Agroclave

Un fin de año con mejores rindes en trigo y aumento de retenciones

• Pese a la falta de lluvias, el cereal logró una producción récord. El maíz, a la espera de humedad. Reclamo de las entidades,

Sábado 21 de Diciembre de 2019

La campaña triguera 2019/20 dio una gran sorpresa. Pese a las restricciones climáticas, la apuesta tecnológica permitirá llegar a una producción de 19,5 millones de toneladas, un millón más de lo previsto y con niveles récord, según las nuevas estimaciones que realizó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Los resultados de esta mejora en los niveles de producción se conocieron durante una semana en la cual el sector entró en un estado de tensión con el flamante gobierno de Alberto Fernández, luego de que el mandatario a través de un decreto eliminó el tope de 4 pesos por dólar que pagaban por derechos de exportación cereales y oleaginosas, y además a través del proyecto de ley de solidaridad social y reactivación productiva, pide elevar las alícuotas 3 puntos más.

Si bien desde la administración nacional señalaron que convocarán al diálogo a las entidades y además someterán vía ley cualquier modificación tributaria, las entidades salieron a marcar la cancha en distintos tonos y no en forma unívoca. Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se declararon en “estado de alerta y movilización”, mientras que la Federación Agraria (FAA) pidió la instrumentación de “políticas diferenciadas” para pequeños y medianos productores.

En la semana hubo distintas asambleas. La conducción federada encabezó una en Alcorta. La de Carsfe, otra en San Justo.

Si el gobierno logra aprobar la

ley, tendrá facultades para subir las retenciones hasta fines de 2021 a un 33% para la soja sin procesar, 15% para el resto de los cereales y oleaginosas y un 9% para carnes, arroz, maní y maíz pisingallo, entre otros productos. Mientras que las principales economías regionales mantendrán el actual 5%. El proyecto también estipula que el destino de eso fondos irá a la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés) en sintonía con los planteos de Fernández, que desde el inicio de su gestión señaló que se priorizará atender la situación de los más vulnerables.

La situación trastocó la operatoria en el mercado disponible de granos). De hecho, no hubo cotizaciones en los primeros días de la semana.

Lorena D’Angelo, analista de mercados y asesora comercial, estimó el impacto en los precios de la actualización de retenciones a los niveles del sábado 14 de diciembre pasado. Señaló que en el caso del trigo, podría esperarse una baja de u$s 11; en maíz de u$s 8; en soja, de u$s 10. “En la mayoría de los casos, el mercado estaba descontando un aumento en los derechos de exportación, sin embargo es esperable que los precios muestren mayores bajas al concretarse la expectativa”, dijo.

Los menores precios que recibe el productor sólo podrán ser compensados por una suba en los mercados externos que alcancen a los precios FOB de los granos. En el mercado mundial, los precios futuros mostraron recientemente subas por la proximidad a un acuerdo comercial entre EEUU. y China. La mejora también alcanza al maíz con aumento de demanda del cereal estadounidense por una menor oferta sudamericana.

D´Angelo recordó que aquellos que vendieron anticipadamente la cosecha 2019/20 “escapan a los precios más bajos”. Los negocios con soja acumulan 10,67 millones de toneladas, de las cuales 3,4 millones no tienen precio, los de maíz alcanzan 16,6 millones de toneladas (5 millones sin precio) y el trigo que se está cosechando totaliza las 12,4 millones de toneladas (2,4 millones sin precios).

MAS TECNOLOGÍA. Los números que aportó GEA muestran que la producción de trigo será mejor a la prevista. Un paquete tecnológico a full y casi 100 mil hectáreas más implantadas de trigo, permitieron dar este salto. “Si las lluvias hubiesen acompañado estaríamos ante 23 millones de toneladas”, indicó.

GEA planteó que “la calidad de la semilla, un crecimiento interanual de fertilización de un 10 a 15%, controles de enfermedades, un manejo del cultivo que se volvió de precisión y una siembra que superó a la anterior en casi 350 mil hectáreas”, fueron los factores que lograron llegar a estos niveles de producción.

“Todo estaba alineado para una súper campaña de trigo, pero la sequía se ensañó con el cultivo. Sin embargo, esos factores sostienen un piso de producción y Argentina, a pesar de todo, logrará un nuevo volumen récord triguero con 19,5 millones de toneladas”, apuntó.

A medida que avanza de buena forma la cosecha de trigo en el país, el ingreso del grano a las terminales del Gran Rosario continúa marcando récords históricos y se cierra el balance de la campaña comercial 2018/19 en el país.

Según un informe de la BCR elaborado por Bruno Ferrari, Desiré Sigaudo y Javier Treboux muestra que al 13 de diciembre la cosecha triguera a nivel nacional avanzaba a buen ritmo, abarcando el 59% de las 6,6 millones de hectáreas que se sembraron, según datos del Ministerio de Agricultura. Aun así, la provincia de Buenos Aires, donde se concentra prácticamente el 40% del total sembrado a nivel nacional, lleva apenas un 18% cosechado.

“Los mejores rindes a lo esperado llevaron la GEA a incrementar sus estimaciones productivas para la campaña 2019/20 en 500 mil toneladas. Los sorprendentes rendimientos que se están materializando en la provincia de Santa Fe, donde restaría poco por finalizar la cosecha, explican fundamentalmente la suba en el volumen estimado ya que la provincia estaría consolidando la segunda mejor campaña de los últimos 10 años en rendimiento del cultivo”, detallaron los especialistas en el informe.

Noviembre resultó récord en ingresos de camiones con trigo a puertos, con un estimado de 58.600 unidades ingresando al área (lo que totalizaría unas 1,64 millones de toneladas), un 45% por encima del año pasado.

Las altas temperaturas empezaron a traer dudas respecto del maíz. Según explicó GEA, “con el período crítico a la vuelta de la esquina, el maíz temprano se estremece con temperaturas mayores a 40º C y agua insuficiente en el perfil y las proyecciones de los modelos no dejan demasiado margen para el optimismo”.

Tras temperaturas máximas que han superado los 40º C esta semana, si no llegan lluvias contundentes en el corto plazo, la campaña recortará rendimientos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario