Agroclave

Usda y las retenciones marcaron el compás al precio de la soja

La auspiciosa proyección de rindes en EEUU y las recientes medidas del gobierno para el agro marcaron la tendencia a la baja

Sábado 18 de Agosto de 2018

El Usda dio un duro golpe al mercado de soja, cuyo precio sufrió una baja muy importante a partir de la proyección de un fuerte incremento de rindes y producción en EEUU. La fuerte caída de los precios en el mercado de referencia a fin de la semana pasada tuvo una menor magnitud en los mercados locales. Los precios disponibles bajaron en dólares, menos que en Chicago, pero subieron en pesos por una nueva caída de la moneda local frente al dólar en los últimos días de la semana pasada. Sin embargo, a mediados de esta semana el poroto cerraba en baja debido a la suspensión de las rebajas de retenciones de subproductos de soja, con el fin de reducir el déficit fiscal acordado con el FMI.

El Usda proyecta una cosecha 18/19 que no encuentra una demanda consecuente e impacta a la baja de los precios que se suma a la caída por la disputa comercial con China. Con los datos conocidos el mercado de Chicago tuvo una importante baja, principalmente liderada por la soja pero acompañada por el resto de los productos que también recibieron datos bajistas para los precios, según la analista de mercados Lorena D'Angelo.

Sin embargo, la fuerte caída de los precios en el mercado de referencia a fin de la semana pasada tuvo una menor magnitud en los mercados locales. Los precios disponibles bajaron en dólares, menos que en Chicago, pero subieron en pesos por una nueva caída de la moneda local frente al dólar en los últimos días de la semana pasada.

Los datos estadounidenses se suman a las expectativas de Sudamérica de una buena cosecha, con Brasil produciendo 120,5 millones de toneladas y Argentina recuperándose con 57 millones para el 2018/19. El aumento de la producción mundial de soja, que pasaría de 336,7 millones de toneladas del ciclo 17/18 a los 367,10 del 18/19 no será compensada por la demanda. Este sólo crecería un 4,7% frente a un 9% de la producción.

Los precios en los mercados de futuros también fueron afectados por la caída externa aunque el mercado local aún en dólares muestra un cierto blindaje a las caídas externas por la menor oferta actual y las perspectivas de demanda futura de China si no se soluciona el conflicto comercial con EEUU, antes del ingreso de la cosecha nueva.

Frente a un contexto de mejores precios ya se tiene respuesta en las intenciones de siembra 18/19. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su primera estimación habla de un aumento del área de siembra de maíz del orden del 6% para alcanzar las 6,8 millones de hectáreas respecto de lo implantado el ciclo pasado con un potencial de producción de 45 a 46 millones de toneladas.

Este incremento proyectado se suma a la cobertura con trigo para el próximo ciclo que aumento respecto del anterior con un augurio de cosecha de 21 millones de toneladas según la institución rosarina. La mayor oferta del cereal hoy está siendo capturada por la demanda internacional, que encuentra menor oferta por problemas productivos en distintos países exportadores que orienta las compras hacia Argentina.

Según estadísticas de la Ocde/FAO en el mercado internacional de trigo, la producción mundial crecería 11% en 10 años pasando de 750 millones de toneladas a 832,6. Esta situación se daría principalmente por un aumento de la productividad unitaria del 9% (de la mano de los avances tecnológicos) y en menor medida del aumento del área (4%). Según la BCR, la Argentina podría ser el país de mayor tasa de crecimiento productivo en trigo en los próximos 10 años, con un aumento del 19%, superando la tasa de crecimiento de otros países productores por excelencia, como los pertenecientes a la Unión Europea (8%), Rusia (14%) y Ucrania (17%).

Zona núcleo. La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa rosarina difundió más buenas noticias para el cereal, con el registro de 1,45 millones de hectáreas sembradas en la región núcleo. "Los precios atractivos y las buenas condiciones climáticas logran que el cultivo alcance el mayor hectareaje de los últimos 16 años", observó el organismo.

"Es un año excelente para el trigo con muchos factores a favor: los precios, la posibilidad de emplear la mejor tecnología disponible y las buenas reservas hídricas con las que empezó el ciclo. Se suman nuevos aportes de agua semana a semana y las marcas térmicas invernales están por debajo de las medias históricas.

En tanto, el maíz temprano se consolida y la soja de primera retrocede. La superficie de siembra de soja va a ser muy importante, por ser la preferida, pero los márgenes de su competidor, el maíz, le están haciendo sombra. Los números son muy buenos para el maíz este año y se desplazarían muchas hectáreas, incluso podrían sumarse algunas más. De todas formas ya se calcula una intención de siembra maicera de 1,17 millones de hectáreas, un 17% más que el año pasado. Empiezan a detectarse algunos problemas con la calidad de semilla de soja este año mientras los productores analizan como queda el negocio de la soja bajo arrendamiento. Teniendo en cuenta que el rinde de indiferencia en soja va desde los 32 a 38 qq/ha, según la tecnología aplicada y los gastos de herbicidas que sean necesarios en cada lote. De esta manera, la soja de primera sufriría una importante baja del orden de las 500 mil hectáreas, señaló GEA.

Los maíces de diciembre están en la cuerda floja en la zona núcleo. Los pronósticos de lluvias para septiembre y las proyecciones de un "Niño" de baja intensidad para los meses de verano favorecen al cereal temprano. Aparte, los cultivos de maíces tardíos y de segunda de la campaña 2017/18 no dieron los resultados esperados. Con un progreso de cosecha sobre el 95% del área, los rindes promedian unos exiguos 60 qq/ha; muy lejos de los 80 quintales de la campaña anterior. A la hora de planificar, son muy pocos los productores que repetirán hacer maíces de diciembre y está en duda las proyecciones de su superficie.

Centro y norte santafesino. De acuerdo al Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, en el centro y norte provincial el maíz finaliza una pobre campaña pero con mucha expectativa por la nueva. A ritmo lento continúa el movimiento de las cosechadoras, que avanzaron sobre los lotes de maíz de segunda, regulados por los porcentajes de humedad ambiente y del grano, que continuó sin disminución a valores óptimos. Lográndose un grado de avance al 14 de agosto del orden del 90 %.

En tanto, un 90 % de lo implantado de trigo presentó estado bueno a muy bueno con muchos lotes en estado excelente, un 7 % en estado bueno a regular y un 3 % en estado regular, debido a la frecuencia de heladas, particularmente en los lotes con cultivos de ciclo intermedio y cortos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario