiné Sur abandonaron sus casas 123 personas (46 menores), en tanto hay 29 personas alojadas en un refugio de barrio El Pozo, 5 en el Solar de Varadero Sarsotti y 7 en Club El Pacú de La Boca.

Además, el número de evacuados en refugios municipales en el Gran Santa Fe llegó a 392, pertenecientes a 115 familias, mientras que en Reconquista permanecían 160 evacuados del barrio del puerto y de la Cortada. Allí, el río volvió a bajar en la última jornada, en este caso 3 centímetros, lo que situó las aguas en 6,10 metros en el puerto local, es decir 17 centímetros menos que en el pico de inicios de la semana pasada.

Colastiné Sur. Mientras tanto, y tal como lo publicó La Capital en su edición de ayer, el barrio Colastiné Sur de la capital provincial se puso de pie para hacer frente a las amenazas del Paraná Protección.

En ese lugar, los vecinos continuaron el llenado de bolsas con arena para tapar las filtraciones en la defensa. Diferentes agrupaciones e instituciones colaboraron para evitar que el río avanzara sobre el barrio.

Ocurre que el viernes se comenzaron a observar algunas filtraciones, lo que motivó a que todos se focalizaran en frenarlas. Los vecinos se reunieron en el sector más complicado del barrio. La organización y las directivas partieron desde la sede de la vecinal donde se reunieron Defensa Civil, Bomberos, el Ejército, la Policía, distintas organizaciones sociales y los propios vecinos. Comenzó a llegar el material y una vez distribuido en sectores, cada uno cumplió su tarea.

En ese barrio se realizó una evacuación preventiva con un operativo especial para asistir en el traslado de muebles y personas a un lugar seguro.

En paralelo, se continuó con el monitoreo diario del estado de los terraplenes de defensa en los distintos sectores de Santa Fe, mientras que los equipos municipales y de Defensa Civil prosiguen con los trabajos de bolseo y refuerzo de las defensas en la zona costera, donde se encuentran los puntos de bombeo.

Por otra parte, existe una gran preocupación por el desborde del Paraná cuyas aguas ingresan a los arroyos e inundan los campos aledaños.

Concordia. En tanto, en Concordia, la ciudad más afectada por la crecida, se registró una baja de 14 centímetros en el nivel del río Uruguay, por lo que las autoridades aguardaban que se registre una disminución de las aguas para poder iniciar el operativo retorno. En esa ciudad del litoral argentino permanecían unas 10.000 personas evacuadas de las casi 30 mil que en su momento debieron dejar sus hogares por la crecida de los ríos.

Corrientes. En cuanto a la provincia de Corrientes, 12 localidades permanecían en alerta por las crecidas de los ríos Paraná y Uruguay.

La mayoría de los puertos de Corrientes registraban ayer un ritmo estacionario del Paraná, pero seis localidades superaban el punto de alerta por la crecida del caudal y otras seis se encuentran en las mismas condiciones sobre la costa del Uruguay.

En Itatí, en la cuenca del Paraná y en etapa de alerta, el río tenía una altura de 6,97 metros y ritmo estacionario, con una veintena de familias evacuadas y autoevacuadas. También Paso de la Patria seguía en alerta con 7,17 metros, sobre los 7 de la marca de referencia, aunque el río no mostró variantes en las últimas horas.

La capital correntina, donde 65 familias permanecen evacuadas, pasó a la instancia de alerta gracias al retroceso experimentado por el caudal en las últimas horas, pese a que hoy se detuvo la bajante en 6,96 metros.

Estimaciones de Yacyretá. La Entidad Binacional Yacyretá (EBY) difundió estimaciones que señalan la continuidad de "la tendencia creciente en los caudales del río Paraná para los próximos días. Los embalses de la porción inferior de la cuenca de aporte a Yacyretá continúan prácticamente llenos, producto del contexto climático", indicó la EBY en un comunicado.

La entidad estimó que "las posibilidades de amortiguamiento de caudales" en esos puntos "son prácticamente inexistentes".

Además pronosticaron un nuevo pulso creciente en los puertos del norte de la provincia, como Ituzaingó e Itá Ibaté, los que hoy iniciaron un repunte que todavía no los acerca al umbral de alerta, pues midieron 3,40 y 5,16 metros respectivamente y tienen etapas de alerta en 3,50 y 7 metros, respectivamente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario